El campo local no teme perder el apoyo de la ciudadanía y armará la protesta en asamblea

El campo tandilense no teme perder el apoyo de la ciudadanía en este segundo embate que se iniciará mañana y perdurará hasta el próximo miércoles, como consecuencia de la falta de iniciativas del Gobierno nacional hacia el sector. 
La extensión de la puja entre los ruralistas y el oficialismo presume un desgaste en la sociedad que iría en detrimento de la lucha agropecuaria.
Sin embargo, los productores tandilenses creen que no se quedarán sin la anuencia de la población, aunque son conscientes de las derivaciones que podría acarrear esta nueva medida de fuerza.
José Gorostiaga, integrante de la Mesa de Enlace local que se reunió ayer, señaló que los chacareros tandilenses tienen ?muy claro? este aspecto, porque entienden que ?a la sociedad le pasan cosas similares, como es el caso de los jubilados y la nueva Ley de Movilidad Provisional, o los docentes?.
?Esperamos la comprensión, porque hay muchos sectores que están siendo perjudicados por estas políticas, no es sólo el campo. El tema es que los productores están recibiendo la venganza del conflicto anterior, porque los Kirchner tienen una mentalidad militar, de ir a todo o nada, a vida o muerte?, manifestó.
Para Gorostiaga, ?es lamentable que tenga que llevarse a cabo una nueva medida de fuerza?, por lo que el campo ?tratará de no perjudicar a la población?.
?No nos queda otra, esa es nuestra lectura. Y frente a la crisis que hay en el mundo, uno de los principales afectados serán los productores de commodities, llámese carne, leche o cereales?, afirmó, y advirtió que ?este no es un tema de quien está tranqueras adentro. Estamos haciendo estudios que muestran que cada una de las cadenas productivas es parte muy importante de lo que se hace en la ciudad. La economía de Tandil se verá afectada?.
Además, insistió en que ?hay que conversar con la sociedad y plantearle este problema, mostrarle que el reclamo no es sólo de los ruralistas, que no es mezquino y que tiene que ver con la supervivencia de trabajo de muchas personas ajenas al campo.
La población no tiene que verse afectada en lo más mínimo. No debería moverse ningún precio, porque hay stocks de todos los productos, y tampoco habrá problemas en las rutas?.

El regreso a El Paraíso y
la temperatura nacional

La Mesa de Enlace local llamó a una asamblea a realizarse hoy a las 19 en El Paraíso, bastión que los productores eligieron durante los cuatro meses del conflicto anterior para levantar su protesta.
En tanto, por la mañana, un grupo de ruralistas viajará a Benito Juárez para coordinar una propuesta de carácter regional, tal fue el mandato de las cuatro entidades.
Al ser consultado, Gorostiaga también se refirió al clima en las esferas nacionales, en donde se destacaron las declaraciones del diputado Carlos Kunkel, que instó a los productores a pedirle a Bergoglio que rece para que llueva, porque ?el Gobierno no puede mover las nubes y no es el responsable de la sequía?.
?Ojalá que Kunkel siga haciendo declaraciones, tan irresponsables y tontas como esas. Un diputado y referente del oficialismo no puede expresarse de esa manera. Nadie reclama que el Gobierno se haga cargo de la sequía?, aseveró el productor tandilense.
?En todo el mundo, los agricultores están viviendo una campaña muy difícil para el año que viene. Para nosotros, que tenemos al Gobierno jugando en contra, será el triple de dificultosa ?continuó?. Este reclamo ahora tiene un contexto internacional mucho más difícil para los que producen los commodities que exportamos y generan divisas, porque se han caído casi un 30 por ciento desde el conflicto?.
El ruralista consideró que ?habrá que discutir la subsistencia de las economías regionales del interior, porque esta crisis va a repercutir directamente en la economía de nuestra ciudad? y acotó que ?la apertura de exportaciones se tendrá que hacer, porque si no el sector primario se va a fundir, va a quebrar, y así todos, por la rotura de la cadena productiva?.
Sobre el silencio de la primera línea del Ejecutivo nacional (ver página 12), Gorostiaga analizó que ?eso es parte de una nueva táctica, aprendida durante el conflicto, porque cada vez que la Presidenta abre la boca favorece al campo, por su intemperancia y condena permanente del contrincante. Aprendieron que sólo debe esbozar una sonrisa, la están cuidando mediáticamente. Cada discurso de ella, llevaba miles para el lado del campo?. 
Sin embargo y a pesar del silencio, finalizó que ?esto no significa una iniciativa al diálogo, porque en el off the record los funcionarios, como es el caso del secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, tienen las instrucciones de no conceder nada y ningunear al campo?. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario