El caos vehicular en horas pico no encuentra solución

En total,  se labraron 2.269 infracciones y secuestraron 122 vehículos por diversas faltas a las reglamentaciones vigentes, entre el 9 de junio y el 2 de julio pasado, en el marco de los procedimientos permanentes de control desarrollados en diversos puntos de la ciudad.
Las multas labradas por transgresiones a las leyes de tránsito fueron 1.114, mientras que otras 1.155 correspondieron a actas por incumplimiento de la ordenanza de estacionamiento medido. Otras 58 sanciones fueron aplicadas a conductores que no llevaban colocado el cinturón de seguridad, de uso obligatorio para circular.
Del total de vehículos incautados, 72 fueron automóviles, 46 motos, 3 camionetas y 1 camión. También, se retuvieron 6 licencias de conducir.
Las infracciones más comunes que determinaron el secuestro de las unidades fueron: falta de comprobante de seguro, falta de documentación (tarjeta verde), falta de licencia de conducir y de Verificación Técnica Vehicular.
Los operativos desarrollados, que contaron con el apoyo de efectivos de las Seccionales Primera y Segunda de Policía, se concretaron en diferentes horarios en Mitre y Paz, Irigoyen y Sarmiento, Moreno y Belgrano, Rodríguez y San Martín, Alem y Pinto, Balbín y Guatemala, Mitre y Chacabuco, Paz y Mitre, Mitre y Saavedra, Machado y Moreno, Arana y San Lorenzo, Figueroa y De Roxas, y Piedrabuena y Rauch, entre otras intersecciones.
Así las cosas y aunque la autoridad apriete por un lado y necesite decisiones por el otro;  tanto peatones como conductores siguen convirtiendo a la ciudad en una suerte de selva urbana, en la que el más fuerte impone su voluntad y el cumplimiento de las leyes vigentes, pertenecen también a los sueños de un Tandil en el que hoy por hoy, es una pesadilla circular y estacionar.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario