El centro de diálisis cortará las prestaciones en septiembre si la Provincia no le paga

Los centros privados nucleados en la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de la Provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal, entre los que se encuentra el de esta ciudad, decidieron cortar las prestaciones a partir de septiembre, debido a que el Gobierno provincial no les paga desde enero las prestaciones a los pacientes que no cuentan con cobertura social. La medida la llevarán a cabo 85 establecimientos que reciben a personas que deben someterse al tratamiento o avanzar con un trasplante de riñón.

Desde el Centro de Diálisis Tandil, la doctora Julieta Etcheverry le explicó a El Eco Multimedios la situación que atraviesan estos lugares de atención que reciben a las personas que no cuentan con obra social, sobre todo en ciudades en donde los hospitales no brindan este tratamiento.

“Desde enero de 2016 que no hemos recibido ningún pago y entonces estamos sosteniendo todos los centros privados la prestación a los pacientes que corresponden al Ministerio (de Salud) de la provincia de Buenos Aires”, indicó la especialista.

En cuanto a la recepción de los pacientes, explicó que “los que no tienen cobertura son respaldados por el Estado y transferidos a los centros públicos que figuran en los hospitales. Lo que ocurre es que los hospitales públicos no pueden absorber toda la cantidad de pacientes, entonces hay un contrato con los centros privados de diálisis de toda la provincia para poder brindar la prestación”.

En ese sentido, destacó que “los pacientes que ingresan en diálisis es porque no tienen opción. Es una situación límite donde no hay otra posibilidad. Las opciones son el trasplante o la diálisis, por eso es que necesitan tener este respaldo”.

No cobran
desde enero

Desde lo administrativo, la doctora Etcheverry reseñó que “los centros privados estamos nucleados en la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de la Provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal, que es la que gestiona ante el Ministerio de Salud los pagos de las facturas. Desde el mes de enero que no se reciben más pagos”.

La profesional aseguró que “esto no se puede sostener más” y detalló que “cada uno de los centros asumió la responsabilidad de esperar, porque la situación económica actual es muy difícil, y el módulo, el costo, de este servicio, de esta prestación, está atrasado un 40 por ciento respecto al valor real. Estamos trabajando ya al límite. Todo ha subido. Nadie ignora la situación que se está viviendo actualmente”.

Las gestiones

En cuanto a los reclamos, indicó que se realizaron reiteradas gestiones debido a que los 85 centros de la provincia de Buenos Aires están en la misma condición. “Se mandaron cartas documentos, que fueron llegando en diferentes momentos, todas ellas anunciando la inminente cesación de la prestación, y a partir de septiembre ya no se va a brindar más este servicio porque es insostenible”, confirmó.

Además, informó que se intentó, a través de la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes, gestionar audiencias con la ministra de Salud, la doctora Zulma Ortiz, pero “no se recibió en ningún momento respuesta a estos pedidos de audiencia ni tampoco a las cartas documentos que se le mandaron desde los 85 centros anunciándole esta situación”.

“Abandono
de paciente”

La médica reconoció que el corte del servicio pone en riesgo a los pacientes y recalcó que “por eso, durante ocho meses hemos sostenido esta situación a nuestro costo, porque realmente esperamos, y creemos, que tenemos que tener una solución a este problema, porque la realidad es que esto se considera un abandono de paciente por parte de funcionarios públicos”.

Por último, Julieta Etcheverry manifestó que la intención no es trasladar la preocupación a las personas que están bajo tratamiento y deseó que “haya una solución pronta y no tengamos que llegar a esta medida”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario