El Centro de Jubilados Municipales realiza un almuerzo junto a sus socios

La presidenta del centro, Mary Mc Hardy y la secretaria Noemí Restelli se mostraron muy entusiasmadas con el festejo de hoy. Y aunque la situación por la que está atravesando el espacio no es fácil, desde ayer ambas están elaborando un exquisito catering para degustarlo junto a sus afiliados.

Don Antonio Rizzo, en diálogo con El Eco de Tandil, contó que las buenas épocas han pasado y como tantas entidades de bien público, el centro está pasando por una difícil situación. “Para colmo -señaló- las relaciones con el sindicato no son las mejores. Antes el dinero que nos entregaba alcanzaba para realizar proyectos, hoy en día no alcanza para nada. Y pensar que esta casa (la sede) quedará para el Sindicato. La presidenta ´Mery´ lucha mucho para seguir adelante porque la veo trabajar casi sola y se hace difícil porque, insisto,  antes el centro tenía apoyo del sindicato y de la Municipalidad, teníamos dinero, pero en la actualidad estamos muy solos”.

 

 

 

Desde el corazón

Don Antonio dejó esta nota que pidió se incluyera en el diario: “En septiembre de 1980 se inauguraba el Centro de Jubilados Municipales de Tandil, con la presencia del intendente de la ciudad. Pasaron 35 años  y otro grupo de jubilados encabezados por Mary Mc Hardy y su equipo hace ya calculo 8 años, tomaron la posta con el mismo entusiasmo que aquel grupito de fundadores, con la diferencia o desventaja que estos tiempos son mucho más difíciles, por dos razones básicas: el momento difícil de la economía y la falta de interés en colaborar no sólo con las instituciones de jubilados, sino que abarca a la mayoría de las instituciones que forman parte de la Secretaría Nacional de Bienestar Social. Siempre queda en el medio de la lucha desigual entre el pueblo y las instituciones. En esta desigualdad un grupito que califico de héroes, que resiste con altura el embate despiadado de la economía, ese problema capital no lo teníamos nosotros ya que contábamos con el apoyo directo del Intendente y su equipo. También teníamos la asistencia  del Sindicato de Trabajadores Municipales. Con esos dos pilares pudimos realizar nuestro sueño.

En nuestra casa de jubilados municipales alcanzamos a agrupar a 480 afiliados y a veces más. Eran otros tiempos, otros sueños, todo ha cambiado. Cuando llamábamos a renovación de comisión, eran tantos los interesados en integrarse a la nueva que a veces algunos valores importantes quedaban lamentablemente postergados. En la actualidad es sumamente compleja la situación, son contados los que quieren integrar la comisión, no porque sean indiferentes sino que otros problemas largos de enumerar los afectó. Pero a pesar de todo esto siempre dos o tres socias toman la posta y hacen suyos los problemas desafiando lo imposible.

´Mery´,  eres nuestra guía en estos tiempos difíciles, recibe tú y tu equipo el apoyo incondicional de muchos de nosotros, que aunque se nos vienen los años encima, igual estamos dispuestos a hacer lo que podamos. Mínimamente aplaudimos con ganas a este pequeño grupo de lucha para mantener en marcha nuestra querida casa, el Centro de Jubilados Municipales de Tandil, como puede verse en este escrito,  no gusto de hacer nombres por no cometer errores, con muchos que colaboran para concretar sueños y luchan de igual a igual. Lo pienso y lo digo así”.

 

Para agendar

Hoy a las 13 en la sede de Las Heras 208 se realiza el almuerzo. El valor de la tarjeta podría decirse que es simbólico, a 50 pesos. Se entregará medallas a los socios fundadores.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario