El Centro de Martilleros aseguró que ?las operaciones están muy retraídas?

 

En primera instancia, indicó que “el panorama de Tandil es similar al del resto del país. Las operaciones están muy retraídas”.
Sobre el porcentaje de retracción en las operaciones, aseguró que “es muy difícil” saberlo, pero lanzó que las ventas “son muy pocas, puntuales y específicas”, por lo que se animó a decir que rondaría en “un 80 ó 90 por ciento seguramente”.
Respecto de quiénes son los que finalmente logran vender o comprar y consultado sobre si se realizan operaciones en moneda nacional, explicó que “hay algunas operaciones en pesos que se han hecho, pero lo que logra –más que lograr- es ponerse de acuerdo entre las partes, entre comprador y vendedor”. 
En tal sentido, García explicó que “muchas veces por la misma necesidad del que compra o del que vende se logra un arreglo o se conviene un precio y se hace el cambio de dólares a pesos y se termina vendiendo en pesos. Hay alguno que ha tenido los dólares y obviamente los tiene además bien declarados, entonces está en condiciones de pagar en dólares, en fin, de esa manera se llega a la operación”.
En otro lugar, también mencionó “los que están más en defender cada uno lo suyo, ya sea el que tiene dólares o el inmueble para vender, ahí ya se hace más difícil el acuerdo porque cada uno quiere defender lo que tiene lo mejor posible”.
Asimismo, sobre quiénes son los que siguen vendiendo o tienen la necesidad de vender, el presidente del Centro de Martilleros de Tandil marcó que “muchas veces la necesidad de venta surge por una necesidad económica o puede ser también cuando hay una sucesión, donde son varios los herederos y necesitan arreglar la venta”. 
También refirió que algún vendedor “a lo mejor está cómodo económicamente, dice ‘espero’ y cuando el panorama se aclare, vuelve a poner el inmueble en venta, por ahora lo retira de la venta y listo”.
Por último, respecto al sector inmobiliario local y la disminución de ingresos para los martilleros, García aclaró que no sólo afecta a los martilleros, “sino a todos, el escribano, para el mismo Estado también. Al no hacerse escrituras no entran los impuestos que se pagan cuando se escritura, o sea, el movimiento de ingresos se reduce para todos. De todas maneras, con los alquileres uno más o menos está tratando de defenderse y cubrir los gastos”.  u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario