El Centro de Monitoreo no logra prevenir el vandalismo en la plaza Martín Rodríguez

Entre las 5 y las 6 de la madrugada del último domingo, desconocidos rompieron un macetero de cemento del restaurante ubicado en la esquina de 4 de Abril y Mitre. Con los pedazos de escombros y piedras, atacaron los vidrios de la casa de antigüedades que está enfrente, propiedad de Fernández Prieto. Como consecuencia, el vecino sufrió la rotura de un ventanal completo y otros tres impactos en las vidrieras.
Alertado por sus vecinos, el damnificado se enteró del hecho cerca de las 10. Al llegar a la esquina constató la desagradable sorpresa y observó los grandes proyectiles  -medían 20 ó 30 centímetros- tirados en el suelo. También encontró que había llegado un móvil de la policía.
“Para romper estos vidrios multilaminados hay que golpear muy fuerte y con objetos grandes”, indicó Fernández Prieto y confirmó que realizó la denuncia porque la policía había recibido el alerta. 
Ayer en Mesa de Entradas de la Municipalidad presentó una nota dirigida al intendente Miguel Lunghi y una copia de la denuncia radicada en la Seccional Primera, con la que solicitó las imágenes de la cámara de la comuna que apunta a su local, ya que desde el Centro de Monitoreo le informaron que el sistema no las almacena porque están configurando los dispositivos. 
“Como ciudadano me gustaría saber si efectivamente se captaron las imágenes porque una operadora cuando llamé me dijo que no, que están configurando las cámaras y que ven en vivo. Eso me preocupó porque no detectaron el hecho. Veo que no sirve de nada”, lamentó y agregó que tampoco logran evitar las escrituras en las paredes. 
 
Sin reportes
 
“Llamé al Centro de Monitoreo y le pregunté si había grabaciones de lo que había pasado. Me dijeron que no porque están configurando las cámaras, que podían ver en vivo y la operadora me dijo: 'Es más, ahora te estoy viendo'”, contó enojado. 
El titular de la casa de antigüedades también solicitó algún reporte de la observación de los hechos ocurridos el domingo por la madrugada frente a la plaza Martín Rodríguez, pero tras unos minutos de espera le confirmaron que no tenían nada. 
“Para romper un macetero grande habrán sido más de dos o tres personas, seguro. Además, necesitaron un palo, fierro o una piedra grande; estaba lleno de tierra, y después agarraron los pedazos de cemento y los tiraron contra los vidrios”, describió.
Y cuestionó la labor de los encargados del monitoreo ya que todo transcurrió “en medio de la noche, donde acá no hay tránsito y no hay tanto movimiento como para no darse cuenta. Resulta raro que no haya ningún reporte”. 
 
Historia
repetida
 
Fernández Prieto informó que hasta 2013 sufrió seis hechos vandálicos de este tipo. “A raíz de los problemas que hubo, del robo a la inmobiliaria en Santamarina, a la panadería que está pegada a mi negocio, a la veterinaria cercana, el que sufrí en 2012 más las escrituras en aerosol y los hechos que hubo en la plaza -con gente con gorras y capuchas que no se sabía quiénes eran y andaban de noche-, hubo un cambio que reconozco”, resaltó. 
A partir de los reclamos, el Municipio mejoró el espacio verde, cortó el pasto, colocó más reflectores y dispuso una de las cámaras del Sistema Integrado de Seguridad. Este año la situación mejoró, incluso la plaza contaba con más seguridad y las familias pudieron volver a disfrutarla. 
“Me sentí más seguro porque apunta directamente a mi negocio. Me quedé más tranquilo porque en caso de que alguien forzara la puerta o rompiera los vidrios, pensé que darían aviso a la policía o enviarían algún móvil de la Municipalidad. Lo que más me molesta y me preocupa es que nadie sabe nada”, expresó.
Lamentó que el personal no haya podido detectar lo que estaba ocurriendo en su local y en esa línea cuestionó que “no cualquiera está preparado para mirar una cámara. Generalmente los operadores de cámaras son gente con el ojo entrenado, policías o personal de las fuerzas de seguridad que detectan movimientos extraños, autos que pasan varias veces, formas de caminar o moverse. O es un problema de capacitación de los operadores o es falta de personal del Centro de Monitoreo o algo pasa”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario