El concejal Iparraguirre confesó que lo sorprendió gratamente la fórmula presidencial Scioli-Zannini

El concejal del bloque del Frente Para la Victoria y referente de La Cámpora Tandil, Rogelio Iparraguirre, recibió con beneplácito el anuncio de la fórmula presidencial del gobernador Daniel Scioli y el actual secretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, quien decidió acompañarlo en la vicepresidencia. “Me resultó una muy grata sorpresa”, admitió y trazó un escenario político “altamente positivo” para el kirchnerismo.
En diálogo con El Eco de Tandil, el edil expresó en principio sobre la confirmación del actual mandatario bonaerense que si bien son cosas que cuando salen a la luz y uno se entera resultan como “obvias”, nunca se le había cruzado por la cabeza esta posibilidad.
Respecto a su compañero camino a las PASO, manifestó que “todos sabemos que es un tipo de extrema confianza de Néstor y Cristina, que se hizo con ellos, caminó el proyecto político que fueron construyeron ellos, su forma de hacer política”.
Por ello trazó que en un punto “garantiza la continuidad en términos ideológicos de un proyecto político que se viene desarrollando hace 12 años desde la Presidencia de la Nación, pero desde hace mucho tiempo atrás, a lo que a Zannini respecta, en la conducción de cómo construir un proyecto político”.
Asimismo, Iparraguirre adujo que la decisión del gobernador Daniel Scioli pone en claro y en superficie que su relación con la Presidenta es “de una profundidad que a veces de afuera no nos percatamos o no somos capaces de ver en su dimensión real, y eso habla a las claras de cómo van construyendo hacia adelante un proyecto político con absoluta empatía y la misma mirada porque creo que Zannini expresa la mirada que tiene Cristina de la forma de hacer política, y que el Gobernador lo haya elegido como candidato a vicepresidente, a las claras demuestra que hay una relación más profunda de la que incluso muchos podríamos creer entre Scioli y la Presidenta”.

Dar continuidad
al proyecto

Seguidamente, el concejal descartó que la decisión tomada por el Gobernador haya sido para captar la votación del kirchnerismo ortodoxo. Explicó en este sentido que “en general no se piensa en el vicepresidente en términos de votos, es decir que no suele ser el vicepresidente una persona pensada para atraer un mayor caudal de votos. Justamente, en un sistema presidencialista como el nuestro, es la figura del candidato a presidente la que congrega las condiciones necesarias para acumular la mayor cantidad de votos”.
Por lo tanto, consideró que su determinación “tiene mucho más que ver con cómo imaginan darle continuidad a este proyecto político a partir del 10 de diciembre de 2015 que por una cuestión de ingeniería electoral”.

El escenario
nacional

Por último, Iparraguirre aseguró -ya de cara a las elecciones primarias- que “veo un escenario altamente positivo, en el que van quedando las cosas claras, cada una en su lugar. Una oposición, en un punto, muy atomizada que no termina de encontrar el rumbo, no sólo sobre cómo construye su armado y su ingeniería electoral sino, sobre todo, no termina de encontrar lo que le puede plantear a la sociedad como alternativa de lo que venimos haciendo nosotros hace 12 años”.
En ese sentido, el edil resaltó que “hay un oficialismo con las cosas muy claras, no hay nada que inventar para nosotros, sí encontrar la manera de, en un mundo muy complejo, ver cómo se sigue adelante con este proyecto que tiene que ver con incluir a las mayorías y consagrar derechos cada vez para más argentinos, lo cual no es menor, pero sí tenemos claro el rumbo y la gente sabe lo que somos”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario