El Concejo autorizó la ampliación del escenario y hay expectativas por la restauración del Cervantes

El Concejo Deliberante aprobó ayer, por unanimidad, un pedido de excepción sobre el FOS (Factor de Ocupación del Suelo) de la Sociedad Española para ampliar el escenario del teatro Cervantes. El trámite renovó las expectativas por la restauración de esta joya arquitectónica que está preservada como patrimonio de Tandil. Tras el cambio de gobierno y la disolución del Ministerio de Planificación que encabezaba Julio De Vido -llevaba adelante el programa Igualdad Cultural-, el expediente tuvo sus primeros avances bajo la gestión de Mauricio Macri.

Durante la sesión, el concejal del Bloque Justicialista Pablo Bossio, quien acompañó a la Sociedad Española en las gestiones para la restauración y puesta en valor del teatro Cervantes, llamó al Legislativo y al Departamento Ejecutivo a impulsar el proyecto tendiente a que Tandil recupere un teatro y tenga otra sala de cine con tecnología de vanguardia.

“Lo que hicimos en el Concejo fue otorgarle una excepción porque el proyecto prevé la ampliación del escenario y eso requiere una modificación en el FOS. Es una modificación menor pero era necesario aprobarla vía Concejo Deliberante”, explicó.

Por otro lado, reconoció que el tratamiento de ese expediente “genera una nueva expectativa por el trabajo que se desarrolló con la Universidad Nacional de La Plata, con los estudios que se hicieron, con el proyecto que hay, que hoy está en el Ejecutivo nacional”.

El concejal indicó que la iniciativa ya no forma parte del programa Igualdad Cultural que estaba bajo la órbita del Ministerio de Planificación que se disolvió con la asunción de Cambiemos. “Hoy lo que sucede es que ese programa, una vez desmembrado, requiere de la coordinación entre Cultura y Obras Públicas. Tengo entendido que lo único que faltan son las firmas de (secretario de Obras Públicas del Ministerio del Interior, Daniel) Chaín y (ministro de Medios y Contenidos Públicos, Hernán) Lombardi”.

Pablo Bossio señaló que “incluso, están avanzando con la Universidad para que -como colaboradora en el proyecto supervisará los trabajos- ya mencione quiénes van a ser los profesionales que van a hacer ese seguimiento de obra”.
En definitiva, afirmó que “el proyecto de restauración del Cervantes sigue en marcha, sigue los pasos burocráticos” y evaluó que “tuvo un freno producto de la disolución del programa Igualdad Cultural, pero entiendo que va a tener el presupuesto y que incluso ha avanzado a niveles tales como solicitarle a la Universidad que designe cuáles son los profesionales que van a hacer ese seguimiento de obra”.

Recordó que desde el principio la Unicén manifestó su interés de colaborar con el desarrollo y seguimiento de la restauración del teatro, entonces las autoridades del gobierno de Mauricio Macri le pidieron que nombre a los arquitectos que van a trabajar.

Antes de que finalizara la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, la obra se había adjudicado a la empresa Coinal, que debía hacer la obra civil, de restauración y la instalación de tecnología de última generación para espectáculos culturales en vivo y cine. La firma que se adjudicó el millonario proyecto cuenta con antecedentes en Tandil, ya que participó en la construcción de la Biblioteca Central y el edificio del Isistan II en el Campus de la Unicén, ejecutó la sede local de la delegación del Ministerio de Trabajo de la Nación y concretó otros trabajos vinculados a las instalaciones de la Fuerza Aérea y al Ejército.

“Madurez
democrática”

“Es un proyecto que tiene, primero, un sustento técnico muy bueno, muy importante, y ese sustento técnico está siendo hoy considerado e incluso, uno espera que pueda llegar a iniciarse la obra prontamente”, resaltó Pablo Bossio.

En igual sentido, manifestó que es importante continuar con obras relevantes como las del Procrear o el Cervantes, que “son trascendentales para la cultura de la ciudad y para las soluciones habitacionales y el desarrollo de la dinámica económica. Son las políticas de gobierno a las que se les debe dar continuidad. Eso también manifiesta madurez democrática”.

Bossio evaluó que “las expectativas están más vigentes que nunca. Yo hice un llamado en el Concejo para que todas las autoridades, en nuestros diferentes roles, tengamos conciencia y aportemos permanentemente a que el Cervantes tenga la recuperación que tiene que tener. Sería un gran avance para la comunidad cultural y artística de Tandil y para los ciudadanos”.

Por último, adelantó que los concejales tienen una reunión pendiente con el secretario de Obras Públicas y Urbanización Roberto Guadagna, por lo cual intentarán abordar este tema para que pueda gestionar ante el Ministerio del Interior de la Nación la ejecución del proyecto. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario