El Concejo de los Jóvenes cerró el año con un balance positivo

A diferencia de años anteriores, esta vez los alumnos recibieron los certificados de participación en sus colegios, coincidiendo con los actos de fin de curso. Los coordinadores entregaron las distinciones firmadas por el intendente Miguel Lunghi y el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik, en cada establecimiento educativo representado.
Entregar el diploma en las escuelas permite poner en destaque a los alumnos ante la comunidad educativa a la que pertenecen, pero también busca inspirar a nuevos jóvenes en el camino de la participación ciudadana desde el ámbito político.
“Al concurrir a los actos en los establecimientos educativos pudimos comprobar que casi todos los alumnos que asumieron el rol de concejal joven también se destacaron como abanderados, escoltas o mejores compañeros”, reveló Roberto Martín dando un indicio sobre el perfil de los integrantes del CDJ durante el año que termina.
Por otra parte, es una forma de seguir en contacto con los alumnos que pasaron a sexto año y los que promovieron a quinto, que a partir de 2013 podrán participar del Parlamento Joven.
 
Producción
legislativa
 
Los concejales jóvenes trabajaron sobre 29 proyectos, algunos de ellos ya fueron tratados y aprobados en sesiones ordinarias del Concejo Deliberante y están prontos a entrar en vigor.
Entre ellos se destaca la campaña de concientización sobre la importancia de la revisión médica anual; la incorporación a la página web del Municipio de una sección sobre ruidos molestos y una campaña de prevención de incendios forestales.
Otros aún se encuentran en comisiones y seguirán avanzando en su tratamiento durante el año próximo.
El número de proyectos es relevante pues los concejales jóvenes tienen sólo un día a la semana para las reuniones de comisión donde elaboran los temas, previo a la votación en las sesiones. Eso sumado a que hubo varios lunes feriados y a que los chicos de sexto tienen los viajes de egresados y la Farándula.
No obstante, trabajaron con seriedad y a conciencia, logrando una treintena de proyectos tendientes, en algunos casos, a mejorar la calidad de vida de sectores puntuales y en otros, la de todos los vecinos de Tandil.
 
Más integración
 
“El balance de este año en el Concejo de los Jóvenes es positivo, más allá del trabajo puntual”, evaluó Romina Mapelli.
“Se formó un grupo humano muy interesante desde el punto de la integración, dado que había chicos de escuelas públicas y privadas y esas diferencias que se suelen dar en otro ámbito acá no se vieron en ningún momento”, amplió la legisladora.
En otro orden, Roberto Martín describió la composición del parlamento juvenil como “un abanico muy amplio que reflejó las necesidades de los barrios, con proyectos referidos a problemas que los chicos vieron en sus lugares de residencia o que les comentaron otros compañeros de curso”.
En ese sentido, el edil por la UCR agregó que “los chicos aprovecharon muy bien la posibilidad que les da esta herramienta y tomaron muy en serio el rol del concejal en cuanto a la representación de los vecinos”.
Aunque no puede participar todo el curso de cada escuela, los alumnos que asumieron el rol de concejales tomaron en cuenta las propuestas y reclamos de los demás alumnos, logrando así una batería de temas de gran actualidad comunitaria y eminentemente local.
 
Una experiencia 
enriquecedora
 
Mapelli y Martín, quienes debutaron este año en la coordinación del espacio, coincidieron en señalar que la experiencia fue enriquecedora.
De hecho, Martín reveló que “el desafío más grande fue la etapa previa en la que recorrimos los colegios para que los chicos se interesaran en el Concejo de los Jóvenes, pero una vez puestos a trabajar, fue altamente satisfactorio poder compartir este tiempo con ellos y ver la seriedad con que tomaron el tema”.
Los proyectos del CDJ que son aprobados luego pasan automáticamente al Concejo Deliberante para su tratamiento. Por ello es “vital” que los chicos cuenten con información técnica y presupuestaria al momento de elaborar propuestas que involucran la acción del Estado.
Por eso recibieron la visita de funcionarios municipales de áreas afines a los temas que abordaron. Los titulares de la Dirección de Tránsito, de Medio Ambiente, de Servicios y de Atención Primaria de la Salud respondieron las inquietudes de los jóvenes y les explicaron detalles del funcionamiento de cada área.
“Siempre hubo un marco de diálogo y respeto, cuando se le decía que no a un proyecto se explicaban los motivos, generalmente por límites presupuestarios”, señaló Mapelli.
“Ellos comprendieron la integralidad de lo que es el Municipio, las prioridades que se fijan al iniciar cada año y los presupuestos disponibles”, completó.
Por último, quedó pendiente para la próxima edición evaluar la posibilidad de extender la convocatoria a los alumnos de cuarto año, que a la luz de recientes cambios van a asumir responsabilidades cívicas. “No lo hemos debatido aún pero creo que deberíamos abrir el Concejo Joven a los chicos de 16 años”, anticipó la concejala oficialista. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario