El Concejo, tentado por la demagogia, apoyó la recuperación del Policlínico Ferroviario

Con la barra colmada por una bulliciosa concurrencia, el Concejo Deliberante aprobó anoche un proyecto de resolución que apoya la recuperación del predio del ex Policlínico Ferroviario, para que en el futuro sea destinado a un centro asistencial.
La iniciativa del Frente para la Victoria fue acompañada por el justicialismo y por el oficialismo radical. Sólo el edil Carlos Calvi, ligado al grupo médico local al que pertenece la mitad del edificio en litigio, se mantuvo fuera del recinto durante el tratamiento del tema sobre tablas.

 

Opticos y obras de gas
La sesión ordinaria comenzó con el uso de la Banca 21, por medio de la cual María Elena Ramos reclamó la regulación de la venta de elementos ópticos.
La profesional se refirió a que ?no se hacen cumplir las normas vigentes?, en relación a que los distintos elementos ópticos se comercializan en negocios que no están habilitados por el Ministerio de Salud,
Durante los diez minutos de rigor, Ramos abundó en aspectos ligados a la salud visual, y pidió el apoyo del Legislativo como órgano de contralor.
Acto seguido, los vecinos del barrio Capitán Moroni hicieron escuchar su voz, a través de la herramienta que el Concejo les ofrece como derecho de expresión ciudadana.
Daniel Néstor Sosa, en representación de la barriada, solicitó la red de gas para un sector de la ciudad con múltiples postergaciones. En un lenguaje llano, pero conmovedor, detalló parte de las penurias que en invierno debe atravesar una familia tipo de la zona norte de la ciudad. ?Cobro 1.200 pesos por mes, y entre garrafas y leña, se me van 400. Los chicos sufren enfermedades respiratorias y de otro tipo a causa del frío que pasan. No les pido que nos regalen nada, sólo que nos den facilidades para poder pagar las obras de gas?, agregó.
Describió que se trata de ocho manzanas, con un total de 140 lotes, y pidió una modificación de la ordenanza vigente para poder bajar las exigencias y compensar en alrededor de un 70 por ciento global de propietarios que necesitan el servicio.
?A veces veo a gente que se queja porque paga 150 pesos de gas cada dos meses. ¡Y nosotros gastamos 400 pesos por mes!?, repitió. Y a modo de ruego, levantó la vista, de cara a los concejales, e invitó: ?Me gustaría que, con lo que cobra un obrero, vinieran a pasar un mes, sólo un mes de invierno en el barrio. Ahí se darían cuenta de lo que les estamos pidiendo?.
Culminada su exposición, el tema tomó estado legislativo y pasó a comisión, en medio de la satisfecha retirada de los vecinos que aplaudieron desde la barra.

 

El acto en cuestión
Llegó entonces la hora de tratar sobre tablas el proyecto de resolución presentado por el Frente para la Victoria, el que iba a ser apoyado por el cuerpo, a excepción del doctor Carlos Calvi, que se excusó tácitamente al abandonar el recinto.
Ante una ruidosa barra, colmada por emocionados vecinos de Villa Italia, y en la que no faltó Edgardo Marín, copropietario del predio e interesado en adquirirlo en su totalidad para poner en funcionamiento allí una clínica, los ediles avizoraron una buena oportunidad de escuchar en sus oídos la música de los aplausos.
Fue así como Eduardo Ferrer, Raúl Escudero, María Rosa Toncovich, Gastón Morando, Carlos Mansilla y Facundo Llano pidieron la palabra para apoyar el proyecto y valorar el empuje vecinal.
En ese sentido, la concejal fue la más dura al calificar el hecho ?como el triunfo de la gente por sobre los miserables intereses corporativistas?, y lamentar la ausencia en el recinto de su par Calvi.
Finalmente, la iniciativa fue aprobada en medio de una ovación de la barra.
El proyecto, en sus considerandos, establece ?que la ciudad de Tandil tiene una demanda significativa de camas: posee 2 cada mil habitantes, mientras que, la Organización Mundial para la Salud establece 4,5 cada mil habitantes?.
También ?que resulta de vital importancia garantizar la atención médica a una población que demográficamente aumenta en forma sostenida?.
Y agrega ?que la idea de restituir el Policlínico Ferroviario en un sector de la ciudad que tiene aproximadamente 30.000 habitantes, no sólo mejoraría el servicio asistencial sino que daría respuesta a los reclamos  de vecinos de Villa Italia?.


La CGT se despega
En las últimas horas, la CGT local, a través de un comunicado de prensa, se despegó del conflicto, y atribuyó a versiones una toma de partido por la posición del doctor Marín.
?Nunca y bajo ningún concepto esta conducción se pronunció a favor de alguna de las partes en conflicto. No es costumbre ni función de esta entidad opinar o emitir juicios de valor sobre temas que competen pura y exclusivamente al campo de la Justicia?, observa el texto.
Y manifiesta, con respecto al destino del predio en cuestión: ?Nuestro beneplácito con la posición de quienes sostienen que el lugar siga siendo como otrora, un centro asistencial de salud, independientemente de quien fuere o resultase su propietario. Un efector privado de salud, redundaría en un beneficio para toda la población, descongestionaría el hospital público y otorgaría a las obras sociales sindicales la posibilidad de optar por quien les brinde una mejor atención en salud y una alternativa superadora en el aspecto económico de los convenios a firmar?, concluye.

       

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario