El contador Gustavo Símaro advirtió que la confianza es ?fundamental? en la economía

Frente a este contexto, El Eco de Tandil dialogó con el contador Gustavo Símaro, quien realizó un repaso de los casos y consultas de particulares o de responsables de pequeñas empresas y evaluó que “estas idas y venidas generan algo que se llama incertidumbre y falta de confianza, que es una de las cosas que más afecta a la economía”.
 
Sin confianza
no hay éxito
 
A la hora de explicar las razones por las cuales el dólar se encuentra tan arraigado en la sociedad en momentos de pensar en un respaldo, atribuyó la situación a “la historia que hemos tenido, al menos desde el Rodrigazo hasta acá, con la falta de confianza, que es fundamental en la economía”.
“Cualquier equipo económico puede tomar las medidas que sean, pero si no hay confianza el plan no va a ser exitoso”, especuló.
Además sostuvo que “la gente trata de salvaguardar los ahorros con los que cuenta y no tener pérdida de su poder adquisitivo. El ciudadano común que sale a buscar dólares, quiere salvaguardar su capital de trabajo o sus ahorros”.
Clarificó su planteo al señalar que el viernes, cuando se disparó el tema, muchos comerciantes adoptaron diversas medidas frente a la incertidumbre en materia económica. “Hoy todos están esperando a ver la claridad de lo que se hará”, expresó.
 
Un doble impacto
 
Por otro lado, Símaro analizó que estas medidas impactan de dos formas en las empresas de mediana importancia que buscan, por un lado “no descapitalizarse pero que se encuentran con que sus proveedores no le entregan mercadería”, y por otro, que el dinero que reciban por una compra financiada “les permitirá reponer menos capital de trabajo”.
“Dadas las experiencias que tenemos, esto tiene que ver con resguardar el capital de trabajo”, evaluó.
En la cadena, esta situación impacta en los precios y finalmente en el bolsillo del consumidor, tal cual se vio en los últimos días, por ejemplo, en los comercios de venta de electrodomésticos, así “el asalariado pierde poder adquisitivo”.
Esta pérdida, en el mediano o largo plazo “terminará en una reducción de la actividad económica”, advirtió.
No obstante, aclaró que ese escenario todavía no se evidencia dado a que “hay fuertes ajustes por inflación, la gente no se quiere quedar con pesos, no tiene en qué ahorrar y sale a comprar bienes”.
“A medida que se pierda poder adquisitivo, la gente se volcará a los bienes de consumo básico y dejará de comprar electrodomésticos, automóviles, mejoras en sus casas”, analizó.
 
Requisitos 
para la compra
 
Ahora bien, a la hora de adquirir la divisa norteamericana se establecieron una serie de requisitos. “Los clientes que nos solicitaron que intentáramos hacer el trámite tuvieron suerte diversa. Algunos los dejaron y a otros sólo en poca cantidad”, graficó el profesional, e indicó que hasta ayer “no tenían la normativa para instrumentar la venta” y que la autorización dura 72 horas.
A su vez señaló que la otra cuestión que aún se encuentra sin resolver es que “sólo pueden comprar aquellos que ganen más de 7.200 pesos mensuales”, y ejemplificó que “podría haber alguien que no es contribuyente, que vendió una casa o recibió una herencia, que puede demostrar el origen del dinero, y que quiere pasarse a dólares y sin embargo no estaría autorizado por no tener ingresos superiores a los establecidos”.
Para finalizar, expuso que la compra de moneda extranjera para ahorro es independiente de lo que el mismo contribuyente pueda adquirir para viajar. Es decir que “no serían incompatibles ambas compras mientras su declaración de ingresos sea consecuente con lo que pretende comprar”, cerró Símaro. u
 
 
———
 
EN UNA CASA DE COMPUTACION
 
Retoman las ventas de electrónica 
con el nuevo tipo de cambio oficial 
 
 
El titular de una casa de ventas de artículos de computación, Emmanuel Aberastegui, trazó un nuevo escenario marcado por la actualización del valor de la moneda norteamericana a precio oficial y la tendencia hacia la normalización de las operaciones en el comercio.
Ayer por la mañana “se empezó a normalizar un poco el tema”. Los mayoristas “estaban esperando a que se estabilice el dólar”, con lo cual la última lista de precios se actualizó y “ahora se está trabajando con el dólar oficial”.
Sostuvo que durante el fin de semana los valores de los productos evidenciaron una suba y que ahora “empezaron a bajar”, por ende se reactivó la venta.
No obstante, mencionó que ciertos proveedores en forma preventiva “no están vendiendo repuestos, entonces hay determinados arreglos en el servicio técnico que tenemos posibilidad de hacer”.
Para finalizar, dijo que “se están renovando los presupuestos elaborados durante la semana pasada”, pero destacó que se recuperó la actividad comercial. u
 
——–
 
Cuotas suspendidas
 
 
Esta situación también repercutió en las casas de electrodomésticos con sede en la ciudad, que adoptaron distintas medidas como incrementar los precios de los productos ante la escalada del dólar.
El encargado de un comercio del rubro declaró que las ventas se encuentran “un poco paradas” y que realizan “excepciones a contado con un pequeño incremento”, que está sujeta al tipo de producto. En líneas generales los artefactos evidenciaron una suba que ronda el 20 por ciento.
“Las grandes cadenas de proveedores nos informaron que no toman pedidos. Y al no saber al precio que se pueden reponer los productos, no podemos venderlos, salvo excepciones y de contado”, graficó.
La financiación con tarjetas de crédito está “totalmente cortada hasta nuevo aviso”.
“Por suerte la gente entiende lo que estamos viviendo y tratamos de postergarlo”, cerró. u
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario