El desalojo de una familia generó tensos momentos en el barrio La Movediza

La diligencia fue llevada adelante por la policía, en cumplimiento de una disposición judicial, en tanto que la familia ocupante fue derivada a una casa precaria cedida por el Municipio.

La desalojada, María Cristina Balmaceda, dijo no haber podido acceder a la determinación judicial y cuestionó que el procedimiento se haya iniciado cuando en la casa sólo se encontraban las menores.

El referente barrial Gustavo Bravo y otros vecinos intentaron impedir la acción, apuntando a que la familia permanezca en el lugar y abone una cuota mensual por la tierra, como sucedió en otro caso.

La insistencia de Bravo determinó que el personal policial lo aprehendiera, luego de forcejeos y de que el referente barrial se acostara en el piso frente a la camioneta.

El dirigente barrial especificó que era una orden de desalojo de fiscalía por una denuncia del Municipio por usurpación y cuestionó el accionar de la defensoría oficial actuante.

La familia fue trasladada a una vivienda de Argerich al 1.100, lugar de precarias instalaciones.

Rubén Dieguez, subsecretario Desarrollo Social, indicó que el proceso comenzó en 2.010, ya que la vivienda era del Plan Familia Propietaria afectado a la concesión del Plan Federal.

Añadió que la semana pasada una trabajadora social de La Movediza informó sobre la medida a la mujer y le ofreció un departamento, que no fue aceptado.

Indicó que el lugar fue entregado a otra familia numerosa que ya tomó posesión.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario