El desempate Boca-Vélez se jugará en Mar del Plata

Esto se determinó en la reunión que sostuvieron Luis Segura, presidente de la AFA, Juan Carlos Crespi, el vice de Boca, y Raúl Gámez, titular de Vélez, en Viamonte 1366.

La AFA se amparó en el artículo 111 del reglamento general que establece que "en caso de igualdad de dos equipos en el primer puesto se juegue un partido desempate".

No obstante, Vélez basó su reclamo de no jugar el partido en el artículo 112 que determina que "en caso de igualdad de dos equipos en el primer puesto, se beneficiará el que tenga una mejor diferencia de gol".

Boca, en caso de ganar el partido desempate integrará el grupo 4 de la Libertadores, Vélez quedará fuera del certamen, y Estudiantes de La Plata jugará el repechaje por haber sido el mejor equipo argentino en la Copa Sudamericana detrás de River (campeón) y Boca (semifinalista).

Ahora, si Vélez se impone ingresará al grupo 4, Boca jugará el repechaje y Estudiantes quedará fuera del torneo continental.

Vélez, en algún momento, amenazó con no jugar el partido desempate y la Conmebol, a instancias de un informe de la AFA, podría haberlo sancionado con tres años de suspensión para jugar torneos internacionales.

 

 

“Otro mamarracho”

El presidente de Vélez Sarsfield, Raúl Gámez, afirmó que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) hizo "otro mamarracho", tras la decisión de que su equipo y Boca Juniors jugarán un partido desempate para clasificarse a la Copa Libertadores.

"Jugaremos con Boca un desempate el 28 de enero en Mar del Plata. Nos sentimos totalmente perjudicados, consideramos que no hubo justicia. Y quedó claro que la AFA hizo otro mamarracho", sostuvo Gámez en diálogo con la prensa.

"Varios integrantes del Comité Ejecutivo apoyaron esta decisión y a nosotros no nos quedó otra opción que acatarla. Pero esto demuestra una vez más la inoperancia y desprolijidad que hay en la AFA", agregó. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario