El director de la Granja reclamó que ?los chicos quieren soluciones y no peleas por espacios?

?Los chicos quieren soluciones y no peleas por espacios?, dijo mostrándose molesto el director de la Escuela Granja, Carlos Dillon, cuando fue consultado sobre los resultados de la reunión que mantuvo en la mañana de ayer con los ediles que componen la Comisión de Transporte del Legislativo.
En el encuentro, Dillon dejó claro que la cuestión que se generó luego de una presentación que un grupo de alumnos de la Escuela Granja realizó, por considerar excesivo el costo de los boletos del transporte público de pasajeros y otras falencias, ?tomó un cariz que nada tiene que ver con el reclamo que hicieron los chicos?.
?Este es un tema que hay que tratar dentro de las instituciones, por las vías que corresponden y no está bien que algún vivo quiera aprovechar para sacar rédito de esto. Los chicos quisieron ejercer un derecho cívico y se sintieron usados?, señaló contundente a este Diario, luego de la reunión en la que dejó clara su postura, agregando que ?los chicos estuvieron mal asesorados?.

Rispidez y fastidio

La  reunión, de la que participaron además de la concejal radical Alejandra Marcieri, presidenta de la Comisión de Transporte del Municipio; María Rosa Toncovich (FPV), Esteban Risso (UCR) y Daniel Colombo (UCR), transcurrió por momentos de cierta rispidez, que eran acompañados por gestos de fastidio al no ponerse de acuerdo ambas concejales ante los reclamos del funcionario escolar.
Así las cosas, Carlos Dillon dejó en claro que la demanda en cuanto al transporte público de pasajeros gira alrededor de tres ejes principales, todos en el mismo orden de prioridades: monopolio, condiciones del servicio y costo excesivo del boleto.
Finalmente, abogó porque esto se solucione dentro de los carriles que debe seguir y pidió que ?por ejemplo, se le diera más difusión y se ocupen de otras cuestiones, como la participación de los chicos de la Escuela Granja, única escuela pública que participa en esta instancia de las Olimpíadas Internacionales de Biología, a las que han tenido que viajar con un gran esfuerzo y que todavía no terminó, ya que siguen participando y se vienen otros viajes más?.

?Embarrar la cancha?

Por su parte, y sobre las causas del tenor de la reunión que acababa de culminar, Alejandra Marcieri explicó que ?el punto álgido fue cuando se pusieron sobre la mesa la serie de irregularidades que se establecieron desde que ingresó la nota de los chicos al Concejo Deliberante por mesa de entrada, que la concejal (por Toncovich) desconocía, ya que ella no la recibió en mano como la recibí yo de parte de un secretario de (Carlos) Mansilla y (Eduardo) Ferrer, y eso provocó una serie de roces por esa cuestión; por lo que le tuvimos que explicar cuál había sido el procedimiento, pero allanado, ya nos pusimos a trabajar sobre el reclamo de los chicos?.
Sobre el presunto aprovechamiento político que se habría buscado en esta demanda, Marcieri fue contundente al manifestar que ?sí, en términos vulgares se dice ?embarrar la cancha?, creo que lo que hicieron los concejales Mansilla y Ferrer, del Frente para la Victoria, y lo manifestó el director de la escuela  dando sus nombres. Fue aprovechar la situación para sacar otro tipo de rédito y el rédito sabrán ellos cuál es, pero gracias a un buen diálogo que luego se pudo establecer, esto quedó atrás y ahora se ha comenzado a trabajar en forma seria, como corresponde para solucionar el problema de los chicos?.
Agregó que ?los chicos fueron ?embalados? en un reclamo con términos y datos que nada tenían que ver con la esencia del problema y fueron mal asesorados en cuanto a la realidad de lo que es el transporte de la escuela, pero ojalá salga algo positivo y los chicos aprendan de esto, en un gesto en el que ellos comenzaban a ejercer su derecho a peticionar?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario