El director que abrió ?sumario para que quede todo informado? dice que la deuda fue saldada

Luego de que El Eco de Tandil diera a conocer la investigación abierta por falta de remito a proveedores, el director Administrativo del Hospital Municipal ?Ramón Santamarina? Daniel Binando confirmó que se trata de un proceso que afrontan desde principios de este año 2008.
?En la actividad pública es distinto a la actividad privada, porque uno cierra el balance de su empresa y lo que debés al proveedor pasa a ser parte del pasivo. En la administración pública hay una fecha de corte que es el 31 de diciembre y si pasan los ejercicios no figura en un pasivo.
Entonces para volver a dar cuenta de la mercadería que entregan los proveedores lo que hay que hacer es un reconocimiento de deuda de ejercicios anteriores y no lo puede hacer sólo el Ejecutivo, porque tiene que darle participación al Concejo Deliberante?.
En esos términos, Binando describió el proceso de pesquisa abierto desde el Municipio para hacerse de remitos a proveedores faltantes según reconoce el mismo Ejecutivo en el decreto que se publicó ayer en exclusiva.
El funcionario hospitalario, reconoció que ?como no cierran en su momento lo que uno debe hacer es enmarcar todo en la forma que establece la Ley Orgánica de las Municipalidades. Entonces además de mandarlo al Concejo Deliberante le solicito al Ejecutivo que abramos un sumario a los efectos de que quede todo bien señalizado e informado?.
Tras que trascendiera la apertura del sumario, adelantó que ?la deuda ya fue saldada por el proveedor y el tema está concluido en el marco de un expediente del que hasta el Tribunal de Cuenta ha tomado conocimiento?.
Binando explicó que se trata de ?un proceso difícil de entender por productos que a veces no han terminado de atravesar circuitos administrativos lentos en el Estado, entonces con la participación del Concejo Deliberante se salva una deuda de proveedores?.
Al ser consultado sobre qué tipo de proveedores hospitalarios puede estar sujeto a esta auditoría, señaló que por la naturaleza de las funciones del ente descentralizado se trata de ?insumos hospitalarios, como medicamentos o descartables. Se trata de aquellos que quedaron en un proceso de falta de registración, entonces ante el pedido de los proveedores de saldar esa deuda, se verifica realmente que esa mercadería haya sido entregada, se cuenta con toda la documentación probatoria, pero no se paga hasta que no llega el acuerdo del Concejo Deliberante?.
Según la versión que brindó el director hospitalario, la apertura de los controles incluyó ya la intervención del legislativo a través de sus comisiones. ?Exactamente el pago ya se realizó y lo que se está presentando es toda la documentación respaldatoria, identificando en qué parte se bloqueó del circuito a los efectos por los cuales también fue investigada la rendición de cuentas por el Tribunal de Cuentas. Es una práctica por la que en un momento no se liquidaron las compras en el momento oportuno? profundizó.
Ante este tipo de casos, cuando un proveedor reclama una deuda que el Estado no afronta por falta de documentos, Binando interpretó que el que pude accionar judicialmente es ?el proveedor: porque no recibe el pago de la mercadería que entregó y tiene toda la documentación respaldatoria como son los remitos. Siempre hay que ver el recorrido de los procesos, desde la farmacia hasta todo el recorrido de la mercadería y es lo que estamos limitando con este decreto. Pero no hay en este caso situaciones ilegales, si tenemos que definirlo de alguna forma? cerró esa idea el funcionario.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario