El doctor Marín dijo que Tandil volverá a tener su policlínico, que sólo es cuestión de tiempo

Un nuevo capítulo se escribió ayer en la historia del ex Policlínico Ferroviario, cuando el doctor Edgardo Marín, titular del 50 por ciento del inmueble, llegó a la Municipalidad alentado y flanqueado por un grupo de vecinos de Villa Italia, para ser recibido, minutos después, por el jefe de Gabinete del Municipio, Carlos Fernández.
La reunión tuvo dos partes. En la primera, los dos hombres se sentaron frente a frente y por espacio de una hora se vieron la cara y plantearon todas las dudas e inquietudes, ?a calzón quitado?, según ambos reconocieron luego, por separado.
Más tarde, los vecinos encabezados por el ex concejal y ex vecino de la Villa, Alberto Porreca, fueron invitados a entrar y a ser parte de la conversación que se extendió por media hora más, luego de haber acordado ?algunos puntos cruciales? como para ?seguir conversando?.

?Mi amigo Carlos Fernández?
Al salir, siempre rodeado de hombres y mujeres del barrio y a la voz de algunos ?viva el doctor Marín?, Multimedios El Eco charló con él para conocer los resultados del encuentro, que calificó como ?muy positivo?.
?El encuentro con mi ´amigo Carlos Fernández` se originó con el que se llevó a cabo ayer en el ex policlínico, cuando vecinos sugirieron que querían plantear algunas cosas al Gobierno local con respecto al futuro del edificio?.
Aseguró que Carlos Fernández le planteó todas sus dudas, ?y el interés que el Municipio tiene por la deuda  que el predio tiene por la Tasa Municipal, por lo que le ofrecí hoy mismo hacer una transferencia bancaria por el 50 por ciento y que él se pusiera en contacto con la otra parte para que abonara el otro 50 por ciento,  pero que me diera la seguridad, como acá hay un litigio, de que lo que yo abone acá, no se pierda?.
Señaló el doctor Marín que también se trató el estado de abandono del predio, entre otras cosas, y la conclusión final es que ?el Municipio no tiene ningún interés, al contrario?, dijo. Al ser consultado sobre su participación en el pedido de audiencia a la Suprema Corte de Justicia, dijo que ?eso lo tendrá que contestar Carlos, pero en realidad fue una iniciativa que surgió por  pensar que el predio estaba abandonado, pero ahora se dieron cuenta de que no es así sino que hay un problema judicial que tendrá que solucionar el juez Valle a la brevedad. Si no, no sé cuándo se termina esto y que en vista en que ven que estoy definido a hacer un policlínico, ellos lo ven con agrado y no se oponen a que se haga una clínica?.
Sobre la audiencia conciliatoria dictada por el juez de la causa, dijo en forma irónica que ?no sé cómo mide las urgencias el juez,  porque la fecha elegida es el 20 de octubre, pero hoy estamos presentando los escritos solicitando que ponga fecha de remate como corresponde?.

?Me voy conforme de la reunión?
Marín manifestó irse conforme de la reunión. ?Entré con una idea y la verdad es que después de charlar con Carlos (Fernández) limamos las diferencias y eran diferencias por no haber conversado. Fue un diálogo ameno, nos entendimos y después escuchó a la gente de Villa Italia. Fue una excelente reunión, nos pusimos no de acuerdo pero sabemos cada uno lo que queremos y no hay intereses contrapuestos?.
Consultado sobre si se puede decir que Tandil va a tener un policlínico funcionando nuevamente, el doctor Marín fue categórico y respondió que sí, que ?es cuestión de tiempo?.
Sobre cómo puede estar tan seguro para afirmar algo así, explicó que ?acá es una cosa muy simple. En el expediente surge que la tasación judicial está en el orden del millón 300 ó 500 y por otro lado, dicen que la Corte Suprema tiene interés y ya les digo que estuve averiguando y ni está enterada de esto de Tandil. Pero más allá de eso, supongamos que tenga interés, la Corte no puede pagar más de lo que está tasado el inmueble por el Colegio de Martilleros de Tandil, por ende, estamos hablando de 1.300.000 ó 1.500.000 y yo ya hice una oferta a la otra parte, en 2005, de 600 mil pesos por el 50 por ciento, que haría una suma de 1.200.000,  con lo cual no estaríamos tan alejados y como yo tengo prioridad en la compra, sé que al policlínico me lo voy a quedar yo?.
Más adelante, se le preguntó a Marín si puede comprar antes de que salga a remate y si la otra parte se puede negar a vender. Contestó que ?ya no se puede negar porque hay una sentencia de división de condominio y hay un acto de subasta al que ninguna de las partes se opuso, por lo que el juez, la Corte o dónde caiga el expediente, va a tener que disponer el remate?.
Finalmente, reconoció que el tema es de mucha importancia y muy caro a los sentimientos de la gente de Villa Italia, al punto de manifestar que ?también se planteó en la reunión que los ex ferroviarios armen una comisión para reflotar el viejo anhelo de concretar la construcción de un geriátrico?.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario