El domingo sube a escena la obra ?Caminito de amor?

Exagerada cantidad de papel higiénico para un payaso en busca del amor. El deseo por crecer y formar una familia, la atención a los hijos, el trabajo cotidiano y la vejez son los temas por donde ronda el payaso Perico en “Caminito de amor”.

-¿De qué se trata este espectáculo?

Pedro Baldovino: -Es un espectáculo de clown que está dirigido por Cecilia Gramajo, donde yo actúo. En la obra se habla del amor. Es un payaso que ha perdido su amor y va en busca de otros amores. En el transcurrir del espectáculo va pasando por el amor al hijo, a la familia, a todo, del amor en sí.

-Es un espectáculo que presentó antes de partir de viaje por Latinoamérica con Cuatro Quijotes.

-Sí, lo estrenamos un día antes de irnos de viaje, y lo hicimos con Cecilia y Gabriel Milanesi, que también es músico.

-Luego la presentó en su viaje.

-Fue muy bueno y tuve la oportunidad de presentarla en muchos países de América Latina, fue compartirlo con otras culturas. Cuando regresamos a Tandil volvimos a estrenarlas en la ciudad.

 

Experiencias

 

-Si bien el tema es universal, ¿qué sucedió en otros lugares?

-La primera función que hice fuera de Argentina fue en Bolivia y fue en un contexto especial. Estábamos en La Paz y tuvimos la oportunidad de actuar en el alto para nueve niñas de un centro catalán, en un barrio muy humilde. Fue una experiencia muy linda en un lugar muy bello.

-¿Cómo resultó?

-Gabriel Milanesi, que filmaba el documental, decía “Perico en el cielo”. Era en una cancha de  básquet y las nubes pasaban por arriba de mi cabeza. Fue una experiencia muy linda y la recepción de las chicas fue hermosa. Si bien una de las herramientas más importantes del clown es la mirada, al principio costó por una cuestión cultural, porque el boliviano es más introvertido pero, con el correr de los minutos, las chicas entraron en contacto con Perico, mi clown, y fue una experiencia hermosa, del mismo modo que en Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú. El clown siempre es el mismo y fue afianzándose en el camino.

 

El clown

 

-¿Qué características tiene “Perico”, su personaje?

-Es un payaso muy tierno. No está enfocado en el humor, si bien tiene una visión positiva, apela más a la ternura, la nostalgia, a un montón de sentimientos por el cual atraviesa. Yo lo comparo con el clown que trabajaba antes, en grupo, donde no me permitía atravesar otros momentos u otros estados. Ahora me lo estoy permitiendo y me ha dado la oportunidad de tener un crecimiento.

-¿Cómo fue el proceso de creación?

-La hicimos con Cecilia Gramajo que es la directora, Gabriel Milanesi y yo.

-¿A qué público está destinada la propuesta?

Para adultos, adolescentes. El payaso tiene esa figura universal que nunca se va a despegar del niño, pero está más pensada para adultos.

-¿Qué es lo que más les gusta de esta obra?

-Hay una cuestión catártica y universal, ¿quién no ha tenido un desamor? La suerte del clown es que nunca va a estar solo, todo se da con el público. Si entramos en contacto verdadero, nunca estás solo. Hay un montón de momentos en la obra en que Perico está del lado del público. Es una experiencia linda de vivir.

Entradas en venta, anticipadas y con descuento, en El Eco Multimedios.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario