El economista Carlos Melconián dijo que hay ?una ensalada de precios relativos?

Como se informara, previamente expusieron los ingenieros Adriadna Berger,  Sean Cameron y Marcelo Carmona, en tanto que el orador central fue el economista, vinculado ideológicamente con el PRO.

Sin embargo, indicó que pretendía realizar un análisis basado en los números para “mirar más lo que viene que lo que se va”, convencido de que se ingresará en un período de transición democrática.

Es que “si repite el resultado de las PASO, no hay reforma constitucional. Pero como soy futbolero digo que hay que jugar octubre”.

Consideró que luego viene una “travesía” en la que está la alternativa entre “administrar el deterioro o hacer otra cosa”.

El economista consideró un “hito desesperado” las medidas sobre la deuda planteadas esta semana y dijo no esperar grandes cambios en la gestión durante los próximos dos años.

 

Sin muchos cambios

 

Melconián indicó que la inversión de Chevron “es nada. Mil millones de nada en lo que hay que hacer. Con la cuestión energética vamos a convivir”, pronosticó.

También especuló que “van a faltar dólares y sobrar pesos” y se refirió a la “ensalada de precios relativos” que se observa en el país.

Tal concepto lo vinculó a que “desde el 31 de diciembre de 2001 hasta hoy la inflación creció un 620 por ciento; pero el tipo de cambio oficial subió un 450, mientras que el paralelo lo hizo un 800 por ciento; la carne un mil, los alimentos -que en el índice de precios da 620- crecieron un 900 por ciento; las tarifas un 135 y los medicamentos 250”.

Agregó que “alguien se va a encargar de equilibrar eso” y recordó que “los desequilibrios terminaron mal en la Argentina. El tema a discutir es si ese proceso será ordenado y si lo hace este gobierno o el que viene”.

 

Resultado electoral

 

Al analizar las PASO, el economista dijo que “sólo tomo cuánto mide el Gobierno nacional, porque ni Macri, ni Cobos, ni Massa son extrapolables a nivel nacional al no estar en los 24 lugares”.

Presagió que dentro de dos años “Scioli muy probablemente va a ser candidato oficialista no oficialista; Massa va a ser candidato ex oficialista-opositor-seudo oficialista; y habrá otros candidatos”.

Recordó que en 2011 el resultado fue “paliza” con el 54 por ciento de los votos a favor del Gobierno.

En cambio, al oficialismo “le preocupa haber perdido por paliza en 19 lugares peronistas y donde más empleo público y subsidio hay”, a lo que se suma que “pinta un octubre como mínimo refrendador de las internas”.

El escenario previo a las PASO era que “si lograban más del 40 explotaba otra reelección; si se daba una zona media iba un delfín como sería Ulibarri. Pero 35 o menos era derrota y fin de ciclo. Es muy difícil de revertir y el tema central es la gobernabilidad”.

En tal sentido indicó que Menem a De la Rúa y Kirchner a Cristina son los dos antecedentes de traspaso institucionales no crítico en lo institucional y en lo económico de los últimos 60 años.

Por eso es que “amerita discutir esta transición, porque lo característico es que tenga problemas. No es una gansada discutir la gobernabilidad en la Argentina”.

 

¿Default técnico?

 

Melconián estimó que el “fin de ciclo” es muy difícil de revertir, por lo que no espera grandes cambios y continuarán premisas como que el rumbo general es intocable, por lo que la modificación del modelo la va a imponer la realidad. “Van a ir corriendo por atrás y nunca por adelante”, dijo.

Acotó que “lo único que han querido hacer por adelante es lo de la deuda del martes, que es peor el remedio que la enfermedad. Va a salir mal lo de la deuda. Ha sido una pésima decisión, no el hecho de reabrir el canje, sino el canje del canje para pagar en Buenos Aires”.

Estimó que tal determinación “blanquea que Argentina va a desconocer al mundo y hay altísima posibilidad de que el país entre en un default técnico. Va camino a eso”, advirtió.

Más adelante Melconián dijo que el Gobierno en octubre perderá bancas “pero va a mantener la mayoría. Va a ser un Congreso donde el principal problema oficial será la huida. Los que son genuinamente oficiales van a querer ver quién es el peronista que puede ganar en 2015”.

 

El escenario

 

En otro momento el economista planteó que “la inflación no baja del 25 y murió cualquier intento de congelamiento, pero no hay desmadre”.

Descartó también una explosión del dólar, aunque pronosticó “faltante de dólares y sobrantes de pesos”.

 

Enfatizó que el cepo fracasó desde julio del año pasado y pronosticó que muy probablemente la economía vuelva al estancamiento.

En otro momento, Melconián hizo referencia a que se mezclaría la agenda económica con la política.

Añadió que el tipo de cambio promedio de los últimos 60 años da 7,43 pesos. “Hoy está a 5,60, es decir que estamos abajo del promedio histórico”, sentenció.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario