El Ejecutivo dijo que no discrimina a la Cicop

El jefe de Gabinete, Mario Civalleri, salió a responder el planteo realizado por la Asociación de Profesionales del Hospital nucleados en la Cicop, aseguró que el Ejecutivo no los discrimina y justificó que no tiene respaldo legal la representación gremial que invocan. “El Municipio no puede negociar con quien no tiene la representatividad garantizada”, sentenció.

El funcionario compartió así la postura oficial en relación a una demanda que días atrás reeditaron algunos de los integrantes de la comisión directiva de la organización gremial. En concreto la queja del sector giró en torno a la negativa del Municipio de incluirlos en las negociaciones que mantiene con el gremio mayoritario, y reclamó que su voz sea tenida en cuenta para analizar los eventuales acuerdos ante la estructura de sus haberes.

En diálogo con El Eco de Tandil Civalleri desconoció el motivo por el cual resurgió la demanda, que ya tuvo su debate en otras oportunidades, y reiteró públicamente la respuesta y explicación brindada. “Cada vez que se ha hecho el planteo hay un análisis de parte del Municipio respaldado en dictámenes que ha hecho la asesoría legal”, ratificó.

“En Tandil hay un sistema de salud público muy amplio, con más de 800 empleados que están representados por el Sindicato de Municipales. La particularidad es que hay un grupo de esos trabajadores, concretamente los médicos, que pretenden tener un régimen diferente o una representación distinta. La tendrán que plantear en la Justicia y si la logran nos sentaremos a hablar”, disparó.

 

“No abarca” a

los municipales

 

El jefe de Gabinete fue categórico al referirse al argumento principal por el cual la organización queda fuera de las paritarias. “La Cicop tiene un marco legal de representatividad de la salud con títulos universitarios agrupados en hospitales provinciales y en Hospital Nacional de Posadas”, que “no abarca” los municipales.

Entonces los médicos que prestan servicios en los hospitales y centros de salud de la ciudad “son empleados municipales y actualmente están representados en el Sindicato de Trabajadores Municipales”.

Recordó que este reclamo obtuvo la misma respuesta por parte del Municipio con anterioridad y en reiteradas ocasiones. Por eso insistió en que, hasta tanto ese aspecto no varíe en términos legales, “el Municipio no puede negociar con quien no tiene la representatividad garantizada”.

Civalleri remarcó que en el orden local existen dos organizaciones gremiales que logran representar a sus trabajadores en forma oficial al referirse al Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil y al de Obras Sanitarias.

 

El ámbito judicial

 

En cuanto al argumento esgrimido por los profesionales de la salud, que exponen la libertad sindical para lograr su reconocimiento, Civalleri desafió: “La tendrán que lograr en el ámbito judicial como para obtener el respaldo necesario”.

En su descargo, los integrantes de Cicop rechazaron el argumento de no contar con personería gremial y se respaldaron en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional que establece “organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial”.

Así también Civalleri se refirió a la instancia legal planteada por el grupo como próximo paso. “Es un camino que está habilitado y lo pueden recorrer”, respondió ante la eventual acción.

En cuanto a las quejas por la ausencia de su voz para evaluar la estructura salarial del cuerpo de afiliados, el jefe de Gabinete advirtió que se trata de una situación que podría repetirse en una serie de grupos de trabajo dentro del Municipio, y ejemplificó que “es como si los profesionales arquitectos o ingenieros pretendieran tener un marco de negociación particular de sus salarios”.

La ley, remarcó, “es clara” en este sentido y por eso “la representatividad no es caprichosa”.

No obstante aseguró que ello no implica desconocer derechos pero justificó que “el Municipio tiene que actuar dentro del marco que establece la ley o de lo contrario cualquier actitud que tomara generaría un precedente que podría ampliarse”.

“No es discriminación”, enfatizó, y evaluó que “son trabajadores municipales que tienen ese encuadre”, independientemente de la “tarea particular” que puedan desarrollar los médicos de los centros asistenciales y de salud públicos al igual que otros grupos.

En cuanto a la queja por la falta de representación por parte del STMT, Civalleri respondió que la organización que dirige Roberto Martínez Lastra “ha intervenido en reclamos del Hospital” e incluso dijo que cuenta con “una amplia representación de los profesionales de la salud”.

Por otro lado no descartó que pueda llegar a concretarse algún tipo de acercamiento entre el Ejecutivo y los integrantes de la comisión directiva de Cicop, aunque remarcó que el debate salarial no podrá ser abarcado en esa instancia.

 

RESPONDIO AL PLANTEO SOBRE LA PERCEPCION DEL PLUS

 

“No es general” la exclusión al bono

 

Por otro lado, Civalleri le dedicó una explicación puntual al descontento expresado por los profesionales de la salud por haber quedado afuera del grupo de beneficiarios del bono que otorgó el Municipio de 2.500 pesos.

En ese sentido sostuvo que la comuna, en medio de la restricción económica que atraviesa, dispuso que el plus llegara a los trabajadores que “más lo necesitaban”, por lo que excluyó al personal político, a los concejales y a los empleados de Obras Sanitarias.

En tanto, agregó que “aquellos trabajadores que percibieran una bonificación en su salario básico superior al ciento por ciento quedaban excluidos”, y ese aspecto alcanzó a una “porción menor” de los profesionales la salud.

“No es general”, ratificó, y aclaró que dado que la negociación por el bono se desarrolló frente a una serie de dificultades económicas el Municipio “decidió hacer un corte”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario