El Ejecutivo gestionó ante la Provincia una solución para el sistema telefónico del 101

El secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora, admitió los inconvenientes que presenta el sistema telefónico de la Policía Bonaerense y aseguró que ya efectuaron las gestiones correspondientes ante el Ministerio de Seguridad provincial para que instrumente alguna medida que atempere esta situación. “Es problemático”, definió.

La dificultad se detectó en el sistema de emergencias y Tandil no se encuentra ajena. Sucede que cuando algún vecino se comunica con el 101 puede ocurrir que en alguna oportunidad sea atendido por un operador que se encuentra en Mar del Plata o en Necochea. Esa alerta se retrasmite a una central en La Plata y después al despacho de emergencias en esta ciudad.

Por lo tanto, si se da esa situación es “muy posible que exista alguna demora en la transmisión del mensaje”, explicó el funcionario en diálogo con el ciclo radial “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM).

En ese sentido planteó como agravante que “muchas veces al estar hablando con una persona que no conoce el lugar al que se están refiriendo puede confundir nombres de calles”.

Es por eso que puso especial énfasis en recomendar a los ciudadanos que aclaren que son de Tandil y que, “en la medida de lo posible y que las circunstancias lo permitan, traten de ser lo más claros posibles en la indicación de calles”.

Della Maggiora precisó que el error lo debe subsanar el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, aseguró que aún “no hemos recibido una respuesta concreta” y justificó que la Provincia “está en una reestructuración del sistema de comunicaciones policiales, inversiones en marcha, pero este tema puntual está teniendo alguna dificultad”.

Policía Local

Por otro lado se sumó al debate en torno a la Policía Local y su futuro en el territorio bonaerense, tal cual lo lleva adelante la cartera que dirige Cristian Ritondo.

Así, hizo alusión al análisis general que a nivel provincial se realiza sobre el desempeño de las policías locales, que “todas han tenido una fuerte impronta en cada ciudad”.

A la par de ese análisis surgieron algunas inquietudes en las autoridades provinciales ante el eventual avance en la implementación de la fuerza.

En ese sentido resulta objeto de evaluación los casos de las localidades en las que se unificaron las funciones del sistema de policía comunal y el local, y los que registraron efectivos de la fuerza comprometidos con algún hecho delictivo, en una circunstancia que se dio en el Gran Buenos Aires y no tanto hacia el interior de la provincia.

“Hay un grupo de municipios del interior de la provincia que adhirió al sistema de policías locales”, muchos de los cuales tienen una mirada “positiva” de la dinámica que propició la nueva fuerza al sistema de seguridad y de los resultados, como el caso de Tandil, defendió Della Maggiora.

En ese marco el Ejecutivo local considera que “se debe fortalecer el área de Policía Local”, que es “más nueva” y esta circunstancia “permite hacer algunas reformas que quizás es más difícil de introducir en un sistema que tiene muchos más años, como el resto de las fuerzas policiales”.

Respaldado también en los resultados de la implementación de la unidad y de su funcionamiento en la calle, que “es lo que reclamaba la ciudadanía”.

“Mirada positiva”

A propósito de los resultados, el secretario de Protección Ciudadana valoró el “accionar permanente y muy efectivo”, con una serie de procedimientos a diario que permitieron la recuperación de vehículos robados y la aprehensión de personas. “En general tenemos una mirada positiva”, calificó.

A los interrogantes sobre el modo en que se iba a acoplar a las tareas la nueva fuerza, el funcionario dijo que observan una “buena articulación” entre la policía de seguridad y local, aunque reconoció “dificultades” en otros distritos en un aspecto que obedece a la propia impronta de cada partido.

En un ejemplo del trabajo de complementación “permanente” citó que alguna comisaría de jurisdicción “puede estar con alguna dificultad en cuanto al número de personal”, referido a la policía de seguridad. De todos modos destacó que “afortunadamente hemos tenido la posibilidad en paralelo de incorporar agentes por policía local” para contrarrestar ese esquema.

“Cuando un barrio nos alerta que se registra determinada situación o lo vamos advirtiendo por los propios informes que intercambiamos con las comisarías, con la Local, el centro de emergencias policiales (101) vamos tratando de ajustar y coordinar permanentemente”, graficó.

A ello también responde la presencia de los efectivos de la joven fuerza policial, en un aspecto que calificó de “razonable” ya que desde su impronta se trata de una policía de proximidad, de calle, y ello “hace que estén todos los efectivos trabajando en contacto con los vecinos”. Y ello resulta una “gran diferencia” con la tradicional policía de seguridad.

Un tiempo para
elaborar estadísticas

A la hora de abordar las estadísticas locales en materia de seguridad, con el foco puesto en un eventual mapa del delito, Della Maggiora sostuvo que “tenemos por ahora un análisis previsional del estado de situación”.

Y adelantó que “se está trabajando, junto con la Dirección de Estadística del Municipio y con autoridades policiales, en la construcción de elementos de medición que sean mucho más objetivos”, que llevará un tiempo.

En tanto, la puesta en funcionamiento de la Tasa de Seguridad, su recaudación y ejecución “también es bastante reciente” y además “gran parte de esos recursos está en proyectos de tipo tecnológico que se están ejecutando y no tienen hoy una concreción”.

De manera que “hay cosas que se podrán medir recién después de un tiempo”, dijo, e insistió que resulta “prematuro sacar alguna conclusión con un instrumento de medición poco específico”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario