El Ejecutivo le pidió a la Provincia la apertura de las calles del ferrocarril y refuncionalizar la Estación de Trenes

En el acto por el Día del Turismo Tandilense y en el marco de una semana de actividades planificadas para esta celebración, el intendente Miguel Lunghi recibió en su despacho al administrador general de Ferrobaires Antonio Maltana, a quien le pidió la apertura de pasos a nivel en las vías del Ferrocarril para la integración de la ciudad hacia Villa Italia, la reconversión de la Estación en un paseo que ofrezca actividades para los visitantes y el servicio de tren de carga al puerto de Quequén.

Ayer, en el Salón Blanco de la Municipalidad, quedó formalmente inaugurada la primera Semana del Turismo Tandilense, con un acto que encabezaron el jefe comunal, el ingeniero Maltana, el secretario de Desarrollo Económico Local Pedro Espondaburu y el director de Turismo Alejandro Bonadeo.

Estuvieron presentes el director provincial de Desarrollo de Calidad y Servicios Turísticos de la Secretaría de Turismo bonaerense, Nicolás Russo; el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik, los concejales Carolina Gutiérrez, Matías Meli, Claudio Ersinger y Antonio Ferrer; el secretario de Obras Públicas Mario Civalleri; dirigentes del Instituto Mixto, de las asociaciones de Cabañas, de Guías y de Bares, Restaurantes, Hoteles y Afines, y de las cámaras de Turismo y Empresaria, entre otras entidades.

En principio, se entonaron las estrofas del Himno Nacional y se escuchó un estracto de los considerandos de la ordenanza sancionada en 1938 que se creó la Dirección Municipal de Turismo un 4 de junio, para luego dar lugar a las palabras de las autoridades.

“Una forma de ver la vida”

El intendente Lunghi definió al turismo como “uno de los sectores más importantes de servicios que tiene el partido de Tandil” y resaltó que “hoy podemos apreciar una dinámica creciente que debe ser acompañada de las decisiones políticas adecuadas para mantener el desarrollo del sector y que él mismo sea sostenible en el tiempo”.

Una vez más, el jefe comunal insistió en “la importancia de la interacción del sector público-privado cuya mayor expresión es el Instituto Mixto de Turismo”. También ratificó que “estamos comprometidos a que los ejes de trabajo propuestos en el Plan Estratégico de Turismo se sigan cumpliendo, teniendo las herramientas de gestión para actuar”.

Por otro lado, destacó que el área enfrenta nuevos desafíos y oportunidades a partir del desarrollo de tecnologías georreferenciadas. “Seguramente el camino recorrido por este valioso sector productivo de Tandil se ha fortalecido gracias a todas las acciones de los emprendedores, quienes asumen su trabajo con la responsabilidad que se tiene al dar un servicio de calidad. Por lo cual estoy convencido de que es una forma de ver la vida y este aspecto de vinculación tan personal es lo que lo diferencia de las otras actividades económicas”, dijo y prometió seguir apoyando las acciones para su desarrollo.

La importancia de los trenes

Por su parte, el ingeniero Antonio Maltana recordó que el 2 de agosto de 2012, después de 17 años, regresaba el tren de pasajeros a Tandil y por entonces, se comenzó a gestar el proyecto de llevar el tren a Gardey y Vela que se hizo efectivo el año pasado.

Resaltó que “en estos últimos dos años, hemos llevado en este ferrocarril alrededor de 70 mil pasajeros en cerca de 650 trenes que durante todo este período circularon ininterrumpidamente”.

Anunció que “estamos viendo con las autoridades de Turismo de la Provincia el dar algunos pasos adicionales” y comprometió su aporte “en los pasos que se puedan dar para ir avanzando en esta generación de trabajo que da el turismo”.

También anunció que mañana habrá un servicio especial a Gardey -el Tren Turístico Gastronómico- en el marco del cierre de la Semana del Turismo Tandilense. “Nos sentimos muy felices de poder ir marcando estos hitos”, expresó y los atribuyó a “mandatos del Gobernador”.

El éxito son los acuerdos

El cierre fue para el secretario de Desarrollo Económico Local y el director de Turismo, encargados de acompañar y consensuar las políticas con el sector privado.

Pedro Espondaburu repasó algunos ejes del Plan Estratégico de Turismo, presentado en 2010, como la gestión institucional del destino Tandil que “está ampliamente ligada al funcionamiento del Instituto Mixto”, donde el sector privado tiene seis entidades que lo representan.

“El producto turismo del destino Tandil no es otra cosa que el resultado de los acuerdos que se llegan a encontrar con mucha paciencia y flexibilidad en el seno del Instituto Mixto.
Esto no lo tenemos que perder, tiene que ser una política de Estado”, reclamó el secretario.
Además, indicó que no hay turismo sin prestadores, sin trabajadores, sin servicios de apoyo y sin un Estado proactivo que apoye. “Todos tienen que ver en el resultado final”, dijo.
Planteó como otro objetivo la calidad del destino, lo que reclama capacitación de los recursos humanos del sector, buenos servicios de infraestructura pública, servicios de apoyo y educación, y un óptimo desempeño de los funcionarios que tienen que llevar adelante las políticas públicas.

En otro párrafo, resaltó el marketing publicitario y destacó que junto al Instituto han colocado la marca Tandil en las estaciones de Buquebus, en revistas como Caras, Gente y Cielos Argentinos, en los shoppings Alto Palermo, Paseo Alcorta, Abasto y Galerías Pacífico, y en las estaciones del subterráneo de Capital Federal.

Por último, mencionó el desarrollo de la oferta que es el producto de políticas de Estado para generar nuevos atractivos como el Cristo en las Sierras y el Circuito del Salame y el Queso con 24 puntos de venta, y próximamente el Museo del Salame y el Queso que permitirá rescatar la tradición del saber hacer de la identidad productiva de la ciudad.

Espondaburu le agradeció al sector privado porque “no puede haber una buena resultante del turismo sin su participación y el compromiso de a quienes nos toque circunstancialmente estar en el sector público de tratar de mejorar la calidad de nuestro desempeño y de generar marcos de acuerdo para seguir definiendo políticas en conjunto”.

Para abrir las conferencias, Alejandro Bonadeo se enfocó en “la parte humana y el emprendedurismo” que distingue a la sociedad tandilense que “quiere poner siempre la vara más alto”. Concluyó en que todo se basa en “ser buena gente”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario