El estado del cultivo de trigo en la región mantiene las estimaciones de producción

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo el viernes en 11 millones de toneladas la estimación de producción de trigo para la presente campaña, gracias a la  sostenida condición de los cultivos en el centro sur de Buenos Aires, no obstante los plantíos de la región deben atravesar todavía este mes y los primeros del siguiente, período en el que van a definir los rendimientos y -en consecuencia- darán real dimensión a la cosecha nacional.
Si las condiciones ambientales son adversas y el impacto de la menor aplicación de insumos fuera mayor que el esperado, es probable que el volumen de grano sea inferior al proyectado hasta la fecha.
En tanto, lo recolectado en las provincias norteñas y los rindes que se perfilan para la cosecha, próxima a iniciarse en las regiones centrales, no son alentadoras. Las reducciones en las productividades unitarias previstas en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa son significativas, con recortes de hasta el 50 por ciento respecto de la muy buena zafra del ciclo precedente. 
Hasta el momento, los rindes promedios son inferiores en un 16,1 por ciento, en tanto que nuevas pérdidas se agregan al área sembrada por granizadas en la zona de Jesús María y en el nordeste en Córdoba.
Al analizar la situación del cultivo en la zona de Mar y Sierras (Balcarce, Tandil, Azul, Necochea, Mar del Plata) se destacó que el estado fenológico de los plantíos es el de espigazón.
En Necochea, los cultivos presentan buenas condiciones en las áreas costeras, pero desmejoran hacia las continentales del partido. Se estiman rindes de 50 quintales por hectárea en la primera y bajen a los 30 quintales en la segunda. Sanitariamente se observa la presencia de roya anaranjada en variedades susceptibles.
En el triángulo conformado por Balcarce, Mechongué y Comandante Otamendi, a pesar de la falta de precipitaciones, mantienen expectativas de buenos rindes. La roya de la hoja tiene mayor presencia que la septoria y se hace imprescindible su combate.   

 

Otros cultivos

El informe sobre maíz señala que se sembró más del 70 por ciento de la superficie prevista. La estimación inicial de 2,7 millones de hectáreas con destino a la producción de grano comercial podría sufrir un severo recorte dadas las condiciones de coyuntura nacional, tanto por el alto costo de implantación (valor de los insumos), como por la elevada incertidumbre con respecto al valor futuro del cereal.
Se dijo que los plantíos cuentan con las primeras dos hojas en Mar del Plata-Balcarce-Tandil-Azul-Necochea, donde faltaría por implantar un 20 por ciento del área.
En tanto, las nuevas proyecciones de siembra de girasol posicionan al cultivo sobre una superficie estimada en 2.241.000 hectáreas, un 17 por ciento menos que en el ciclo anterior.
En el sudeste bonaerense el recorte del área agrícola sembrada sería por lo menos del 13 por ciento. El promedio de lotes en la región se encuentra transitando el período siembra emergencia, mientras que los más adelantados expanden dos pares de hojas.
En cuanto a la soja, se sembró el 302 por ciento de las 18,2 millones de hectáreas previstas a nivel nacional, aplicándose menor nivel tecnológico por reducción en fertilizaciones, variable según zonas.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario