El ex juez Fraticelli reclama al Estado una indemnización millonaria

Natalia Fraticelli, de 15 años, apareció muerta en su casa familiar de Rufino, Santa Fe, en mayo de 2000.  El ex juez Carlos Fraticelli, junto a su esposa, era uno de los principales acusados. Enseguida se lo apartó de su cargo, tras un extenso juicio fue condenado a prisión perpetua y permaneció seis años detenido. Pero un nuevo fallo lo absolvió en noviembre de 2009.

Ahora Fraticelli le exige al Estado nacional y al de la provincia de Santa Fe una indemnización de casi 11 millones de pesos, además de la restitución a su cargo.

Las demandas forman parte de las denuncias elevadas por su defensa a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), luego de que un jury de enjuiciamiento lo apartara de su cargo, meses después de la muerte de su hija. Fraticelli entendía que el trámite era ilegal.

La CIDH propuso ahora al Estado nacional y al santafesino que exploren con una solución amistosa. En las próximas semanas las partes se sentarán a dialogar para resolver la restitución al cargo, que permanece en subrogancia.

Como parte del resarcimiento económico se reclaman el pago de los salarios que no recibió desde 2000 hasta la fecha: alrededor de 4 millones de pesos. Además, exige otros 800 mil pesos por lo que técnicamente se denomina como “pérdida de chance”; es decir, la imposibilidad de acceder a otros cargos enla Justicia. Por daño moral pretende casi 4 millones de pesos y otros dos por el tiempo que estuvo detenido.

El fallo condenatorio de 2002 planteaba que Natalia había sido estrangulada por sus padres. Pero la defensa siempre contrapuso la teoría del suicidio.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario