El FPV busca formar en el Concejo la Comisión de Evaluación de la Tarifa Social

El bloque de concejales del Frente para la Victoria-Partido Justicialista presentó un proyecto de decreto para conformar en el ámbito del Concejo Deliberante la Comisión de Evaluación Distrital de la Tarifa Eléctrica de Interés Social, conforme a la Ordenanza 8646 sancionada en 2002. El organismo se encargará de recibir y analizar los pedidos de los vecinos que requieran una rebaja en la boleta de la Usina, conforme a su situación socioeconómica.

En el artículo primero del proyecto, se crea la comisión de acuerdo a la Ordenanza 8646 de 2002, a partir de la cual el Municipio de Tandil adhirió a la Ley Provincial 12.698/0 y su Decreto Reglamentario 756/02, mediante los cuales se regula la Tarifa Eléctrica de Interés Social (TEIS).

La comisión, que funcionaría dentro del ámbito del Deliberativo, estará conformada por un representante del Departamento Ejecutivo, un representante del directorio de la Usina Popular y Municipal de Tandil, un representante de cada bloque político que integra el Concejo Deliberante y dos representantes de instituciones comunitarias, sociales o deportivas a elección del Legislativo.

Las facultades de este cuerpo serían la recepción de las solicitudes de los usuarios; considerar las solicitudes según el informe socioeconómico realizado por el área de asistencia social municipal; consensuar en el seno de la Comisión la cantidad de usuarios que se beneficiarán con la Tarifa Eléctrica de Interés Social y la confección del listado definitivo de los beneficiarios de la ley que se remitirá a la empresa prestataria de energía para su aplicación.

 

Los fundamentos

 

Los concejales del FPV consignaron que la Ley Provincial 12.698 del año 2001 establece en su artículo 1 que “las distribuidoras eléctricas en el ámbito de la provincia de Buenos Aires podrán otorgar a sus usuarios residenciales con escasos recursos, existentes o futuros, encasillados en la tarifa residencial TIR, imposibilitados de acceder o mantener el servicio eléctrico mínimo, tarifas 40 por ciento inferiores a las que sean reguladas en cada período hasta 150 kilowatts mensuales, la que se denominará Tarifa Eléctrica de Interés Social (TEIS)”.

Agregaron que esa norma indica que el otorgamiento de los beneficios a los sectores más vulnerables de la comunidad no exime al distribuidor de la responsabilidad de cumplir el resto de las condiciones exigibles para el suministro de energía eléctrica en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.

Además, en el quinto artículo de la misma ley se prevé que los municipios podrán adherir a partir de la sanción de ordenanzas, “reduciendo total y transitoriamente las alícuotas correspondientes a la Ley 11.969 y a las tasas de alumbrado público, a los usuarios residenciales que reúnan las características propias de los encasillados en la tarifa residencial TIR y alcanzados por el artículo primero de la presente ley, cuando la reducción efectiva de la tarifa neta aplicada por el prestador resulte del 40 por ciento”.

La norma también indica que los municipios que adhieran a la ley “deberán constituir para tal fin una Comisión de Evaluación Distrital” como así también establece la integración mínima que requiere ese cuerpo.

Por otra parte, los ediles del bloque opositor argumentaron que en Tandil está vigente la Ordenanza 8.646 del año 2002, que en el artículo primero el Municipio adhirió a la Ley 12.698 y su Decreto Reglamentario 756/02 que regulan la Tarifa Eléctrica de Interés Social.

Por otro lado, remarcaron que el 8 de junio pasado el directorio de la Usina Popular y Municipal difundió un comunicado en los medios de esta ciudad, donde afirmó que se “adelantaron que desde los vencimientos originales que operen a partir de la fecha deberán facturar a los valores vigentes con anterioridad a la Resolución MIySP 22/2016; el cual -entre otras cosas- no contemplaba la categoría de usuarios Tarifa Social, generando un perjuicio en los usuarios más vulnerables”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario