El FPV-PJ objetó el proyecto del Ejecutivo para convalidar un acuerdo con un sistema de pagos

Los concejales del Frente para la Victoria – PJ expresaron su “profunda preocupación” por las consecuencias que traería aparejadas al erario municipal la eventual aprobación del proyecto de ordenanza del bloque de la UCR – Cambiemos referido a la solicitud de convalidación de convenio de recaudación por cobranzas a través del sistema E-Pago.

En una nota enviada a esta Redacción titulada “Sistema E-Pago, un convenio, muchas dudas”, desde la bancada integrada por Rogelio Iparraguirre, María Eugenia Poumé y Darío Méndez, contextualizaron que en el mes de diciembre del año pasado el Departamento Ejecutivo envió al Concejo Deliberante para su aprobación el convenio.

En el expediente detectaron “serios reparos y objeciones emanadas de distintas áreas municipales como Tesorería Municipal y la Dirección de Sistemas Informáticos, debido a las condiciones de porcentaje y tiempo de depósito de los impuestos recaudados”.

El bloque, en consonancia con las objeciones formuladas y luego de analizar la documentación puesta a disposición, manifestó su rechazo. “Dijimos además que no se entendían las razones por las cuales desde el Ejecutivo proponían a una empresa obviando los mecanismos apropiados para la selección de la misma”, marcaron en relación al proceso de licitación y/o compulsa de precios a seguir.

Conforme la propuesta que elevó el equipo del intendente Miguel Lunghi “se debía contratar en forma directa a esta empresa, la cual no poseía ningún tipo de antecedentes en la actividad” y que “se había conformado a fines de 2015, siendo que además no presentaba seguro de caución ni garantía patrimonial, máxime el balance de inicio de la empresa que consta en el expediente que muestra que en julio de 2016 E-Pagos Sociedad Anónima tenía un patrimonio neto de tan solo pesos cien mil pesos”, marcaron.

En efecto, el Municipio “debía abonar por la contraprestación un tres por ciento a la empresa, la cual poseía un plazo de 96 horas hábiles para efectuar el depósito de lo recaudado”, un plazo que resultaba “a todas luces desmedido e irracional”, y precisaron que, en caso de conflicto entre las partes, la propuesta concedía la jurisdicción de los tribunales nacionales de Primera Instancia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A partir de las objeciones manifestadas por el bloque y por los funcionarios de carrera, la empresa “debió bajar sus pretensiones y propuso ahora el cobro del dos por ciento”, y posteriormente presentó “un seguro de caución”, repasaron en el comunicado.

 

Inquietudes sin respuesta

Sin embargo, desde la bancada aseguraron que los cuestionamientos formulados “no han perdido su valor”, ya que aún no fueron respondidos “satisfactoriamente en su plenitud”.

De esta manera indicaron que los cambios operados en la propuesta “de ninguna manera satisfacen las inquietudes que surgen de este acuerdo con una empresa que al comunicarse por mail con el Municipio, quien la representa lo hace como relaciones de gobierno de otra firma (Sugit/Sucerp) y no de E-Pagos, aun así se siguió con las tratativas para el convenio. Francamente inexplicable”.

 

Advertencias

En otro párrafo del comunicado, los concejales plantearon una serie de datos que se desprenden del análisis realizado del expediente elevado por el Departamento Ejecutivo, que los llevó a establecer que “evidentemente hay muchos puntos oscuros en la propuesta del Ejecutivo, que de llevarse a cabo pondría en serio riesgo al erario público municipal además de someterlos a un gasto absolutamente innecesario, máxime en los tiempos actuales donde la mesura y la prudencia en los manejos de los fondos públicos deben primar”.

En primer lugar apuntaron que “la empresa E-Pagos, a pesar de la pretensión de erigirse como especializada en la administración y control de cobranzas y pagos, resulta ser nobel en esta actividad”, conforme surge del acta de constitución social con fecha del 16 de octubre de 2015.

Según figura en su página web la empresa generará un botón de pago a través del cual los usuarios podrán realizar sus pagos a través de diversos canales: “’Somos una centralizadora de pagos’, manifiestan y expresan que tienen convenio con la municipalidad de Córdoba y de Tandil, incluyendo en su página los logos de ambos. ¿Tandil? Extraño, ¿no?, cuando aún no fue aprobado por el Concejo Deliberante”.

Este punto “es por demás elocuente para poder discernir con bastante aproximación acerca del comportamiento ético de los miembros de esta sociedad que pretende hacerse cargo de la administración del dinero de los tandilenses”, advirtieron.

 

Más reparos

A través de ese botón, continuaron, “se podrá abonar por diferentes medios de pago, Pago Fácil, Pago Mis Cuentas, Pronto Pago, Rapipago, y utilizando las diferentes tarjetas de crédito”.

Y apuntaron que el convenio vigente entre el Municipio con cada uno de estos medios asciende al “uno por ciento, es decir que, muy posiblemente, de aprobarse este convenio, inmediatamente las demás empresas reclamarán el ajuste del ciento por ciento con lo que ello implicaría para las arcas comunales”.

“Uno de los argumentos esgrimidos es que así se evitaría la transferencia bancaria para el pago de tasas, especialmente los contribuyentes de la Tasa Unificada de la Actividad Económica y la Tasa de Red Vial, los cuales sin ninguna duda ya están bancarizados”, plantearon.

Es por ello que “pueden realizar los pagos a través de la plataforma de pago de cada uno de los bancos con los que trabajan, sin necesidad de pagar los tributos mediante una empresa de pago, como las mencionadas, o  directamente realizar el pago mediante tarjeta de débito o crédito”.

En tanto “se mantiene la jurisdicción en caso de litigios judiciales en los tribunales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuando en realidad no solo por la envergadura del negocio contractual, el interés directo de los contribuyentes locales y por ser quien deberá soportar el mayor riesgo contractual resulta ser el Estado municipal, la jurisdicción debiera estar en los tribunales con asiento en la ciudad de Tandil, pertenecientes al Departamento Judicial de Azul”.

Y agregaron que en forma “inexplicable” la empresa “mantiene la disposición y administración de todo el dinero recaudado por un plazo a todas luces excesivo, como lo es el de 96 horas y que además resultan ser hábiles”.

Por lo expuesto los concejales consideraron “indispensable tomar en cuenta la opinión de la directora de Sistemas Informáticos que en su informe dejó bien en claro cuáles resultarán ser las posibles consecuencias de la implementación de un sistema que no puede controlarse convenientemente respecto de sus aspectos tecnológicos, sus medidas de seguridad y madurez del producto por no estar incorporado en los sitios web de ningún organismo público”.

De igual manera “no puede desdeñarse la experimentada opinión de la directora del área en cuanto refiere que previo a la contratación se deberá incorporar tecnologías que hasta el momento no se han utilizado sobre operaciones de importante sensibilidad, como lo son los pagos, la necesaria capacitación del personal y la codificación de una nueva interface con la empresa prestadora que cumpla con las medidas de seguridad necesarias  apropiadas”.

Para finalizar indicaron que “resulta incomprensible pensar en la contratación de un servicio con una empresa foránea, sin experiencia en el rubro, cuyo mayor capital resulta ser una plataforma web cuando en la ciudad de Tandil empresas multinacionales radicadas desde hace años se nutren en forma constante de estudiantes y profesionales egresados de la Facultad de Ciencias Exactas de la Unicén, con la cual existen por lo demás múltiples convenios de colaboración y trabajo conjunto”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario