El FPV reclamó políticas para el tratamiento de residuos ante el colapso del relleno sanitario

Los ediles de la oposición están preocupados porque hace 17 años que se utiliza el relleno sanitario, y en tres meses la firma Clear finaliza su contrato con el Municipio y se retira del predio.

En tanto, la comuna adquirió nueve hectáreas linderas al predio y el FPV teme que se destinen a ampliar el relleno sanitario, en lugar de instalar la Planta de Tratamiento de Residuos.

Además, recordaron que en los discursos de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante de 2011, 2012 y 2013, el intendente Miguel Lunghi anunció el avance hacia una nueva forma de tratamiento de la basura.

El bloque opositor estimó que el montaje de la planta demandaría una inversión cercana a los 12 millones de pesos, pero como el contrato con Clear finaliza en diciembre “no hay visualización de que pueda estar lista”.

“Estamos enterrando más de 100 toneladas diarias de basura. En una población que ha crecido en la última década un 20 por ciento, el volumen es cada vez más grande y me parece que ya no hay más tiempo para excusas. Aquí hay que comenzar con el proyecto de construcción de la planta sí o sí”, sostuvo Antonio Ferrer.

Por último, mencionaron que Clear ejecutó una planta modelo en Maipú, Mendoza, ciudad de dimensiones similares a Tandil, y no habría diferencias de costos con la operatoria del relleno sanitario.

Esfuerzos “muy menores”

Por su parte, Pablo Bossio resaltó que la gestión integral de los residuos sólidos urbanos no comprende sólo el reciclaje, que es la parte final. “Tiene que ver con modificar una cultura ciudadana. El tandilense ya tiene una madurez como para empezar un proceso distinto de tirar la basura”, sostuvo.

Agregó que el actual relleno sanitario, que lleva 17 años bajo el mismo régimen, está “colapsado y quedan seis meses según Clear”. Ante el retiro de la empresa, reclamó una solución para la basura.

“Tandil tiene que crecer, tiene que dar un paso más y nosotros queremos acompañar al Intendente, queremos saber cuáles son los impedimentos que hacen que no se pueda dar ese paso. Me parece que Tandil se merece una política ambiental. Sabemos del esfuerzo del Municipio, pero son aislados como el programa Apila Pilas. Son esfuerzos muy menores que no hacen a la cuestión de fondo. La política tiene que venir dada a partir de este proyecto que se presentó en 2008”, recalcó.

 

Los informes

 

El pedido de informes hace hincapié en cuatro puntos que debería aclarar la administración Lunghi. En primer término, solicita conocer el estudio de diagnóstico y evaluación de la gestión de residuos sólidos urbanos que fue contratado por la comuna y aprobado por la Ordenanza 12.461.

Luego, requiere “mediciones de tiempo y características de exposición de la basura antes de ser incorporada en el relleno sanitario, así como también los controles previstos y realizados ante posibles filtraciones de lixiviados a las napas freáticas” y “la situación actual del Municipio ante el cumplimiento de la Ley Provincial 13.592 (de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos)”.

Por último, le reclaman precisiones acerca de “los avances anunciados por el Departamento Ejecutivo en las sesiones de apertura del Concejo Deliberante (2011, 2012, 2013) en cuanto al desarrollo de la planta de tratamiento de los residuos sólidos urbanos y de las inversiones concretas para dicho proyecto”.

Ante el apremio de los plazos del contrato con Clear, manifiestan que las respuestas se efectúen antes de los treinta días que estipula la Ordenanza 5181.

 

Las consecuencias

Eduardo Ferrer, vicepresidente de la Comisión de Producción y Medioambiente, advirtió que desde 2008 el peronismo viene realizando propuestas “que nacen de los diagnósticos que uno observa y va construyendo con distintos indicadores sobre las problemáticas ambientales en Tandil”.

Explicó que una de ellas fue el proyecto de ordenanza sobre gestión integral en el tratamiento de residuos sólidos urbanos, que fue rechazado y archivado por la actual gestión. Y agregó que insisten debido a que el tema también está vinculado con la salud pública y con la producción limpia y sustentable.

En cuanto al relleno sanitario, manifestó que presenta riesgos de posible contaminación aérea por la emisión de mezcla de gases y el efecto invernadero, “pero además, es probable que haya fisuras en las distintas membranas por la acción de la descomposición de residuos, que realmente son un problema”.

El legislador mencionó que el OPDS clausuró el relleno sanitario de Escobar por ese motivo, y en el caso de Tandil “estamos incumpliendo con la Ley Provincial  13.592 que dispone que los municipios de la provincia de Buenos Aires deben adecuar progresivamente su sistema de disposición final de los residuos para lograr definitivamente una mejora en eficiencia y eficacia de la gestión de los mismos”.

 

Recursos y autonomía

En ese marco, Ferrer cuestionó que “la Dirección de Medioambiente ha tenido un presupuesto deleznable y dependía en su momento de Desarrollo Local, al cual se supone que debía controlar. Después de insistentes reclamos de nuestro bloque, esa dirección pasa a depender de Obras Públicas, y uno observa los presupuestos 2012 y 2013, donde figura Dirección de Medioambiente, al lado dice 000”.

Consideró que hay un “abandono” de la problemática y reiteró la necesidad de elevar el área al rango de secretaría “con presupuesto y decisiones propias”. 

 

Una decena de pedidos de informes y sólo algunas respuestas parciales

Los legisladores del FPV resaltaron que en los últimos dos años el Ejecutivo no ha respondido a los pedidos de informe aprobados por el Concejo Deliberante o sólo ha remitido datos parciales.

Fernando Rossi argumentó que “como bloque opositor son pocos los espacios que tenemos para debatir estas inquietudes, porque en el Concejo Deliberante no hay un ámbito para debatirlo. Todos los proyectos que presentamos de pedidos de informes pasan a comisión; de las comisiones se derivan al Departamento Ejecutivo y en los que no tenemos respuesta, nos quedamos sin información y sin la posibilidad de dar debate en el recinto a cuestiones prioritarias”.

Entre una decena de respuestas pendientes, la más reciente fue elevada en julio pasado, cuando solicitaron datos sobre la cantidad de personas que ingresan a los hospitales públicos por accidentes de tránsito y los recursos destinados a su atención.

Los datos resultaban importantes en el marco del proyecto de ordenanza para un Plan de Movilidad Sustentable presentado por el FPV, que todavía no ha sido discutido, y la urgencia de tomar medidas en materia de seguridad vial.

Ese caso se sumó a otros que en los últimos dos años tampoco han quedado resueltos: el personal contratado por el Municipio (del 6 de junio de 2011 y tiene respuesta sólo del Hospital); el acompañamiento del Municipio a la toma del edificio de la Anses (agosto de 2012); los lugres de alojamiento para víctimas de violencia (febrero de 2012); ayudas económicas a personas y aportes a instituciones (abril de 2013); presunto hecho de violación en el hogar Convivencia que depende de la comuna; traslado de residuos patogénicos de los centros de atención primaria (marzo de 2012); denuncia por construcción de dúplex ilegales y la estafa a un vecino (abril de 2011); el estado de situación del trabajo del Plan Especial de Manejo de la Zona Protegida Natural Sierras de Tandil y varios referidos al cumplimiento de la concesión del Hipódromo. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario