El Gobierno autorizó una suba del 9% en las cuotas de prepagas

El Gobierno autorizó hoy a las empresas de medicina prepaga a aumentar las cuotas a los afiliados en 9% a partir de octubre próximo y, de ese modo, la suba es de casi 30% en el año y afecta a 4 millones de personas.

Este nuevo ajuste es el cuarto incremento que el Ejecutivo autoriza en el año: 4% en marzo, en compensación por un desfasaje de 2014; otro 6% en junio; 7% en agosto; y 9% en octubre: un total del 28,6%.

La suba acumulada del 2015 se ubicó dos puntos por encima del 26,60% de inflación que relevaron las consultoras privadas en el último año durante agosto pasado, y muy lejos del 14,7% de las cifras oficiales del Indec.

Las empresas de medicina prepaga cuentan con más de 4 millones de afiliados, entre ellos a los empleados que derivan sus aportes de salud de la Seguridad Social a una entidad privada.

Según el tipo de aporte, el afiliado cubre el valor de la cuota o paga una diferencia y varía de acuerdo con el plan y las edades de cada persona.

Para un matrimonio, de acuerdo con el plan elegido y con el nuevo aumento, deberá abonar mensualmente entre 4.000 y 6.000 pesos.

A partir de la resolución 1567/2015 del ministerio de Salud, publicada este lunes en el Boletín Oficial, el Gobierno autorizó el incremento a todas las empresas inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga.

El encarecimiento de los planes de salud que afectará a 4 millones de personas impactará sobre el valor de las cuotas mensuales a partir del primero de octubre de 2015, acumulativo al valor autorizado por la Resolución N° 1001/2015 MS.

“Las Entidades de Medicina Prepaga deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dicho aumento”, dice la norma.

El último aumento había sido aplicado por las empresas a partir del 1 de agosto pasado.

La cartera que conduce Daniel Gollán consideró que el incremento está “fundado en variaciones de la estructura de costos” de las empresas prestadoras y responde a “un razonable cálculo actuarial de riesgo”. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario