El Gobierno estudia cambios para recuperar la credibilidad del Indec

Así, la administración de Cristina Kirchner evaluaba dar un giro en el INDEC, cuyos índices, como el costo de vida, están siendo cuestionado por los especialistas, pero sobre todo por los mercados, que desconfían de la estadística oficial, porque consideran que desvirtúan el ajuste por inflación de los bonos de la deuda. Si bien Moreno está en el centro de todas las miradas, el funcionario seguiría en su cargo, porque la Presidenta valora su desempeño y tampoco está interesada en resignar la cabeza del hombre cuya renuncia es pedida a coro por toda la oposición.
Moreno es un hombre de estrecha confianza del ex presidente Néstor Kirchner, pero cuestionado por sectores empresarios, políticos y por los propios trabajadores del Indec, quienes vienen denunciando la manipulación de cifras que hizo el funcionario en el organismo oficial de estadísticas y censos, y hasta lo acusan de estar detrás de los últimos hechos de violencia ocurridos en esa dependencia. En cambio, sería desplazada del Indec su directora, Ana María Edwin, una mujer que responde a Moreno, para colocar al frente del organismo a un ´consejo de notables´, que tenga larga trayectoria en materia económica y solidez técnica.
Fuentes oficiales confirmaron a Noticias Argentinas que el Gobierno nacional analiza introducir modificaciones en Indec para recuperar su credibilidad. Pero rechazaron que el organismo estadístico vaya a pasar de la órbita del Ministerio de Economía a la Jefatura de Gabinete, como se especuló en distintos círculos tras la llegada de Sergio Massa. En la Casa Rosada consideran que sacar el Indecde la estructura del Ministerio de Economía implicaría la firma de un decreto presidencial o una modificación a la Ley de Ministerios, algo que por el momento “no se encuentra en la agenda” gubernamental.
Al mediodía de una jornada cargada de versiones, fuentes kirchneristas habían dejado trascender que se estudiaba la posibilidad de traspasar el Indec de Economía a la Jefatura de Gabinete, con el objetivo de relativizar la influencia política que tiene el secretario Moreno sobre el organismo estadístico oficial. En lo formal, el Indec depende de la Secretaría de Programación del Ministerio de Economía, pero en términos políticos está manejado por el secretario de Comercio Interior.
Una pista en este sentido había dado también el economista Aldo Ferrer, cercano al Gobierno, quien propuso “crear un organismo autónomo con las garantías de tener la distancia necesaria respecto de la gestión diaria de la economía”. Ferrer es, justamente, uno de los economistas mencionados en la lista de los convocables por el Gobierno para sanear el Indec y recuperar su credibilidad, tras casi dos años de intervención.
Por su parte, el economista liberal José Luis Espert, quien cuestiona la política oficial, dijo que Moreno “ha sido un fracaso en la lucha contra la inflación”. Pero aclaró que el funcionario “ha sido muy eficiente para evitar que la deuda explote, y en dibujar la inflación por la cual se ajusta la deuda pública que de otro modo estaría hoy defaulteada”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario