El Hogar de Niñas y Ancianos necesita renovar apoyos para mantener la centenaria obra solidaria

Mientras la ciudad crece a ritmo sostenido y despierta cada día moviéndose al vaivén de algunas certezas y otras tantas promesas, imaginando un futuro salpicado por el éxito de ser una de las elegidas en el gusto de los que la visitan, las obras emergen.
Mientras desde los distintos sectores se preparan para estar a la altura de las circunstancias y sacar buen provecho de ello, convirtiéndola en una localidad que avanza y se posiciona en la provincia y en el país;  muchas son las personas que, con trabajo silencioso y sostenido, se encargan de mantener y contener otros aspectos. Algunos de ellos tal vez no están a diario en las primeras planas, no son tan conocidos, pero desde los primeros días hacen a la dignidad y contención de aquellas personas que tuvieron que ver con todo aquello que se ha hecho y que permitió que la ciudad sea hoy lo que está a la vista.
Es el caso de muchas instituciones que a lo largo de los años han ido a la par del crecimiento de la ciudad, aunque en la mayoría de los casos, aumentando esfuerzos, agudizando el ingenio y sobre todo, sin bajar los brazos.
Un ejemplo de lo antes descripto es la Sociedad Damas de la Caridad, que por estos días cumplió 120 años de existencia, trabajando en pos de la comunidad, volcando su tarea en el Hogar de Niñas y Ancianos, ubicado en la avenida Estrada  48, donde 40 abuelos y 15 niñas encuentran el calor de un hogar en el que obtienen contención y cuidado.

Crecer con la ciudad

Sin embargo, el trabajo se hace cuesta arriba, al igual que las cuentas, que cada vez se hacen más complicadas para sostener con recursos propios y con los socios con los que cuentan hoy en día y que desde hace tanto tiempo apoyan a la institución.
Así las cosas y con la idea de ponerse a tono con el crecimiento de la ciudad y darse a conocer con aquellos tantos llegados y que hoy son tandilenses por adopción, ante todos los que han elegido a Tandil como un nuevo lugar, para presentarse y, de paso, a los tantos tandilenses que ya conocen la obra, recordarles que cada granito de arena es para la institución una gran ayuda.

Realidad y nuevos proyectos

De esta manera, El Eco de Tandil recorrió las instalaciones del Hogar y mantuvo una entrevista con María Haydée Usandizaga de Guazelli, María Marta Grieco de Vidaguren y María Dolores Usandizaga, quienes expusieron, además de la realidad que atraviesa la comisión, la idea de echar a andar algunos proyectos en un tiempo no muy lejano.
Para María Haydée Usandizaga, ésta era una fecha propicia para ?agradecer a toda la población de Tandil, a la Municipalidad, a las instituciones amigas que se acercan, a todos los que en forma anónima hacen llegar su colaboración, además de hacernos conocer con aquellos que son nuevos en la ciudad y a los que tal vez les gustaría colaborar de alguna manera con el mantenimiento de esta obra?.
?También nos parece que es un momento para contar lo que hacemos, cómo y de qué manera, llegamos a contener a 40 adultos mayores y 15 chicas, donde llevan una vida como si fuera el hogar propio, recibiendo cariños, además de alimentos y atención médica?, dijo Usandizaga, para agregar que ?todo esto demanda un esfuerzo muy grande y muchos gastos que son difíciles de sostener?.
Al mencionar el monto que insume el mantenimiento mensual, la tesorera María Dolores Usandizaga, luego de dar detalles del mes de junio, redondeó una suma cercana a los 25 mil pesos.  Esta cifra incluye desde cargas sociales de los trabajadores del hogar, hasta los gastos de luz, gas y alimentos de los internados.
Sobre estos gastos, aclararon que la Municipalidad se hace cargo de parte del personal y la Usina realiza una quita en el costo de la energía eléctrica.
?Esta es una obra gratificante para todos y lo que se hace está a la vista. Sabemos que los tandilenses conocen bien al asilo, pero hay mucha gente nueva en Tandil que a lo mejor se quiere sumar, además, los que conocen lo que hacemos, tal vez ignoran que estamos al filo con los gastos y que para poder afrontar todo y no tener deudas, hemos vendido algunas propiedades?.

Para colaborar

Todos aquellos que quieran colaborar pueden hacerlo donando tiempo, esfuerzo, con pequeños aportes que pueden realizarse asociándose a la institución.
?Esta es una etapa en la que estamos repensando todo lo que tiene que ver con nuestra organización y cómo manejamos todo el apoyo que se brinda al Hogar de Niñas y Ancianos. Creemos que tenemos que aggiornarnos, no sabemos bien cómo, pero sabemos que debemos hacerlo, tanto en la estructura organizativa como edilicia y en eso estamos trabajando en distintos proyectos para hacer que todo esto pueda mantenerse. Aunque por ahora está simplemente en nuestro pensamiento, es algo que nos urge y estamos decididas a encararlo?.
A su vez, aprovecharon la ocasión para solicitar leña, ya que los ambientes son muy grandes y cuesta calefaccionarlos.
Quienes deseen y puedan colaborar, pueden llamar a los teléfonos 42-3122, 42-0084, 42-7325 ó 42-3109, éste último pertenece al Hogar. Se necesitan  nuevos socios, organizar un voluntariado, donaciones en efectivo o en especies.
También se valora el trabajo voluntario acompañando a los pensionados con charlas, salidas a caminar, jugando a las cartas, en la lectura, cantando o tocando instrumentos. Además intentarán sumar a aquellos que tengan ideas creativas y muchas ganas de trabajar.*

Tarea conjunta

El Hogar de Niñas y Ancianos tiene dos pilares: la Sociedad Damas de la Caridad, sostén económico y administrativo; y las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia, con la hermana Danila ?superiora y factótum-, hermanas Carolina, Calixta, Elisa y Miriam, en la atención y supervisión diaria de los pensionados, personal y tareas.
También cuentan con un staff de personal contratado por la Sociedad de Damas y los trabajadores de la salud que aporta la Municipalidad, además de pasantes y voluntarios.
En cuanto a los recursos, la institución recibe 2.500 pesos mensuales de un subsidio municipal; rentas de bienes propios (alquileres y arrendamientos); donaciones; beneficios que producen eventos y empresas; cuotas sociales (173 asociados); Banco de Alimentos; aportes del 80 por ciento de los haberes jubilatorios de los ancianos y en forma extraordinaria, subsidios del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario