El Hospital de Niños recibió una donación de mobiliario

El Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas recibió este viernes una importante donación de mobiliario, que se concretó por parte de Víctor Mazzoni y que contó con la participación directa del papa Francisco.
El intendente Miguel Lunghi, la directora del Hospital de Niños Marta Brea y las autoridades de la Fundación del Hospital recibieron los diferentes elementos donados que serán destinados para la sala de médicos y dormitorios para residentes que actualmente se están construyendo.
El jefe comunal agradeció a Mazzoni por la donación y resaltó que “desde que se abrió el Hospital de Niños la comunidad lo aceptó y tomó como propio y es por eso que existe un gran compromiso de todos por verlo crecer y consolidarse. Es mucha la gente que a diario se acerca para colaborar y eso es algo que nos alegra mucho”.
Por su parte, Marta Brea expresó: “En todo este tiempo hemos recibido muchas donaciones pero ésta es una donación muy especial, tiene un trasfondo diferente a otras, porque detrás de todo esto está el papa Francisco de la mano del señor masón, que es quien nos hizo llegar estas donaciones”.
“Con esta donación se cubre todo el mobiliario para la ampliación del Hospital que estamos haciendo en el primer piso del SUM, donde van a funcionar dos habitaciones para residentes y una sala de médicos”, agregó.
La donación contó con diversos mobiliarios, entre ellos: mesas, escritorios, camas, colchones, computadoras, televisor y diversos electrodomésticos.
Víctor Mazzoni señaló que su “relación con el papa Francisco viene de hace 30 años cuando él era director del Colegio Máximo San Miguel y se creó una relación que siguió por mucho tiempo. Esto surgió a partir de que en el año 2008 tallé un santo que era réplica de un santo que había tallado un indio jesuita en Misiones hace unos 270 años. Se hicieron 15 santos que fueron a diferentes lugares, hay dos en Estados Unidos, en el Colegio Máximo y en otros lugares”.
“El cuando fue elegido Papa quiso llevarse el primero, el que le habíamos dado a él y después finalmente decidió dejarlo. El número 15 tenía otro destino y yo le pedí si me autorizaba a donarlo al Hospital de Niños, porque tengo admiración por este Hospital, es una obra increíble. El autorizó que este santo quedará aquí y mandó dos cartas para el acto en el que se cumplió el quinto aniversario del Hospital, que fue cuando se donó el santo”, agregó.
Mazzoni continuó explicando: “Cuando yo se lo agradecí, me pidió que le tallara un San Francisco de Asís y este año me invitó para que lo visitara en Roma y le llevé el San Francisco y un San José que fue una gran sorpresa para él. A raíz de todo eso él me dio un montón de estampitas de él bendecidas, inclusive me dijo ‘me da pudor darle esto pero llévelo porque la gente se lo va a comprar y podrá colaborar con el Hospital de Niños’. Y en otro momento me dio cien rosarios bendecidos. Y con todo eso que me dio pudimos recaudar estos fondos para comprar todo este mobiliario”.
“La semana que viene voy a tener contacto con él y le voy a mostrar lo que se pudo comprar y aunque él no lo sabe, le voy a pedir más rosarios porque ahora que se vendieron los rosarios hay gente que quiere más y podemos seguir recaudando fondos para el Hospital”, completó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario