El intendente Lunghi evaluó que la ciudad ?soportó de muy buena manera el temporal?

“Es cierto que algunos sectores de la ciudad y en especial de la zona rural sufrieron inconvenientes, pero si tenemos en cuenta la dimensión del temporal los problemas que se generaron fueron relativamente mínimos”, agregó.
Lunghi continuó analizando que “los desagües respondieron bien, esto se debe al trabajo que se ha venido realizando desde hace mucho tiempo por este gobierno y por los intendentes que nos antecedieron”.
“Más allá de eso sabemos que hay muchas calles que se sufrieron roturas, que se hicieron baches importantes y que algunas cuadras arenadas también se deterioraron mucho, por eso ya estamos abocados a trabajar para ir reparándolas, esto nos llevará un tiempo y por eso le pedimos paciencia a los vecinos”, puntualizó.
Durante los días que duró el temporal desde la comuna se montó un operativo coordinado por Defensa Civil para dar rápida respuesta a las personas afectadas, “me parece justo destacar la tarea que desempeñaron las distintas áreas del municipio, que actuaron junto a los bomberos y la policía. Hubo trabajadores municipales y funcionarios que trabajaron sin descanso durante todo el temporal y permitieron asistir a las familias que tuvieron distintos problemas”, afirmó.

Una obra fundamental para el avance de Tandil
 
A partir de la intensidad de las precipitaciones que se registraron en la ciudad se pudo comprobar que la represa del Ramal H funciona de acuerdo a los parámetros de cálculo establecidos.
El emprendimiento que se llevó adelante a partir de un convenio entre el Municipio de Tandil y el Gobierno Provincial, con una inversión de alrededor de 18 millones de pesos por parte del estado bonaerense, regula los picos de crecidas en épocas de mucha lluvia, generando una contención y descarga proporcional a la capacidad de absorción del entubamiento conocido como  ramal H.
Se encuentra ubicada en el área noroeste de la ciudad, más precisamente en el sector comprendido entre las calles Larrea, Santos Vega, Tacuarí y López Osornio y fue planificada para contener las crecidas extraordinarias temporarias de una pequeña cuenca colectora de 3,35 km2 de superficie, ubicada al pie de las sierras más altas del cordón cuyas características particulares provoca la concentración de los derrames precisamente en la entrada del conducto pluvial denominado ramal H.
Cuando el escurrimiento superficial de las precipitaciones sobre la mencionada cuenca son de una magnitud tal que supera la capacidad de conducción del ramal H, se producía el derrame de los excesos pluviales inundando con frecuencia el barrio Falucho y zonas adyacentes ubicadas precisamente aguas abajo de la actual presa en construcción.
La presa regula el flujo de tal manera de ir permitiendo el desagote de los excesos de manera controlada a los fines de optimizar el funcionamiento del conducto pluvial evitando la inundación.
Funciona por gravedad sin embalse permanente y fue construida en hormigón de diferentes especificaciones según los requerimientos específicos de la ingeniería. Tiene una longitud de 160 metros y una altura sobre su nivel de fundación de 19,8 metros.
El Intendente resaltó que “ésta es una de las obras fundamentales para el avance de Tandil, si no fuera por esta obra hoy estaríamos viviendo una situación similar a la que ocurrió años atrás cuando muchos vecinos tuvieron problemas en sus casas y tuvimos que reconstruir una cuadra de la calle Fugl”.
“Es la obra hídrica más importante de los últimos 30 años y se pudo obtener gracias a las gestiones que se iniciaron en gobiernos municipales anteriores, que nosotros continuamos firmemente y que encontró el financiamiento en el gobierno provincial de Daniel Scioli”, completó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario