El juez Comparato estuvo en Tandil y recorrió centros clandestinos de detención

Como estaba previsto se realizó esta mañana de ayer una recorrida por dos centros sindicados como de detención clandestina,  utilizados durante la última dictadura militar., en la ciudad de Tandil.
A media mañana, el recorrido fue en el sitio que se conoce como ?la quinta de Méndez?   y se reconoció también, la ?quinta Bulfoni?, ubicadas en cercanías del club Los Cardos;  siguiendo la posible pista del derrotero del desaparecido abogado Alberto Moreno, quien fuera secuestrado por la dictadura militar el 29 de abril de 1977, cerca de su casa, en la ciudad de Olavarría y entregado fallecido a sus familiares, el 10 de marzo.
En la zona se tomaron fotografías y realizaron pericias planimétricas, con la participación directa de las autoridades del Juzgado Federal de Azul a pleno, encabezada por su titular, Juan José Comparato, el fiscal federal de Primera Instancia, doctor Oscar Blanco, con la participación también de Eduardo Rezses, de la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Ariel Pellegrino, del Organismo de Derechos Humanos de Tandil y María Rosa Toncovich, concejal y miembro de la Comisión de Derechos Humanos y el jefe de la Policía Federal de Tandil, entre otros.
Acompañaron la inspección ocular familiares del desaparecido abogado, como sus dos hijos, Matías y Martín Moreno, además de su hermana, Margarita Moreno

Cinco imputados

En la causa del joven abogado desaparecido, hay cinco imputados. Dos de ellos civiles y propietarios de la quinta en cuestión al momento del secuestro y desaparición,  los hermanos Julio y Emilio Méndez, quienes tienen prohibido salir del país y pesa sobre ellos un procesamiento por la causa como partícipes secundarios.
En tanto, desde las fuerzas militares, se encuentran imputados el coronel (R) Julio Alberto Tommasi, jefe del Regimiento; el coronel (R) Roque Pappalardo y suboficial mayor (R) José Luis Ojeda, por  el delito de ?privación ilegal de la libertad agravada por violencia y amenazas en concurso real y tormentos, agravados por haber sido cometidos a un perseguido político, en concurso real con el delito de homicidio?.

?Siempre quedan vestigios?

Al finalizar la recorrida, Multimedios El Eco pudo dialogar con el juez federal Juan José Comparato, quien al ser consultado sobre cómo se procede en estos casos teniendo en cuenta el paso del tiempo, dijo que ?estamos realizando una diligencia judicial para corroborar algunos datos que tenemos en la causa con peritos en planimetría para conocer el posible recorrido que pudo haber hecho el doctor Moreno en aquel momento cuando huye de la casa en la que estaba detenido ilegalmente hacia los lugares en que según consta en la causa, pudo haber recorrido, todos datos que tenemos por informes testimoniales y con croquis realizados a mano o con fotografías y ese es uno de los motivos de esta diligencia?.
Manifestó más adelante que ?los cambios geográficos del lugar complica un poco las cosas porque evidentemente si hubiéramos encontrado todo como estaba en aquel momento, sería más fácil pero siempre hay vestigios, siempre hay rastros, hay lugares que ya estaban marcados y elementos que nos hacen presuponer que las edificaciones estaban tal como consta en la causa y ahora vamos a evaluar cuando termine la pericia?.
Sobre los elementos de prueba, expresó que ?hay varios pero todo lo que se hizo en algún momento en la causa judicial que se inició por provincia en  76  y 77, deben ser corroborados ahora y esa es una de las cosas que estamos haciendo?.
Sobre la etapa de la investigación, Comparato señaló que salvo algunas diligencias más, se estaría  en condiciones de continuar con la instrucción. El juez federal aclaró que ?no somos etapa de juicio, sino de instrucción?.
?Si corresponde, si el fiscal opina que hay que elevarlo a juicio, se elevará y la que actúe será el Tribunal Oral de Mar del Plata, quien dicte la sentencia?, finalizó diciendo el juez.

Será justicia

Por su parte, el fiscal federal de la causa, el doctor Oscar Blanco, dijo  a este Multimedios que ?se están tomando fotografías y haciendo mediciones para corroborar distancias y recorridos desde el lugar en el que presuntamente habría ocurrido una privación ilegal de la libertad, una fuga y posterior huída de la víctima. El escenario ha cambiado mucho pero no las distancias. Hay algunos planos y dichos coincidentes en la causa que permitirían imaginar y a su vez con algún rigor científico y ara eso está la Policía de Provincia, tratando de estimar las distancias y en un presunto recorrido?.
?Tenemos valiosos elementos que se tomaron en aquel momento, con la intervención de la Policía de la provincia, con datos y tomas de fotografías del lugar ya que hoy está muy cambiado, con edificaciones que por supuesto, hace 30 años no estaban, por lo que hay más elementos que ayudan ya que muchas personas ya han fallecido y la fotografía nos permite ubicarnos en el lugar geográfico?.
Agregó que los testimonios de la época ya están ?agregados a la causa y esto de hoy nos pareció de utilidad y terminado esto, ya estaríamos en condiciones de recibir la declaración indagatoria, es lo que tenemos pedido y creemos que en esta instancia procesal el  Juzgado va a hacer lugar a las indagatorias?.
Sobre la Justicia final de estos casos, dijo que ?para eso estamos aquí. Esta no es una cuestión de Justicia rápida o lenta, acá hubo cuestiones políticas ajenas a la marcha de la investigación porque si miran los expedientes, en aquel momento se investigaron estos casos pero las leyes que todos conocemos hicieron que esas investigaciones se pararan y mucha gente quedó en el camino esperando Justicia. Va a haber Justicia, para eso estamos. Va a demorar porque reconstruir lo que pasó hace treinta años no es fácil pero estamos trabajando en ello?, dijo el fiscal Blanco destacando que además, en la jurisdicción, hay un solo Tribunal Federal que debe ocuparse de todas las causas federales de la jurisdicción.

 

Inspección ocular de testigos en el ex Iser

Luego del recorrido realizado por las quintas ubicadas entre la entrada al club Los Cardos y el camino que conduce a la cantera Carba, el juez Comparato y la comitiva se dirigieron al predio del ex Iser, donde tomaron contacto con víctimas que declararon haber estado presuntamente cautivos en el lugar en esos años.
Una vez allí, se llevó a cabo una inspección ocular del sitio para comprobar si lo descripto coincide con las características del antiguo edificio, hoy semi destruido por el paso del tiempo.
En esta ocasión, la prensa no pudo acompañar la recorrida ya que se priorizó la preservación de la identidad de las víctimas de la dictadura que concurrieron al lugar. En cambio, en el anterior recorrido, la prensa tuvo acceso a los distintos lugares y trabajó con total libertad, pudiendo realizar entrevistas tanto a las autoridades judiciales como al resto de los acompañantes que en todo momento, se prestaron muy cordialmente al diálogo con los medios presentes.
En tanto, queda pendiente un trámite similar en el predio militar  ?La Huerta?, cercano a la Sexta Brigada Aérea, para el que serían convocados testigos que actualmente se encuentran radicados en el exterior.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario