El juez Valle, apartado de la causa ?Ferrocarril Sud?

Una resolución emitida por la Sala I de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial decidió la recusación del juez de primera instancia Pedro Domingo Valle, que entendía en la causa vinculada a la intervención del club Ferrocarril Sud. El fallo, firmado por el juez Guillermo Lázaro Céspedes, dio lugar a un pedido de recusación por parte de la parte demandada en la causa ?Martens, Héctor y Otros contra Club Atlético y Biblioteca Ferrocarril Sud sobre Nulidad de Asamblea y Remoción de administradores?.
Este fallo supone una derivación de la causa hacia otro juzgado, que deberá analizar las actuaciones de Valle y por consiguiente del interventor del club, Alejandro Díaz Esteve. La jueza que se haría cargo del expediente sería la doctora Miriam Analía Martires, del juzgado Nº 2.
La resolución del juez Céspedes dice textualmente, que se resuelve, ?1) Hacer lugar a la recusación con causa planteada (art. 28 CPCC) por los sres. Norberto Néstor Santoro y Andrea Noemí García en virtud de configurarse en este estado la causal invocada de prejuzgamiento (art. 17, inc. 7 cod. cit.); 2) Devuélvase el presente incidente al Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 2 de Tandil a fin de hacer saber al juez recusado la continuación de los autos principales ante el nuevo juzgado?.
Ferro está inmerso en una crisis institucional desde principios de 2008, con incidencias políticas y judiciales que derivaron en la intervención ordenada por el juez Valle, y fueron generando una decadencia social y económica de la entidad.
El conflicto se originó en los primeros días de 2008, con un llamado a asamblea por parte de la conducción del club, a cargo de Norberto Santoro, de la agrupación ?Tricolor?. Esta convocatoria fue rechazada por la otra agrupación política, la 6 de Junio, que abrió una causa en un juzgado de Olavarría. La causa pasó luego al juzgado del Dr. Valle, quien luego de una confusa situación en la que no quedaron del todo claras las fechas del llamado a la nueva asamblea, decidió intervenir el club, poniéndolo a cargo de Díaz Esteve.
Más allá de las diferencias que originaron la causa y la intervención del club, las dos agrupaciones políticas de Ferro parecen coincidir en que la actuación de Díaz Esteve no tiene razón de ser a esta altura. El último 6 de junio, día del 90º aniversario del club, hubo un compromiso de las agrupaciones Tricolor y 6 de Junio de llevar adelante la figura de Alberto Porreca, un reconocido socio, como normalizador del club. Sin embargo, poco se avanzó en ese sentido en las últimas semanas.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario