El Legislativo reconoció a los integrantes y al proyecto de rugby social Mirmidones

Lo declaró de interés social y deportivo, y extendió un presente a los representantes que asistieron a la sesión. Se trata de una iniciativa de integrantes Los Cardos, Los 50 y Uncas, en la Unidad Penitenciaria 37 de Barker.

El Eco

El Concejo Deliberante de Tandil declaró de interés social y deportivo al proyecto de rugby social Mirmidones, integrado por distintos clubes de la ciudad y que desarrolla su actividad en la Unidad Penal 37 de Barker. Además, entregó un reconocimiento a sus integrantes.
El acto se desarrolló en la primera sesión ordinaria de noviembre, a partir de un proyecto impulsado por el bloque de concejales de Unidad Ciudadana y que el cuerpo aprobó por unanimidad.

Por la reinserción social

En los considerandos, destacaron que “Mirmidones es un proyecto integrado por un grupo de jugadores y exjugadores de rugby de diferentes clubes de nuestra ciudad, que utilizan dicho deporte como una herramienta de contención, buscando lograr una mejor reinserción social en las personas que hoy están privadas de su libertad”.
Además, señalaron como otro objetivo que las personas que lo integren “desarrollen su potencial positivo, forjando nuevas capacidades, y estén mejor preparadas para aprovechar nuevas oportunidades. Se busca generar un nuevo punto de vista que incluya al otro y su importancia como ser necesario para conformar el tejido social”.
Por otra parte, reseñaron que persigue que quienes están privados de la libertad “continúen practicando el respeto y la solidaridad que supieron construir a través del rugby, tan necesarios e imprescindibles en este noble deporte como en cualquier espacio que comparten distintas personas”.
En definitiva, promueve incorporar, a través del rugby, valores y normas como el fomento del trabajo en equipo como hábito; la práctica del esfuerzo desde el entrenamiento, tomado la verdadera dimensión e importancia para el crecimiento en cualquier actividad; la reflexión constante de lo aprendido, estimulando en forma permanente la resolución de distintas situaciones de la manera más provechosa para el conjunto; la colaboración entre todos los que integran el equipo para lograr un objetivo común actuando como una unidad; y generar nuevas expectativas de vida y la motivación de los sueños y las esperanzas.
Sumado a eso, destacaron que a casi un año de haber iniciado el proyecto, “se han logrado resultados positivos, en términos de conducta y generación de buenos hábitos de las personas privadas de su libertad, en el funcionamiento como grupo, en la vinculación con sus otros pares y con la autoridad. En relación a la organización, el grupo funciona como equipo, los integrantes son respetuosos del otro, la comunicación es sana y fluye libremente, y se halla una gran predisposición a colaborar y funcionar como un todo”.
Por último, indicaron que trabajan en Mirmidones veinte voluntarios que todos los viernes concurren a la Unidad Penal 37 de Barker a desarrollar los entrenamientos, y junto a la mesa directiva conformada a tal fin, se encargan de la organización y la planificación de las actividades, tendientes a sostener y fortalecer el programa que tiene al rugby como medio y en que un futuro apunta a sumar más herramientas que contribuyan a la reinserción de los internos.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario