El miércoles comenzará el recuento definitivo en Santa Fe

El Tribunal Electoral de Santa Fe iniciará el próximo miércoles el escrutinio definitivo de las elecciones a gobernador, en las que no se computaron más de 100 mil votos, cuando entre el socialista Miguel Lifschitz y el macrista Miguel del Sel hay una diferencia de apenas 2128 sufragios.

Luego de que este domingo en el conteo provisorio no se registraran 347 mesas, que sumarían más de 100 mil sufragios, Del Sel y el candidato del Frente Justicialista para la Victoria, Omar Perotti, reclamaron que se abran las urnas y se revisen todos los votos.

Mientras tanto, el gobernante Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) defendió la “transparencia” de los comicios y aseguró que su triunfo se ratificará en el conteo definitivo.

“Sería razonable dos semanas, eso fue lo que duró en las PASO. Vamos a actuar con la urgencia de la población, que necesita saber quién ganó. Pero también con la seguridad que tenemos que darle con respecto a los resultados”, señaló el presidente del Tribunal Electoral provincial, Roberto Falistocco.

El también presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe se refirió a las denuncias de irregularidades que hicieron las fuerzas opositoras: “Hasta ahora no conozco alguna presentación en concreto de algún partido, y veremos qué fundamentos hay para hacer algo de esa naturaleza”.

Las cifras arrojadas por el escrutinio provisorio auguran un desenlace muy reñido entre los tres primeros candidatos: con un 95,45 por ciento de las mesas escrutadas, Lifschitz obtenía 30,69 puntos, contra los 30,58 Del Sel y los 29,25 de Perotti.

Al respecto, el gobernador Antonio Bonfatti resaltó que “hay una Provincia que garantiza la transparencia de todo el proceso electoral” y resaltó que “el Gobierno provincial no toma una sola decisión sobre el escrutinio”, ya que “eso es competencia del Tribunal Electoral”.

“Nosotros hemos tomado simplemente el anuncio de nuestras mesas testigo para después esperar el resultado del escrutinio provisorio. Ese recuento provisorio se da al revés de lo que se dio en las PASO, cuando algunos bailaron, saltaron, cantaron y se adjudicaron el triunfo que después fue corroborado por el escrutinio definitivo”, afirmó el mandatario provincial en alusión al candidato del PRO, Miguel Del Sel.

De acuerdo a las cifras oficiales, restan contabilizar 347 mesas, así como también figuran como “recurridos” 213 sufragios y otros 58.558 como “anulados”.

“Quedan unas 300 mesas sin escrutar porque el Tribunal no pudo cargarlas por incorrecciones o estaban ilegibles o en la confección del telegrama”, indicó Bonfatti.

Tras los ajustados resultados que arrojó el escrutinio provisorio, en el que el Frente Progresista se impuso por sólo 0,11 por ciento sobre el PRO, Lifschitz auguró que la distancia se ampliará: “Llevamos una ventaja de 2.100 votos. El escrutinio definitivo va a comenzar el miércoles y es probable que se amplíe un poquito esa diferencia a 3 mil o 3.500 votos”.

Respecto de las “irregularidades” denunciadas por los postulantes opositores, el candidato socialista resaltó que “no hay ninguna posibilidad de fraude” y precisó: “Ha habido 40 veedores internacionales y de todo el país y fiscales de todos los partidos, ninguno ha hecho ninguna observación”.

Por su parte, Del Sel se mostró confiado en “obtener el triunfo” y ratificó que, de acuerdo a sus mesas testigo, se llevará la victoria por una diferencia de “1,2 por ciento”.

“Hay muy poca diferencia de candidato a candidato y tanto nosotros como la gente quiere saber cuál es el resultado final, porque sino vamos a empezar a desconfiar de nuestra democracia y es lo peor que nos puede pasar como país, como sociedad”, advirtió el referente del PRO.

Al afirmar que se registró “prácticamente un triple empate”, el cómico reclamó al Tribunal Electoral provincial “la apertura de todas las urnas y el conteo voto por voto”.

En tanto, su compañero de fórmula, Jorge Boasso, puntualizó que hubo más de “300 telegramas desestimados” y consideró que hay “100 mil votos” sin volcar al conteo.

En el mismo sentido se expresó el candidato kirchnerista, que destacó que hay “casi un 7 por ciento entre anulados, recurridos e impugnados”, mientras que “la diferencia” entre los tres primeros candidatos “no llega al 1,4 por ciento”.

Perotti pidió tomar “todos los recaudos” y comenzar con el “análisis de actas y telegramas” para determinar quién fue el gobernador electo.

“Queremos ahora resguardar la legitimidad del triunfo y que gane un candidato aunque sea por un voto. Lo que debe tener alguien que va a tener que gobernar con sólo el 30 por ciento de los votos es la legitimidad de que cada santafesino no tenga dudas de que ha sido el ganador”, agregó el diputado nacional. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario