El ministro Arlía garantizó que está el financiamiento para arreglar la Ruta provincial 74 y la semana próxima arranca el bacheo

También hubo un reconocimiento a la lucha que llevaron adelante los Familiares de las Víctimas de la Ruta 74 y los Vecinos Autoconvocados de Ayacucho, actores centrales en la decisión del Gobierno provincial de asignar un presupuesto de 55.175.250 pesos del Fondo Fiduciario Vial (Ley 14.393) para este fin.

En la licitación se presentaron seis empresas con sus ofertas económicas: Marcalba SA 68.506.316,47; Pelque SA 55.409.747; Construmex SA 59.865.060,99; Luciano SA 53.015.338,86; Coarco SA 43.861.135,43 y Equimac SA 51.387.896,03 pesos.

Técnicamente, la obra contempla trabajos de fresado corrector, relleno de huellas, bacheo superficial y profundo; riego de liga con emulsión bituminosa de rotura rápida; carpeta de rodamiento de concreto asfáltico de 0,06 metro de espesor promedio y 6,70 metros de ancho; reconformación de banquinas en 3 metros de ancho; y señalización horizontal y vertical en toda su traza.

Una vez cumplidos los trámites administrativos, se contemplan 180 días de plazo para la ejecución y un año de garantía. Según los anuncios, la ruta estaría lista para mediados de 2014.

Sin embargo, por estos días comenzarán los trabajos de bacheo profundo y fresado, adjudicados a la firma Sorsa, que pondrían en condiciones la cinta asfáltica hasta su repavimentación.

El encuentro fue encabezado por el ministro de Infraestructura Alejandro Arlía; el administrador de la Dirección de Vialidad provincial Ricardo Curetti; la subsecretaria de Obras Públicas de la Provincia Patricia Tombesi; el intendente Miguel Lunghi y su par de Ayacucho Pablo Zubiaurre; el rector de la Unicén Roberto Tassara y el candidato a concejal por el Frente para la Victoria Pablo Bossio.

Además de los vecinos que encarnaron los reclamos, participaron Guillermo Scarcella, presidente de Aguas Bonaerenses SA; Rafael Magnanini, representante de Anses en el directorio del Banco Macro; Juan Favre, director de Servicios Generales; Marcos Nicolini, jefe de Gabinete del Municipio; concejales y candidatos del FPV y del radicalismo; funcionarios ayacuchenses y Darío David, ex intendente de esa localidad.

 

Obras “sin colores políticos”

En principio, el rector Roberto Tassara agradeció la elección de la Unicén como sede para avanzar con esta obra “muy sentida para los tandilenses y los ayacuchenses”, como así también el trabajo conjunto con la Provincia y el Municipio por lograr las “condiciones de accesibilidad al Campus”.

Por su parte, el intendente Lunghi reivindicó la lucha y movilización de Familiares de las Víctimas de los accidentes, “que han sido muchos en la Ruta 74”.

Ante la presencia de Pablo Bossio en la mesa del anuncio, el pediatra remarcó que “todas las obras no tienen color político. Las obras son para la gente, en este caso para el bienestar y la seguridad”.

El jefe comunal de Ayacucho adhirió a los conceptos de Lunghi, pero agregó que “para Ayacucho es muy importante esta ruta porque Tandil es la primera ciudad de referencia para nosotros en cosas que no hay en Ayacucho. Ante una derivación médica hay que salir por esa ruta, muchas veces sin las condiciones climáticas, con tanto peligro por lo médico como por el tránsito”.

Calificó la obra “como vital” y aseguró que “se abre una esperanza. La verdad es que esperamos que se concrete”, dijo Pablo Zubiaurre.

 

Con respeto

El director de Vialidad admitió que la ruta demandaba mejoras y repasó sus reuniones con jefes comunales y vecinos. “Esto simboliza que del esfuerzo de todos se saca un objetivo”, manifestó.

Destacó que el gobernador Daniel Scioli y el ministro Arlía priorizaron la Ruta 74 e informó que antes del millonario emprendimiento, se concretará un fresado y bacheo superficial y profundo para garantizar la transitabilidad.

“Agradezco este gran respeto de los intendentes, de las fuerzas políticas, de los autoconvocados, porque siempre hemos discutido pero ha aparecido el respeto”, dijo Ricardo Curetti. 

 

ARLIA PROMETIO CONTROLES DE CARGA

 

“Nosotros sabemos de las necesidades, no somos necios”

 

Antes de la apertura de los sobres, el ministro Alejandro Arlía valoró que la apertura de sobres realizada en los propios distritos “transparenta” los procesos administrativos.

“Nosotros sabemos de las necesidades, no somos necios, y por eso entendemos el justo reclamo de los vecinos que durante mucho tiempo han planteado esta necesidad”, expresó.

Y argumentó que “a medida que vamos teniendo los recursos disponibles, vamos realizando las obras. Tratamos de no generar expectativas de obras, empezar y paralizarlas. Por eso hoy estamos abriendo esta licitación, porque tenemos la seguridad de que estos fondos, que son más de 55 millones de pesos que va a arrojar la licitación, ya tenemos disponible el dinero para la totalidad de la obra”.

Prometió controles

 

Precisó que la mejora estructural comenzará en enero y tendrá un plazo de 180 días. “A mediados de 2014 esperamos tener la obra ya concluida”, anunció y prometió avanzar en el control de cargas “para que la inversión que hace el Estado no se deteriore rápidamente”.

En este sentido, apeló “a la responsabilidad de los empresarios, porque cuando circulan con exceso de carga, como sucede por lo general con algunos productos típicos de esta región, no solamente se deteriora la ruta, se pone en riesgo la vida humana, incluso de quien conduce ese vehículo que está preparado para 45 toneladas y si traslada 70, es un arma que se dispara contra el propio conductor y del resto de los vehículos que transitan”.

Arlía describió que la Provincia va hacia “un cambio cualitativo” con la creación de un centro de monitoreo de carga de todas las rutas provinciales, que se implementará a medida que avancen las reparaciones.

La intención es efectuar controles dinámicos que registren la patente del vehículo y el peso para agilizar el sistema de multas que ya no requerirá de personas que se encarguen de labrar las actas.

“Vamos a recurrir sobre las empresas que periódicamente comentan faltas. Vamos a ser más rigurosos en el control de infracciones, pero también vamos a empezar a hacer trabajos de decomiso de cargas y penalizaciones que duelan en términos de quien toma la decisión de viajar con exceso de carga, que es el dador de cargas”, advirtió.

 

Desconfianza justificada

El ministro admitió que “entiendo la desconfianza” de los vecinos en cuanto a la concreción de la obra, aunque “tengo la tranquilidad de que lo que vengo a anunciar está financiado”.

Por último, señaló que “tenemos 10.853 kilómetros de rutas principales más los caminos secundarios. Hemos tenido que priorizar obras. Hemos priorizado esta obra. Esta es una de las cuatro o cinco primeras obras que están saliendo por el Fondo Fiduciario de Infraestructura Vial. Sabemos del problema, sabemos de la angustia, de todo lo que significa no poder transitar con las condiciones de seguridad apropiadas. Pidiendo las disculpas del caso, agradeciendo la paciencia y dándoles la certeza de que esta obra se va a hacer, invito ya a proceder a la apertura de sobres”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario