El Municipio adquirirá los materiales para culminar la obra en la Escuela 56

En medio de varias idas y vueltas, suspensiones de tareas y avisos de quiebra, finalmente las gestiones impulsadas desde el Consejo Escolar tendientes a retomar las obras en la Escuela Primaria 56, de Lavalle y Movediza, derivaron en la intervención del Municipio, que adquirirá los materiales necesarios para que el contratista deje el edificio a punto para el inicio de las clases.

Las novedades surgieron en el trascurso de la mañana de ayer. Primero el presidente de la entidad educativa, Oscar Mastropierro, y el consejero Cristian Cisneros, recibieron a los directivos y miembros de la cooperadora de la institución para informarles el estado de situación y las acciones a seguir tras el anuncio realizado por el contratista.

Más tarde consejeros escolares acudieron a un encuentro con el ganador de la adjudicación, que se desarrolló en la Secretaría de Economía, a la que se sumó también el director de Administración, Claudio Bisset.

En la oportunidad el contratista aseguró que “no tiene dinero” para continuar la obra pese a haber asumido el compromiso con un comercio de la ciudad para la compra de los mosaicos para colocar en el patio.

Con preocupación y con el objetivo de garantizar el inicio de las clases en el establecimiento de Lavalle y Movediza, desde la comuna avanzaron en una solución que apunta a la adquisición de los materiales para que sean colocados.

“Le tendimos el puente e hicimos las gestiones para que pueda hablar con la Municipalidad y destrabar esta situación. Lo que nos preocupa es el inicio de clases. Queremos una pronta solución y ésta fue la opción más viable”, resumió Cisneros ante este Diario.

Cabe recordar que ante la ausencia de los obreros en el establecimiento educativo desde diciembre, la comunidad educativa alertó días atrás a las autoridades de la entidad, que se comunicaron con el responsable de la obra para conocer qué estaba sucediendo.

En la oportunidad recibieron el compromiso de retomar los trabajos el pasado lunes para completar el proyecto en unos días más. Sin embargo ese día el contratista manifestó que la empresa quebró y la novedad obligó a replantear el escenario, que halló ayer una salida.

 

Compromiso para

finalizar la obra

 

En diálogo con El Eco de Tandil el consejero escolar a cargo del área de infraestructura, Cristian Cisneros, repasó detalles del acuerdo alcanzado tras la audiencia con el Municipio.

En ese sentido confirmó que “lo que hicimos fue tender un puente y gestionar con la comuna para que se comunique con la empresa a la cual el contratista le encargó los mosaicos de granito, pagarle” y a cambio el responsable de la obra “se compromete a finalizar el proyecto”.

Los recursos para la compra saldrán del Fondo Educativo, al igual que para las mejoras en infraestructura del edificio, cuyos inconvenientes hacia fines del año pasado obligaron a suspender el dictado de clases al no estar garantizadas las condiciones.

El pago de los materiales “estaba previsto en el monto de la obra”, admitió Cisneros y explicó que “el contratista manifiesta que no tiene dinero para finalizar el proyecto”, que en la actualidad cuenta con un avance que ronda el 70 por ciento.

Entonces se planteó la posibilidad de responder de este modo para evitar dilaciones y que el proyecto edilicio se pueda terminar a tiempo. “Nos apremian los plazos por el inicio de clases, entonces se decidió que la Municipalidad provea los materiales para que los pueda colocar”, insistió.

Repasó que ante el envío de una carta documento el contratista respondió y pidió una audiencia que se le concedió al día siguiente. Allí planteó que “si se le proveen los materiales él la terminará”, ratificó el consejero.

Se espera ahora por la presentación de un presupuesto que dé cuenta del valor de los materiales a adquirir y allí el Municipio hablará con el comercio del rubro para financiar la compra. Los trabajos se retomarán una vez que se adquieran los insumos necesarios para concluir el patio de la institución.

“No teníamos trabajo para objetarle porque había estado bien con los trabajos anteriores. Pero no tuvo plata para terminar esta obra, entonces pidió una ayuda”, resumió y agregó que en ese marco el Ejecutivo salió a responder “por la comunidad educativa, para que se termine la obra”.

Con este nuevo episodio la comunidad educativa se mantiene expectante y en alerta a la espera de la reactivación de la obra, y con la preocupación latente por el inicio del ciclo lectivo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario