El Municipio criticó “falsas versiones” sobre el ex Dispensario y lo atribuyó a intereses partidarios

El Municipio salió al cruce de las críticas por la reorientación que se le dará al Dispensario y tildó de “falsas” las versiones que hablan de su cierre. Atribuyó esos dichos a intereses “sectoriales y partidarios”.

Ante la convocatoria para un “abrazo solidario al dispensario”, desde el Municipio, a través del Sistema Integrado de Salud Pública, salieron a aclarar versiones “falsas” sobre el tema.

En primer lugar, manifestaron que la utilización del término disolución “no se corresponde en absoluto con el proceso de reorientación del Servicio de Neumotisiología hacia un Centro de Atención Integral de Enfermedades Crónicas No Transmisibles: enfermedades respiratorias, cardiovasculares, diabetes, enfermedad renal crónica, tumores, obesidad”.

Y expusieron que “la decisión del Gobierno provincial de integrar los efectores públicos en un único sistema, fue plasmada en un convenio firmado por las más altas autoridades y convalidado a través de una ordenanza, votada por unanimidad por el Concejo Deliberante, es decir por todas las fuerzas políticas con representación”.

Indicaron que las razones de esta “decisión de política sanitaria” se basa en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y la Estrategia Nacional de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (2013), del Ministerio de Salud de la Nación, quienes sostienen “la imprescindible necesidad de trabajar sobre las enfermedades crónicas no transmisibles, consideradas la nueva epidemia, por ser las de más altas tasas de enfermedad y causales de muerte, actualmente en el mundo”.

Por otra parte, manifestaron que “las enfermedades infecciosas, como la tuberculosis, que resultaron un verdadero flagelo a mediados del siglo pasado, hoy se encuentran controladas, (siete casos en el distrito) y deben ser atendidas en los hospitales generales y centros de Salud, sin necesidad de estigmatizar al enfermo, ni haciéndolo que concurra a un servicio específico o monovalente”.

No es un “vaciamiento”

De ninguna manera consideran adecuado hablar de “vaciamiento” por el hecho de definirse la integración de profesionales al sistema local de salud, en efectores acordes a su especialidad y con absoluto respeto por sus derechos laborales.

Del mismo modo, profesionales que pertenecen al Sistema Integrado de Salud Pública de Tandil “se integrarán en función de programas, al futuro centro”.

“Todas las acciones de salud enmarcadas en la atención de enfermedades crónicas respiratorias (enfermedad pulmonar obstructiva, asma) y en programas de prevención de factores de riesgo (tabaquismo, obesidad y sedentarismo) continuarán prestándose en el Servicio”, aclararon.

Y manifestaron que los estudios que actualmente se realizan: rayos (placa de tórax) y laboratorio (análisis de rutina), espirometría y estudios del sueño se potenciarán a partir de la integración con los servicios homólogos con que cuenta el Hospital Ramón Santamarina del Sistema Integrado de Salud Pública y su equipamiento con tecnología actual.

Asimismo, indicaron que se “regularizará la actual tenencia precaria del edificio que hoy ocupa el Servicio, a través de la celebración de un convenio con la Cruz Roja Argentina, propietaria del inmueble”.

“La reorientación de servicios hacia un centro de cuidados integrales y una mayor integración con el Sistema de Salud Pública del Municipio, implicará una mejora en la calidad de los servicios de salud para los ciudadanos.
Sabemos que la mayoría de los profesionales del actual Servicio de Neumotisiología demuestran de manera permanente su compromiso y dedicación a la salud pública y a ellos se les debe el desarrollo del servicio”, expusieron.

“Es muy lamentable que se intente convocar a personas de buena fe, tergiversando hechos y llevando el debate sobre la implementación de políticas sanitarias hacia un terreno de intereses sectoriales y partidarios”, criticaron.
Finalmente, sostuvieron que “no es ético crear falsas dicotomías y generar divisiones entre “Provincia y Municipio”, involucrando a profesionales y trabajadores de la salud.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario