El Municipio entregó un subsidio para refaccionar la capilla de Gardey

El pasado viernes, poco después del mediodía, el padre Marcos Picaroni junto a representantes de la Comisión de Fiestas Patronales de Gardey se acercaron al Municipio para recibir un subsidio que permitirá encarar las obras de refacción y reparación de la capilla San Antonio de esa localidad.

Si bien en el último proceso de presupuesto participativo no se llegó a votar esta iniciativa, el intendente Miguel Lunghi comprometió el apoyo de la comuna para encarar las obras necesarias en el edificio.

El monto del subsidio asciende a 115.000 pesos, fondos destinados a solventar las tareas de albañilería, con el objetivo de arreglar problemas de humedad, filtraciones en el techo y en el campanario. Además se colocarán canaletas de desagües pluviales y membrana.

El jefe comunal resaltó que “la capilla de Gardey integra el patrimonio arquitectónico del partido de Tandil y es importante que podamos colaborar para mantenerla en buen estado; por los fieles del lugar, los que la visitan de otros lados y especialmente por el rol social que cumple en su localidad”, aseguró.

La comisión de Fiestas Patronales por su parte colaboró con la compra de materiales para las tareas de albañilería.
En el encuentro de ayer, junto al intendente y al párroco de la iglesia del Santísimo Sacramento, estuvieron el subsecretario de Gobierno, Miguel Lunghi (h), el delegado en Gardey, Eduardo Zubigaray y el concejal Matías Melli.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario