El Municipio no tiene capacidad operativa para la recolección diferenciada de los residuos

La Dirección de Servicios del Municipio desestimó la posibilidad de avanzar con la recolección diferenciada de los residuos en el barrio de Graduados, donde unas 55 familias pusieron en marcha un plan para separar los residuos en origen. Desde la zona ubicada detrás del predio ferial de la Sociedad Rural y en un trabajo conjunto con la ONG Punto Verde, las familias reclamaron la posibilidad de avanzar con este servicio para poder mejorar la prueba piloto.

Consultado sobre esta alternativa, el director de Servicios del Municipio Claudio Fuentes explicó que “nosotros hace mucho tiempo estuvimos hablando con María José Abasolo (presidenta de Punto Verde Tandil) y le explicamos que en este momento no estamos en condiciones de hacer una recolección diferenciada. Ellos pretenden que nosotros les retiremos en un lugar los húmedos y en otro lugar los secos. Nosotros no tenemos un camión específicamente para ponerles a disposición para retirar los secos”.

Y aclaró que “si en un camión de recolección común juntamos los cartones y todo lo que ellos separan en origen y se mojan, hace de cuenta que no los separan en origen”.

El funcionario confirmó que “en este momento no hay posibilidades económicas para realizarles la recolección en forma diferenciada”.

Más camiones

Por otra parte, Fuentes explicó que los recorridos tradicionales para recolectar la basura del barrio de Graduados se realizan “absolutamente todos los días, de lunes a viernes, en el horario de la mañana. Nosotros lo hacemos, habitualmente, todos los días, salvo alguna excepción que puede haber porque estamos con algún problema de camión”.

En ese sentido, señaló que “estamos trabajando” para superar los inconvenientes y anunció que “la Municipalidad, a través de la Secretaría de Obras Públicas y la Dirección de Servicios estamos haciendo un estudio para ver si podemos incorporar tres o cuatro camiones nuevos más a la flota que tenemos que, en algunos casos, está con problemas”.

Ante la demanda de los vecinos de Graduados, confirmó que la adquisición de las nuevas unidades se realizará “por ahora, siempre pensando en la recolección tradicional” y advirtió que dependerá de la Dirección de Medioambiente y de la Secretaría de Obras Públicas poder avanzar con un servicio diferenciado para los hogares que separan los residuos en origen.

El funcionario recordó que la ONG Punto Verde ya le pidió, en otro momento, al Municipio que avance con la separación de residuos en origen y la recolección diferenciada. Por eso sostuvo que la presidenta “sabe que para nosotros es bastante difícil. En estas circunstancias, todavía no estamos en condiciones de hacerlo”.

Argumentó que, además de los recursos “es difícil porque no estamos todavía preparados operativamente para realizar un recorrido y otro recorrido al mismo lugar con dos camiones distintos”.

Reconoció que “tenemos algunos inconvenientes todavía, entonces será cuestión de estudiarlo, de ver cómo se puede hacer, pero eso lo tiene que hacer la Secretaría de Obras Públicas. Nosotros somos meramente un área operativa”.

El balance de los
Puntos Limpios

Por otra parte, Claudio Fuentes hizo un buen balance del funcionamiento de las dos estaciones que reciben residuos secos: “Nosotros notamos la basura diferenciada que recoge el Punto Limpio porque antes quedaba en la calle y la teníamos que ir a buscar nosotros porque los chicos no levantan, por ejemplo, residuos informáticos. Los cartones que sacan a la calle si no los lleva el cartonero, los levantamos nosotros y teníamos algún camión abierto para tirar algunas bolsas de pastos, botellas porque la gente las deja en bolsas. Tenemos alguna diferencia con lo que teníamos antes”.

Evaluó que “lo de los Puntos Limpios ha funcionado perfectamente. Para nosotros es un alivio”.

Sin embargo, el funcionario rechazó que la acción de reciclar se haya notado en las toneladas de basura que el Municipio lleva al relleno sanitario. “Los residuos domiciliarios siempre son los mismos, en el verano un poco más y en el invierno un poco menos, pero los kilos son siempre más o menos los mismos”, dijo y ratificó que “en toneladas no se ha notado. Se ha notado en el recorrido, porque yo antes tenía un camión abierto a disposición para sacar los residuos informáticos, las botellas que los chicos no llevaban cuando estaban rotas y ahora ese recorrido no está, la gente lleva casi todo al Punto Limpio”.

Con respecto al volumen de basura, describió que crece con el pasto y las ramas, que es lo que más complica en el camión compactador. “Las botellas plásticas no nos dan mucho volumen, pero sí los lunes del verano, cuando la gente corta el pasto en su jardín y limpia sus plantas y lo saca a la calle, eso nos genera muchísimo volumen y poco peso. No lo levantamos el lunes porque al haber tanto volumen, tendríamos que hacer cuatro viajes al relleno”.

Otra de las cuestiones que detectaron es que disminuyeron los accidentes de los recolectores por cortes con los vidrios a partir de que se destinan muchas botellas al punto limpio. “Eso debo reconocer que mejoró mucho”, afirmó.

Por otra parte, Fuentes lamentó que aún existen muchos “desaprensivos que tiran basura y camiones y camionetas de basura en las calles poco transitadas como circunvalación, Suárez García, El Camino Encantado, que estamos permanentemente limpiándolos. Eso sí que no ha cambiado todavía”.

Basura en las calles

Uno de los problemas habituales que se observa en los recorridos es el desparramo de residuos que queda sobres las calles. En este aspecto, el director de Servicios explicó que los recolectores deben juntar la basura cuando se les rompe la bolsa antes de arrojarla al camión.

“Si la basura está rota dentro del canasto, no la tienen que levantar. Pero si ellos sacan la bolsa afuera del canasto y se rompe antes de llegar al compactador, ellos tienen guantes apropiados y los implementos para juntar la basura que cae a la calle y tirarla adentro del compactador”, explicó el director de Servicios Claudio Fuentes.
Por otro lado, informó que no se debe colgar las bolsas de los árboles ni en los postes o los pilares del tendido eléctrico. “Cuando llueve, lo que está colgado en los palos de la luz, los chicos tienen la orden de no levantarlo porque en varias oportunidades les ha agarrado corriente”, indicó.

Cuestionó que para evitar a los perros “la gente en lugar de un basurín, prefiere colgar de la planta” y advirtió que no está permitido clavar ganchos o clavos en el arbolado público para preservar las bolsas de los animales que circulan por las calles.

Por último, sostuvo que los trabajadores del área “tienen buena voluntad porque de cien casos, levanta los cien, porque cuando pasan y ven una bolsa en una planta, la levantan. La verdad es que en ese aspecto tienen muy buena voluntad”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario