El Municipio venderá unos cien lotes a los beneficiarios sorteados en el Procrear

Del encuentro participaron el intendente interino Juan Pablo Frolik y el secretario de Obras Públicas Mario Civalleri, quienes recibieron al concejal electo por el Frente para la Victoria Pablo Bossio y al funcionario de la Anses, Marcelo Cifuentes.

En principio, el Ejecutivo comunal pondrá unos cien lotes a disposición de los beneficiarios de la línea para compra de terreno y construcción, que están ubicados en distintas zonas de Tandil. Esos inmuebles se venderán con el objeto de volver a comprar tierras en bloque y hacer la subdivisión. Además, se busca que el mercado inmobiliario regule los precios al incluir más oferta de inmuebles. 

En tanto, Pablo Bossio acercó una propuesta del Procrear destinada a generar tierra urbana que el Gobierno comunal se comprometió a analizar su factibilidad.

 

Dos líneas de trabajo

Tras el encuentro, Mario Civalleri recordó que cuando se lanzó el programa de créditos, el intendente Miguel Lunghi le ofertó públicamente lotes fiscales al director ejecutivo de la Anses Diego Bossio y además le envió una nota. Sin respuesta, puso a disposición de las ONGs de Tandil esas tierras para construir viviendas en La Movediza.

Ahora, a partir de la nueva variante de créditos para personas que no tienen terreno y que se lo financian hasta un valor de cien mil pesos, unos 500 adjudicatarios sorteados están buscando lotes y no consiguen o se los ofrecen a cifras más elevadas.

“En la reunión se plantearon dos escenarios. Por un lado, lotes que el Municipio tiene, entre ochenta y cien que podrían encuadrar en los requisitos del programa”, anunció.

El Municipio vendería esas parcelas “para recircular ese dinero. Acá lo que se trata es de generar un círculo virtuoso, porque aparte Procrear puede, a través de un convenio, comprarle al Municipio tierra en bloque para dividir y generar la infraestructura”.

De este modo, la comuna evaluará vender estos cien lotes y con ese dinero, a través de una licitación, comprar más tierras y generar más parcelas para este programa. “Nos dejaron copia de un convenio que lo vamos a estudiar, que es el que regula esta segunda modalidad”, adelantó.

En cuanto a la ubicación de las tierras, el Municipio tiene algún remanente de terrenos en la zona del barrio Tandil Construye Oportunidades y una manzana en Gardey, que se podría afectar a esta propuesta.

“Si vendiéramos cien lotes a los valores del Procrear, son 10 millones de pesos. Si dirigiéramos esos 10 millones de pesos a comprar tierras en bloque, a generarle servicios y a volver a poner disponibles esos lotes, entraríamos en un proceso virtuoso que es lo que constituye en sí mismo un banco de tierras, que lo tenemos creado pero con poca sustancia adentro”, evaluó.

Si bien fue el comienzo y no se establecieron plazos, afirmó que “nos vamos a poner a trabajar ya” y se van a evaluar las cuestiones vinculadas a las formas legales que debe cumplir el Municipio. Si llegara a haber más interesados que lotes, podría implementarse un sorteo.  

 

“En la misma dirección”

“A todos nos interesa esto para la ciudad y para los habitantes de Tandil, los que han tenido un crédito y los que tienen expectativas de tenerlo. La solución habitacional es un tema que nosotros durante mucho tiempo hemos reclamado y hemos dicho que en un país donde faltan 3 millones de viviendas, los municipios no pueden resolver problemas estructurales de esa magnitud”, afirmó el secretario de Obras Públicas.

Ante esta alternativa, expresó que “estamos acompañando de la mejor manera posible el Procrear, inclusive en el programa de 628 viviendas que estamos tratando de hacer el aporte que podemos desde lo nuestro. Estamos caminando en la misma dirección”.

Las 500 viviendas de la línea sin terreno implican unos 30 mil metros cuadrados de construcción, mientras que el año pasado se presentaron proyectos por 250 mil metros cuadrados en la Dirección de Obras Privadas.

“Es el 15 por ciento, que no es poco. Pero además va a sectores que de otra forma no llegarían. La construcción en Tandil es impresionante, las estadísticas de los niveles de metros cuadrados son superlativos. Hace 10 años el nivel de construcción en Tandil andaba en 80 ó 90 mil metros cuadrados por año; estamos en 250 ó 280 mil metros. Es explosivo”, consideró.

 

El convenio propuesto

Por otro lado, Pablo Bossio sostuvo que “hemos tenido una primera reunión muy productiva. Le alcanzamos al Ejecutivo municipal una propuesta concreta para que los vecinos de Tandil que salieron beneficiados en los sorteos de Procrear puedan acceder a terrenos a un precio accesible y así poder cumplir el sueño de tener la casa propia”.

Sobre el convenio, afirmó que “contempla la posibilidad de que Procrear adquiera las tierras que el Municipio ponga a disposición y, a su vez, pague por la infraestructura que debería ser desarrollada por el propio Municipio” concluyó Bossio.

Respecto del trabajo articulado con el Gobierno municipal, dijo que “no tengan dudas de que nos va a encontrar trabajando juntos cuando haya que aportar soluciones a los problemas de la gente de nuestra ciudad”.

Por su parte, Marcelo Cifuentes destacó “el compromiso del Gobierno nacional con el Procrear” y valoró “el esfuerzo para encontrar soluciones a cientos de familias que tienen la posibilidad de acceder al crédito, pero que les resulta muy difícil encontrar un lote con infraestructura a un precio accesible”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario