El Museo será sede de los encuentros abiertos Festival de la Luz edición XVII

 

A partir  del próximo sábado a las 20 se podrá apreciar la obra del brasileño Tiago Coelho “Doña Ana”.
“Haber inscripto a la fotogalería del museo como sitio oficial de esta bienal a partir de 2012, nos llena de satisfacción -comentan Indiana Gnocchini y Martín González, coordinadora del Mumbat y responsable del espacio fotogalería, respectivamente- consolidando además nuestro objetivo de ubicar a dicho espacio entre las más importantes del país, dedicado específicamente a la presentación de las obras y eventos relevantes dentro de ese lenguaje”.
“Los Encuentros Abiertos Festival de la Luz se sitúan, sin lugar a dudas, dentro de las bienales más importante de Latinoamérica en el área de la fotografía. Este año cumple su XVII edición y está conformada por 130 muestras de autores de 17 países que serán presentadas en 30 ciudades de la Argentina, cuya programación  podrá disfrutarse entre los meses de agosto y septiembre de 2012”, señaló la titular museísta.
Acompañan estas muestras una innumerable serie de conferencias, talleres, debates, visitas guiadas, proyecciones, mesas redondas sobre la fotografía artística, revisión de porfolios, acciones e intervenciones urbanas en espacios públicos, presentaciones de libros, convocatorias fotográficas y concursos; así como encuentros entre fotógrafos y curadores, críticos especializados, coleccionistas, editores y directores de instituciones interesadas en la imagen fotográfica como medio de relevancia artística, cultural y social.
 
———————————
De qué se trata
En Argentina, un inmenso conjunto de actividades no comerciales relacionadas con la fotografía artística internacional, que se lleva a cabo cada dos años, recibe el nombre de Encuentros Abiertos Festival de la Luz. Este importante evento fotográfico viene desarrollándose desde 1989. Sus creadores fueron en principio la Escuela Argentina de Fotografía y la revista Fotomundo. En la actualidad la organización es llevada a cabo por la Fundación Luz Austral bajo la dirección general de Elda Harrington y dirección artística de Silvia Mangialardi. 
Se trata de la cuidada presentación de exposiciones de fotógrafos nacionales y extranjeros en distintos museos, centros culturales y espacios de arte de todo el país. El Festival de la Luz difunde la fotografía argentina al mundo, busca descubrir talentos emergentes, ratifica la vigencia de los artistas ya consagrados y confronta las diversas tendencias dominantes en el campo de la fotografía artística. Organizado por la Fundación Luz Austral, constituye un referente legitimador de la fotografía en la región, como así también un punto de contacto e intercambio entre los fotógrafos latinoamericanos y los principales eventos mundiales relacionados con la disciplina fotográfica.
En los Encuentros Abiertos, la participación de renombrados artistas internacionales abre permanentes caminos de intercambio. Por la singularidad de sus características, el Festival de la Luz se ha convertido en un evento cultural multitudinario, con actividades programadas simultáneamente en todo el país, de creciente interés para el gran público.
El año 1998 fue bisagra para los Encuentros Abiertos desarrollados en Argentina, al fundar, junto a otros 20 festivales de todo el mundo, el Festival of Light, una agrupación formada hoy por 27 festivales de fotografía artística de los cinco continentes y cuyo principal objetivo es crear lazos internacionales de cooperación e intercambio, que propician la difusión de la fotografía artística del país al mundo y viceversa, en un permanente y enriquecedor intercambio de miradas. 
—————————————————
 
 
“Doña Ana”  ensayo fotográfico 
En este contexto recibimos a Tiago Coelho y su ensayo fotográfico “Doña Ana”. Multifacético artista de Brasil, fue seleccionado por el comité de curadores de los Encuentros Abiertos Festival de la Luz para presentar su obra en la fotogalería del Mumbat, dejando definitivamente incorporado éste  espacio al marco de la bienal.
 
La intimidad, lo cotidiano y la búsqueda por un reencuentro son los temas de este registro fotográfico presentado por Tiago Coelho. 
Nos cuenta Regis Duarte sobre el mismo: “El personaje real, Doña Ana, es recurrente en sus ensayos desde el 2004, cuando el fotógrafo la documentó lavando ropa en un río del sur de Brasil. La conexión entre ambos se da porque Ana ha trabajado como niñera en la familia de Tiago desde los primeros años de la vida del fotógrafo. El ejercicio de documentarla es constante; siempre con un motivo nuevo, recordando y reviviendo momentos del pasado-presente.
Sin haber tenido ningún contacto con su familia desde que dejó Belém do Pará, hace 40 años, Ana soñaba con reencontrar a sus hermanos que la daban por fallecida. Decidida a buscar a sus parientes, Ana parte con su marido. Tiago acompañó a la pareja, registrando cada paso hacia el reencuentro, congelando para siempre imágenes fuertes de llantos alegres, donde la memoria recuerda una vida entera con cada abrazo de sordo silencio. Para ver, para sentir. Para Ana ese regreso a casa fue un nuevo comienzo, lleno de certezas futuras, para Tiago, sin duda, una experiencia singular ahora compartida”.
 
——————
 
 
                                                                                                             
Pinturas frutos de la pintura 
Omar Isse presenta obras de su última producción. Inaugura este sábado a las 20.
El joven artista oriundo de Capital Federal, desde la infancia mostró una significativa inclinación por el dibujo, desarrollándose como autodidacta. Luego de un período de alejamiento, comenzó estudios de música, particularmente piano en la adolescencia. La incursión en la música va a durar unos diez años para redescubrirse luego en las artes plásticas. Así comienza su formación por el año 2003 en el  taller de artes plásticas Lili Harte y más tarde serán  Laura Lavalle y Mónica Guerrero quienes aportarán a su preparación. Además inicia un aprendizaje académico en el IUNA, en la carrera de licenciatura en artes plásticas con orientación en dibujo. El 2004 comienza un período de muestras en  Galería Arte y Punto, Centro  Cultural Borges, entre otros donde exhibe alternativamente pinturas y dibujos de su autoría. Es invitado por la Feria de Arte de Palermo Viejo y  forma parte de la muestra “Afuera” montada en un baldío de  Buenos Aires con  Ariel De La Vega, Maribel Don, Santiago Don, y Benjamín Dubourg. No son ajenos a él los espectáculos participativos como “Miradas sobre un cuerpo. Un espectáculo para los sentidos”  donde pinta en vivo durante la propuesta. Participa además de la muestra colectiva “Arte & Cepas” en el Museo Municipal de Bellas Artes local, entre otras. En su desarrollo artístico también realiza ilustraciones en  la revista virtual Golem y en los años 2008, 2009 y 2010 cuentos y novelas para editorial Gz Editore” así como para la revista Caras y Caretas. 
-¿Cuál es tu mirada en torno al sentido y lenguaje de la pintura?
-Veo la pintura como una manera de estar en el mundo, una filosofía, un sincronismo de códigos diversos mostrándose, ensamblándose para develar el pulso de las cosas, puntos de templanza y destemplanza donde se va situando el alma, forjándose en toda esa parafernalia poética, sutil y desfachatada, de grafica plasticidad. Creo que todas las épocas de la humanidad tomaron de la misma fuente de creación, sólo que con códigos diferentes, y gobernados por paradigmas diferentes pero siempre con los mismos arquetipos. La creación es quietud, porque viene del mismo caos, es movimiento, porque se la percibe como una danza, tiene ritmo, pulsa”
-¿Que perseguís en tu búsqueda?
-Me veo en las pinturas, comprendo un poco más el mundo invisible, espiritual si se quiere, y el frondoso transcurrir. Encuentro reminiscencias arquetípicas y culturales de todo tipo por las que he sido atravesado a lo largo de la vida y la rigurosa búsqueda de belleza que encuentro al tratar de orquestar, para descubrir las sinfonías que hay dentro de ese caos. Sinfonías de paisajes metafísicos, sinfonías devenidas de una honestidad por momentos descarnada y por momentos comedida (no por eso menos honesta). Sinfonías en la desafinación. La búsqueda siempre es de belleza estética en un constante estado embrionario, en la continua génesis de un gran símbolo. Una especie de cubismo de realidades, un cubismo multidimensional. El arte es un gran gusano que nos viene devorando, dejando en su andar una estela de seda y que ya se sabe mariposa.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario