El nuevo jefe de la DDI busca darle su impronta a la nueva conducción

Desde hace unos días la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), cuenta con un nuevo jefe. Se trata de Víctor Estevena, quien llegó a la ciudad para conducir los destinos de la dependencia que tiene su base de operaciones en calle Machado 940.

Padre de cinco hijos, tres del primer matrimonio Facundo (23), Camila (21) y Malena (19), más Valentina (11) y Emilia (3). Nació en la ciudad de Luján y gran parte de su carrera policial la hizo trabajando en Investigaciones.

Estevena en diálogo con El Eco de Tandil sostuvo que “permanecí por el lapso de dos años como jefe de la policía de investigaciones de Luján, donde trabajamos bastante hasta que por una decisión ministerial hubo que centralizar todo en otra localidad dentro del partido de Luján. A raíz del cambio del Superintendente de Investigaciones pasé a ser designado como titular de la DDI Tandil”.

Sobre su vinculación con la ciudad, señaló que “particularmente me gusta mucho lo que hago, amo la profesión y me pongo la camiseta del lugar donde trabajo. Estuve en La Matanza, Lomas de Zamora, Luján, Mercedes y en todos los lugares traté de hacer las cosas lo mejor posible y conocer los conflictos de cada lugar para poder entender a la gente y dar una solución”.

Sobre el funcionamiento de la dependencia que ahora le toca conducir dijo que “funciona bastante bien y con el Poder Judicial tiene excelente comunicación, lo que permite trabajar de la mejor forma. Quizás hacen falta algunas cosas, porque yo estoy acostumbrado así, como realizar más operativos, causas elaboradas y la problemática que significa el flagelo de la droga donde atacaremos un poco más”.

 

Estadísticas

 

El flamante jefe de la DDI sostuvo que “estoy exigiendo levantar las estadísticas, la que es muy buena, pero buscaré que se note el cambio. Las cosas tienen que ir surgiendo paulatinamente pero no debemos dejar de lado los trabajos que venía desarrollando el personal, que están muy bien elaborados”.

En cuanto a las reuniones que viene manteniendo señaló que “me reuní con el Poder Judicial que avaló la forma en que está actuando el personal de esta dependencia. Ellos están muy conformes y quieren que se siga trabajando de esa misma forma”.

En la actualidad la Dirección Departamental de Investigaciones cuenta con 25 efectivos, con tres guardias, tres móviles. “Encontré una dependencia muy prolija e higiénica. Faltan algunas cosas que es normal, como computadoras o impresoras, que lo iremos solucionando a medida que vaya pasando el tiempo ya que utilizamos computadoras personales”.

Al ser consultado sobre si había mantenido contacto con el Gobierno Comunal indicó que “todavía no, tengo pendiente hablar con gente del Gobierno y con los jefes de las distintas comisarías, que mañana (por hoy) lo realizaré”.

 

Tandil

 

A priori parece complicado llegar a una ciudad donde se debe conocer cómo es el funcionamiento y cuáles son los puntos de conflictos que hay que conocer para, en caso de ser necesario, saber por dónde iniciar alguna investigación.

Sin embargo Estevena dijo que “tengo la suerte de contar con gente que conozco acá en Tandil que hace años que está trabajando dentro y fuera de la policía. Por lo tanto no solo cuento con el panorama interno, sino también el externo lo que me permite saber si el personal que me toca conducir ahora va por buen camino o no”.

Agregó que “soy una persona que tiene contacto con efectivos de inteligencia, Policía Federal y además con gente conocida de la Federal de Morón o Mercedes que me vincula con gente de la ciudad, para tener un panorama más amplio de cuál es la problemática o que foco sería bueno empezar a atacar”.

En cuanto a las expectativas que tiene en este nuevo desafío que le toca dentro de la fuerza policial manifestó que “voy a trabajar para Tandil y no pasar desapercibido en todos los aspectos. Intentaré demostrarle a la gente que tenemos ganas y fuerzas, hay que saber conducir y buscar los puntos débiles para poder sobrellevarlos. Mi idea es quedarme el mayor tiempo posible en la ciudad, trabajar, crecer y que esta dependencia como las otras en las que estuve no pase desapercibida”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario