El oficialismo analizó que el costo del transporte de pasajeros se incrementó un 30 por ciento

La Comisión de Seguimiento del Transporte Público del Concejo Deliberante se reunió para analizar el estudio de la tarifa de colectivos que presentaron los empresarios, que fundamenta el pedido de incremento que ronda el 35 por ciento y que implicaría llevar el boleto plano a 12,40 pesos. Ahora aguardan la información sobre la política de subsidios que llevará adelante en Estado nacional para este año y la proyección de la paritaria del gremio de los choferes, la Unión Traviaria Automotor (UTA).

Al encuentro asistieron concejales de las comisiones de Economía y Transporte, además del contador Juan Bilbao, autor del estudio de costos de la tarifa, y representantes de la cámara que noclea a las seis líneas de colectivos que prestan el servicion público.

“Paralelamente, lo comparamos con el estudio de costos que nos hace Iapuco (Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos). Determina lo que vengo diciendo desde el año pasado, que cuando las variables, es decir los datos que se utilizan, son las mismas y el sistema que se usa para determinar el costo es medianamente igual, los resultados son similares. Con esto quiero decir que los resultados de los dos estudios son similares”, explicó el radical José Luis Labaroní, presidente de la Comisión de Economía.

Agregó que “arrojan alrededor de un 30 por ciento de incremento, que va de la mano con la inflación anual que hubo en el sector del transporte. A nivel global, la inflación fue mayor, pero en el sector del transporte fue un poco menor”.

El edil indicó que “la discusión política es cómo se financia el boleto” y advirtió que “el costo es unívoco. Sea concejal del PRO, del radicalismo, del peronismo, el costo siempre es el mismo cuando las variables son iguales y los datos son similares”.

En análisis del legislador oficialista partió del boleto plano que hoy se cobra 9,15 pesos. Además, aclaró que las empresas de Tandil siempre han obtenido una rentabilidad del 11 por ciento y que aún resta obtener precisiones sobre la incidencia de la paritaria de los choferes y las estimaciones sobre los subsidios del Estado nacional previsto para este año.

De acuerdo a los datos que arrojó el sistema SUMO, en 2016 se cortaron 11,2 millones de boletos, de los cuales se cobraron 10,6 millones y el resto correspondió a pasajes libres, con destino a personas discapacitadas y sus acompañantes.

“El Indice de Pasajeros por Kilómetro (IPK) se distribuye entre 10,6 millones. En ambos estudios da alrededor de 2 pasajeros por kilómetro recorrido, mientras que el año anterior daba 1,7”, señaló Labaroní y sostuvo que el Municipio cobra caro el estacionamiento como medida tendiente a incentivar el uso del colectivo.

Sin definiciones

Labaroní repasó la información que falta reunir para debatir el proyecto en el recinto. En principio, resta conocer cuál va a ser la política de subsidios del Estado nacional para este año y la proyección de las paritarias de los choferes agremiados en la UTA. Y afirmó que solo cuando tengan estos datos tomarán una postura sobre el aumento.

“No se puede decir un valor estimado cuando están faltando dos variables claves. Con el subsidio estamos hablando del 30 ó 40 por ciento del valor del boleto”, dijo y agregó que aguardan los resultados de las gestiones que el bloque había llevado adelante ayer, en el Ministerio de Transporte.

Labaroní reiteró que aguardan estos datos para “poder dar la discusión política y ver cómo se financia el boleto”, ya que tanto el estudio del Iapuco como el de la Cámara de Transporte no contemplaron “ni el mayor aumento de los subsidios, que ya en enero se dio un mayor aumento, ni las paritarias anuales”.

En relación al aumento de los aportes del Estado al transporte, evaluó que “hay que ver si la Nación va a sostener esos subsidios porque puede ser algún ajuste que hayan hecho por algún atraso o por algo que está previendo. Si eso se va a sostener en el tiempo, es una buena señal”.

El debate

El concejal de la UCR vaticinó un duro debate político por el pedido de incremento de la tarifa. El expediente podría llegar al recinto en marzo o recién en abril, luego de la apertura del período de sesiones ordinarias del Legislativo.

“Creo que en estas dimensiones el boleto es caro para el sector al que le da el beneficio. Sigo sosteniendo que la estructura del boleto no me termina de convencer. No porque estén subsidiados. Creo que hay que buscarle otra vuelta porque esa estructura del boleto la termina pagando el plano siempre”, reconoció.

Analizó que el boleto primario se cobra 50 centavos y el plano 9,15 pesos, entonces “está claro que el plano está subsidiando al primario. Lo que pasa es que si llevamos el boleto primario al valor que tiene que tener, la diferencia la termina poniendo el Estado y para hacerlo en un golpe, desequilibra el presupuesto del Fondo Educativo que tiene asignado a eso (al Programa de Accesibilidad Socio Educativa -PASE-) con seguridad”.

Como conclusión, subrayó que “he sido muy prudente al plantear estas cosas porque entiendo lo del presupuesto”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario