El oficialismo busca fortalecer la imagen de la Presidenta: Kirchner cedería protagonismo

Por lo pronto, fuentes kirchneristas consultadas por Noticias Argentinas deslizaron que la jefa de Estado mantuvo conversaciones durante esta jornada con varios funcionarios clave del Gobierno en la residencia de Olivos, mientras que Kirchner permaneció en la casa familiar de El Calafate.
De acuerdo a las fuentes consultadas, durante el fin de semana pasaron por Olivos funcionarios importantes de la estructura oficial, como el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini.
La caída de la imagen presidencial -que llega ahora al piso del 20 por ciento de aceptación, según algunas encuestas- y el surgimiento como contracara de la figura del vicepresidente Julio Cobos formó parte del análisis oficial, que según trascendió continuaba esta noche en Olivos.
En medio de especulaciones sobre posibles cambios en el Gabinete y de incipientes pedidos de “autocrítica” surgidos del propio oficialismo, la jefa de Estado también buscaría esta semana fortalecer su agenda personal.
En esa agenda con la que la jefa de Estado buscará recobrar el protagonismo tendrá mucha relevancia el caso de Aerolíneas Argentinas, deslizaron los voceros consultados. Respecto de Cobos, según trascendió, es de esperar que la “mesa chica” del Gobierno evite “victimizarlo” con un pedido de renuncia para, en cambio, acotar su margen de acción separando de las filas oficiales a los radicales K.
En este sentido, el senador José Pampuro consideró en declaraciones a un matutino porteño que un pedido de renuncia a Cobos por parte de la Presidenta “sería peor”, porque provocaría “una crisis aún mayor”. Por lo demás, la militancia kirchnerista seguirá haciendo sentir su reacción contra el vicepresidente: “más solo que Cobos en el día del amigo”, rezaban carteles que fueron colocados en la madrugada de este domingo en el centro porteño y que aparecen firmados con escudos del PJ y la UCR.
La primera manifestación contra Cobos había aparecido en la madrugada en la que el vicepresidente definió con su voto el rechazo a la resolución 125: “Cobos, traidor. Saludos a Vandor”, decía la pintada cerca del Congreso.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario