El oficialismo defendió la Ley de Turf y sostuvo que permitirá a la actividad ser autosustentable

El Eco

En la previa a la votación en el recinto, el senador de la provincia de Buenos Aires, Juan Pablo Allan (Cambiemos), defendió el proyecto de ley presentado por el gobierno de María Eugenia Vidal que, entre otras acciones, elimina en un proceso gradual el fondo de promoción del turf, en medio del rechazo que generó en los referentes hípicos por el impacto que tendría en términos de fuentes de empleo.

El legislador del oficialismo expresó que es una actividad “de privados” que puede, si el marco regulatorio en estudio se lo permite, “generar sus propios recursos”, como ocurrió “históricamente” hasta el año 2004 y tal cual como sucede en otros hipódromos del mundo, excepto Francia, que “subsidia parcialmente el turf”.

Bajo ese planteo, indicó que los fondos que se destinan a subsidios podrían aplicarse a impulsar otras políticas en materia de salud, educación y seguridad, más aún si se considera que la Provincia “todavía tiene un déficit muy importante”, por lo que “cada peso es indispensable”.

El proyecto de ley tuvo tratamiento hacia el interior de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto, de donde logró dictamen por mayoría y de minoría en oposición.

En la Cámara alta, Cambiemos tiene mayoría, por lo que todo haría indicar que la iniciativa obtendría media sanción en la sesión prevista para hoy, y se habilitaría su paso a Diputados, donde se dará una nueva discusión.

 

El espíritu de la ley

 

En diálogo con El Eco de Tandil el legislador reconoció el impacto y la preocupación que causó en el sector la presentación de la propuesta, a la vez que justificó que escucharon a representantes de distintos ámbitos. “Fueron 26 oradores en siete horas de comisión”, recordó, y sumó las conversaciones que mantuvieron los integrantes del espacio con los actores de la hípica.

Oriundo de La Plata, Allan se dijo conocer de la actividad y de la magnitud que tiene pero se respaldó en las herramientas que provee la ley y que no se encontraban disponibles en la normativa anterior, las cuales resultan “suficientes” para que pueda sustentarse.

El plazo en que se logrará esa premisa estará atado al proceso gradual de reducción de los subsidios que contempla el proyecto elevado por el Ejecutivo provincial y que será de un año y medio. “Tanto las medidas alternativas que crea la ley como el tiempo establecido, serán suficientes para que la actividad vuelva a su origen histórico, que siempre se autosustentó, como ocurre en todos los hipódromos del mundo”, resaltó.

En paralelo, esta postura que refleja el proyecto de ley le permitirá al Estado que “esos mil millones de pesos que destina para la actividad puedan ser utilizados en otras áreas del Gobierno, como salud, educación y seguridad”, expresó a modo de comparación para defender el posicionamiento.

“No está en nuestro ánimo perjudicar a la actividad, sino que entendemos que puede valerse por sí misma”, subrayó.

 

“No es afectar la actividad”

 

Por otro lado, reflejó que en la discusión que mantuvieron con los principales actores de la actividad, como con el presidente del Instituto Provincial de Loterías y Casinos, Matías Lanusse, sirvieron para determinar que, “para nosotros el proyecto es suficiente para que la actividad sea autosustentable”, tanto por las medidas que incorpora como por el plazo que establece hasta concretar el retiro del aporte estatal.

“El ánimo no es afectar a la actividad”, sino que, por el contrario, “la respetamos y conocemos la cantidad de mano de obra que emplea y toda la cadena de valor”, planteó. Sin embargo, fue contundente al expresar la diferencia de criterios con algunos representantes del sector. “No podemos coincidir en que a partir de que el Estado se retira la actividad se muere”, remarcó, e insistió en que esta premisa no resulta válida ya que la batería de medidas que incorpora el proyecto de ley, más el plazo “prudencial” y “progresivo” de retiro de subsidios hacen que la actividad pueda generar recursos genuinos. Y eso le permitirá al Gobierno destinar esos recursos en otro tipo de áreas.

En cuanto al tratamiento durante el encuentro legislativo, Allan estimó que el proyecto saldría con el voto de la mayoría oficialista ya que descartó el acompañamiento de la oposición. En cuanto a las perspectivas de tratamiento en la Cámara de Diputados bonaerense, se abrirá una nueva discusión.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario