El oído agudo

D’ALESSANDRO, LUNGHI Y EL TOPO

Un hecho inesperado se produjo la semana última en el programa Animales Sueltos por América TV. Fantino presentó a Del Sel como el futuro gobernador de Santa Fe, para decir luego que también él quiere serlo, y más tarde saludó a Mauricio D´Alessandro como el futuro intendente de Tandil, tras  cual el abogado señaló: "No. Hace apenas un año que soy legislador y de verdad Lunghi es un buen intendente, el mejor para Tandil".
La conversación derivó en otras cuestiones, pero después del programa fueron varios los que twitearon proponiendo a D´Alessandro, y hasta intervino el Topo Rodríguez aparentando haber creído como cierta la broma de Fantino. Eso motivó al mediático abogado a cortar por lo sano. Su twit final fue: "si no es Lunghi, el Topo es buen candidato", frase que le generó algunos problemas en el denarvaísmo.

FASTIDIO DE LUNGHI
A propósito de candidatos, es prácticamente un hecho que el jefe comunal seguirá siendo el “hombre que hace falta” para Tandil –y sobre todo para el propio radicalismo- en los comicios por la intendencia, quien de todas formas muestra cierto cansancio no en su persona, pero sí para con varios de lo que lo rodean. No se sabe si es por la fecha, lógico para fin de año, o deviene de un pensamiento más reflexivo de tiempo, por lo pronto no dejó de evidenciar en la antesala de su despacho su fastidio para con muchos colaboradores que a su entender “están haciendo la plancha”.
Habrá que ver hasta dónde llega el enojo. Tal vez anoche, en la despedida de año que el oficialismo realizaba en Colina de los Robles, Lunghi les hizo atragantar a más de uno el pan dulce si verdaderamente expresa a viva voz, en pleno festejo, lo que piensa de varios de los comensales.
 
RUIDOS MOLESTOS
 
Respecto a Lunghi y sus fastidios, parece que los malhumores son de familia y si no que lo digan los que diariamente tomaban el colectivo en la esquina de Yrigoyen y San Martín. A saber, dicen que la decisión de cambiar la parada de colectivos (ahora en San Martín y Rodríguez) fue por la queja de los vecinos del edificio por las molestias que ocasionaba la presencia de tanta gente, incluso en la entrada a  la torre. Algunos mal pensados no dejaron de detallar que una de las más quejosas que integra el grupo de vecinos es una de las hijas del jefe comunal, que reside en  uno de los departamentos.

PELEA POR EL BLOQUE
 
Que los justicialistas han hecho de las pujas intestinas la comidilla diaria ya a nadie sorprende. Por eso, pocos se sorprendieron por la pelea que comenzó a ventilarse en las mismísimas bancas legislativas, donde comenzaron a debatir sobre quién presidirá el bloque.
Cuentan a este oído que el miércoles se llamo a reunión y se iba a votar la renovación de la presidencia del concejo, con la posibilidad de que Gino Pizzorno deje el puesto en manos de Néstor Auza. Parece que el veterinario no cuenta con todo el apoyo de sus pares y se posicionó al joven Fosco para pugnar por el cargo, hasta que se buscó un candidato del consenso como Fernando Rossi. Lamentablemente el hombre tampoco estaría pasando por el mejor momento a la hora de las simpatías kirchneristas,  especulándose que sigue apoyando a Auza, quien parece decididamente recostarse en el sciolismo. Así las cosas, todo quedó en veremos, seguramente a la espera de la venia bossista a la hora de resolver quién debe presidir el bloque.
 
¿EX ALIADOS?
 
A todas luces uno de los aconteceres que generó polémica en la semana fue la retirada del sindicalista Daniel López de la Uni Barrial por decisión del rector Roberto Tassara, quien no tuvo mejor idea que elegir como reemplazante en el interinato a Luis Ventos, a la espera de la designación oficial que quedaría en manos de un joven camporista como Andrés Arispe.
Tal se informó en ediciones pasadas, fue pura tensión el pasado acto donde se entregaron certificados y se usó cual despedida del maderero de la institución, quien habló de lealtad y apoyo al concejal Auza, quien devolvió gentilezas al gremialista y luego sentenció que la universidad se debía al barrio y no a la política. Sin prisa pero sin pausa, arremetió luego contra Ventos, a quien ninguneó primero y desafió luego, increpándole que no había dicho nada sobre el proyecto educativo por continuar con su conducción.
Para algún distraído, Ventos hasta ayer era un hombre de extrema confianza del veterinario que, una vez senador, vio que el periodista resolvió alejarse, a medias, de su entorno y no jugar decididamente con él.
Si el fútbol es la dinámica de lo impensado, la política resulta otro tanto, y si no que lo diga el mismísimo Auza con sus vaivenes a la hora de elegir sus referentes políticos. El “alumno” parece haber aprendido la lección y ahora se ha recostado con Tassara, quien a estas alturas se puso el traje de pingüino.
 
JUGAR DE VISITANTE
 
El importante juicio penal desarrollado en el Tribunal Criminal 1 ha llegado a su final, al aguardo del veredicto y eventual sentencia de los jueces entorno a la suerte procesal de los dos imputados por el violento asalto a las oficinas de Mirasur, ex Tandilco. Pero a lo largo del debate hubo algunas aristas más allá de lo netamente judicial que llamó la atención y tuvo que ver con la –mala- relación entre los defensores. El doctor Carlos Kolbl (defensor oficial) y el abogado particular Fabián Grosso, oriundo de Mercedes.
Al parecer las malas migas vienen durante el proceso de instrucción, puesto que al decir del ministerio oficial defensista el abogado foráneo jugó “sucio” a la hora de distintas diligencias realizadas y tratando de embarrar la cancha de cara a defender los intereses de los respectivos imputados.
Pero aquella tensión se trasladó al juicio, cuando en pleno alegato Kolbl pidió casi a los gritos que su colega se callara (murmuraba por lo bajo con su secretaria) porque lo desconcentraba. El abogado pidió disculpas diplomáticamente, aunque una vez concedido el cuarto intermedio, le respondió: “no hacía falta semejante manera de dirigirse a mí”, a la vez de pedirle: “te sugiero que ahora te vayas cuando alegue yo, total vos ya hiciste tu trabajo”. A pesar del pedido, el defensor tandilense no hizo caso y se ubicó a su lado, haciendo caso omiso a aquella petición.
 
SIN CASCO
 
Como se informa en esta edición, el nuevo encuentro de moteros convocó multitudes y coparon la ciudad. Todo muy movilizante y lindo para la ciudad ver semejante marco, a no ser por algunas voces que se alzaron, con razón, subrayando la contradicción reinante entre los organizadores y la propia comuna que les dio la bienvenida.
Es que una buena mayoría del millar de moteros que desfiló por distintos rincones de la ciudad no usaba casco, lo que para el inspector “castigado” Villarruel hubiera sido un festín a la hora de labrar multas si había voluntad política de controlar que se cumpla las normas vigentes.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario