El oído agudo

BOSSIO EN LA MIRA

En esta “guerra” descarnada que parecen haber emprendido los medios capitalinos y la gestión k, le tocó el turno al tandilense Diego Bossio estar en la mira de la prensa nacional, quien tras ser noticia por su declaración jurada y los haberes al frente de la Anses, se tomaron de su hermano Pablo, al frente del club Santamarina.
Específicamente la noticia versó sobre un tema conocido ya en el pago, que hace a la cesión que Provincia hizo de unas cuantas hectáreas de Sans Souci para el club, entrega que a muchos incomodó y molestó, como las mismísimas instituciones que hasta hoy trabajan en el predio.
La información vertida por Clarín rápidamente fue reproducida por otros medios como La Nación y Perfil, que con sus más y sus menos repitieron la idea: la ex ministra de Educación bonaerense Silvina Gvirtz (quien se alejó de la administración sciolista y se identifica con el kirchnerismo), le entregó al hermano del titular de la Anses Pablo Bossio los terrenos en cuestión.
 
RESPUESTA AURINEGRA
 
Frente a la noticia que ganó los espacios mediáticos porteños no se hizo esperar la parcialidad aurinegra, quienes no solo coparon a puro mensaje en los distintos portales la “otra versión” de los hechos, sino que criticaron la “malintencionada” publicación.
Es más, la comisión directiva de Santamarina salió a repudiar “el uso malintencionado que hace Clarín de la institución”, a través de un comunicado.
Sobre todo, dice el texto, se repudia “el uso político que se hace de un proyecto y una acción que beneficiará a cientos de familias tandilenses que confían en el club para formar a sus hijos en el deporte y en otras actividades sociales y recreativas”.
Metiéndose en la puja mediática-política que reina por estos tiempos, enfatizaron los directivos que “ningún pequeño rédito que pueda sacar el matutino abiertamente enfrentado con el Gobierno ni el mezquino beneficio que pueda acaparar algún sector político local es tan importante como el daño que se hace, con notas como esa, a la historia del club, al presente de toda la gente que viene poniendo el corazón y el cuerpo para recuperar la institución y al futuro de los chicos y jóvenes que apuestan a la entidad para practicar una disciplina deportiva”.
 
Y ALGO MAS…
 
No quedó ahí la respuesta, sino que los directivos apuntan contra “el empeño que tienen algunos tandilenses, que gozan cargos de responsabilidad pública, por hacer uso de lo que sea para sacar su propio rédito sin reparar en el mal que causan”.
Textualmente la misiva añade que “ahora, ya no escriben más cartas de opinión en los medios de comunicación locales plagadas de inexactitudes acusando al club de `expropiación´ o emprenden sucias campañas en las redes sociales”.
”Ahora –siguen- se encargan de contactar a medios nacionales que por un título que involucre a un funcionario nacional son capaces de mentir indisimuladamente, incluso a costa del desprestigio de una institución tandilense como la nuestra”.
 
MAS ENFADOS
 
Y si de enfados se trata, radicales varios se vieron muy molestos cuando los medios locales reprodujeron con algunos yerros lo que este Diario informó sobre un reciente fallo judicial sobre un delito denunciado por esta gestión.
Más precisamente se trató de una causa penal que derivó en la condena a un trabajador social por utilizar fondos municipales con provecho propio y de terceros. Accionar que mereció una condena de prisión de ejecución condicional e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.
El enojo radical versó porque en varios párrafos del fallo, el juez habla de “funcionario” lo cual genera -al entender de los lunghistas- confusión, puesto que no se trató de un funcionario político sino de un empleado de planta cuyo accionar ellos mismos denunciaron.
Más aún resultó la ira cuando otros medios confundieron el caso con la denuncia del delegado municipal Hidalgo, cuyas denuncias aún son evaluadas por el fiscal interviniente y aún no ha resuelto imputación alguna.
 
CON DIOS Y CON…
 
Que el abogado Claudio Castaño se haya ganado su fama a partir de sus polémicas intervenciones ya no sorprenden. Incluso tiene en su haber el lograr que el mismísimo intendente comparezca en un juicio penal que, al decir verdad, poco y nada tenía para aportar.
Lo que llama la atención es que el controvertido letrado se lo ha visto unido al grupo de familiares autodenominados víctimas de abuso sexual infantil que denuncian la “inacción” judicial, mientras que al unísono se ha presentado como defensor del ex secretario gremial de Uthgra local, quien precisamente está acusado de semejante delito. Gajes del oficio que le dicen…

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario