El Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia afianza sus políticas con nuevos proyectos en 2017

La coordinadora del Servicio Zonal de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, María Marino, detalló cómo se viene trabajando en la ciudad con las políticas públicas vinculadas a las problemáticas de niñez y adolescencia. Compartió cuáles son los desafíos del área y anunció que el año próximo se implementarán en Tandil tres nuevos proyectos orientados a la prevención.

Remarcó la labor del equipo interdisciplinario que conduce, como así también el de las demás instituciones y dependencias municipales que trabajan en el tema. Por su parte, aclaró que trabajar en niñez y adolescencia “no es algo visible” ni tampoco la idea es mediatizarlo por respeto a los chicos con los cuales se trabaja.

Admitió Marino que es un trabajo muy silencioso el que llevan adelante de manera coordinada con otros efectores y con los cuales lo que se pretende es desarrollar un abordaje integral de cada situación puntual, en pos de proteger los derechos de los niños y adolescentes.

Precisó que en 2016 en los servicios Zonal y Servicio Local “se tomaron 84 medidas de abrigo con niños, niñas y adolescentes”, de las cuales, detalló que “15 están con estado de desamparo y adoptabilidad”.

En total, indicó que tienen “7 mil intervenciones, es decir, de 7 mil intervenciones a 84 medidas de abrigo es mínimo lo que estamos trabajando en lo que tiene que ver con el alejamiento temporal de un niño en un ámbito familiar”.

Resaltó en tal sentido que “son 84 situaciones de extrema vulneración de derechos” porque explicó que es ahí cuando se toma la medida de abrigo, ya sea en el caso de abuso sexual infantil; maltrato infantil; niños que se encuentran viviendo dentro de un ámbito de violencia; o en situación de negligencia familiar que lleva a exponerlo a situaciones de salud graves y frente a lo cual es necesario tomar transitoriamente una medida para poder resolver la situación; o en situaciones de desamparos, entre otras.

Nuevos programas

En torno a la implementación de las políticas públicas del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia, a través del Servicio Zonal, en coordinación con el Local y la Dirección de Niñez y Adolescencia del Municipio, anticipó que el año próximo van a implementarse en Tandil tres nuevos programas, que se sumarán a los existentes y con los cuales se viene trabajando desde hace muchos años.

Detalló que uno de los convenios ya rubricados con el Municipio es el de “Familias Solidarias”, en el que se trabajará con algunas familias que se han acercado hasta el Servicio Zonal, han sido previamente evaluadas y cumplido con los requisitos que la Provincia establece, para que formen parte del proyecto y puedan tener a chicos con medidas de abrigo en ámbitos de familias solidarias.

Por otro lado contó que se rubricó un acuerdo con el Centro Educativo Terapéutico “El Andamio”, a cargo de Dina Bos, que surgió a partir de diferentes problemáticas que se empezaron a presentar en los servicios de chicos con diversas problemáticas y patologías que no podían ser abordadas en los Centros de Día tradicionales.

Y confirmó además que se firmará próximamente un convenio entre la Provincia y Municipio para implementar el proyecto “Operadores de Calle” con el objetivo de trabajar en la prevención en calle en los barrios de la ciudad.

Estimó respecto a este último que ya en enero estará en funcionamiento y, a partir de diciembre, adelantó que comenzarán con las capacitaciones a aquellas personas que ya se están evaluando para que puedan ser operadores de calle.

“Estos convenios se sumarán a los once que ya tenemos en prevención y los cuatro de protección”, resaltó Marino.

La planificación
de las políticas

Por otro lado, en relación a la planificación de políticas de niñez y adolescencia, la coordinadora del Servicio Zonal aclaró que se va realizando “en forma diaria” y de acuerdo a la necesidad puntual del momento.

Lo cierto es que, en los últimos días, la concejal del justicialismo Corina Alexander había hablado del tema y criticado la falta de políticas públicas a mediano y a largo plazo en la ciudad.

En tal sentido, Marino planteó que no se puede planificar y decir “vamos a trabajar en tal o en cual situación” porque se trata de una problemática que “va cambiando día a día y te va redireccionando tu trabajo”.

Por ejemplo, señaló que el proyecto de Operadores de Calle “no era una necesidad sentida tal vez hace dos o tres años y hoy sí lo es a partir de lo que está pasando en algunos barrios” y fue así como se pensó en trabajar en ese sentido para generar en Tandil otras opciones alternativas.

Porque si bien destacó el gran trabajo que se lleva adelante en los barrios, mediante los dispositivos vigentes en niñez, señaló que evidentemente esta franja en general de adolescentes queda afuera del alcance de las instituciones, por distintas razones, ya sea porque “al chico no le es atractivo o porque ya pasó por esa institución y no pudo engancharse con las actividades. Por eso –reiteró- lo vamos a trabajar con los operadores en el mismo lugar en donde están estos chicos”.

Remarcó que “de igual manera ocurrió con el resto de los programas que se fueron implementando, algunos de ellos con más de 17 años en funcionamiento en Tandil y que han sido creados a medida que se han ido visualizando las problemáticas”.

Las distintas
competencias

Por otro lado, sobre el grado de influencia de la creación de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia del Municipio, a cargo de Virginia Ramírez, en relación a la dinámica de trabajo, Marino resaltó que la nueva dependencia comunal es un nexo permanente para trabajar en la creación de programas y avanzar, al mismo tiempo, en nuevos convenios.

Detalló que tienen “una relación directa” con el Municipio y así ha sido “siempre”, al igual que con otros municipios y organizaciones. “Y, esta nueva dirección, lo que hace es abrirnos otro camino para pensar la niñez en Tandil”, dijo la coordinadora del Servicio Zonal.

Asimismo, aclaró que en conjunto con el Servicio Local trabajan en la promoción y protección de derechos, en el marco de la Ley 13298, y la Dirección de Niñez que se creó recientemente “no toma medidas de abrigo ni trabaja en el seguimiento de los casos”.

Otros proyectos

Por lo tanto, frente a lo que dijo la edil Alexander en relación al trabajo “artesanal” que lleva adelante la nueva dependencia municipal, Marino remarcó que no tiene ni un año de funcionamiento y, en consecuencia, hay que darle un tiempo real para su armado.

“No es que se generan espacios y ya se generan con toda una estructura de trabajo porque sería irreal. El espacio está y se van creando los dispositivos en función de lo que va surgiendo. La Dirección de Niñez no tiene un año y ya hemos estado con la directora en La Plata firmando y generando convenios para el 2017, que se van a firmar en 2017”, recalcó.

Indicó que por ejemplo se va a comenzar a trabajar con un proyecto del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia de Autonomía Joven, “orientado a jóvenes que están en hogares, que cumplen 17 años y van a egresar en forma autónoma, o para los que están en el Régimen Penal Juvenil y que a los 17-18 años dejan de cumplir una medida con el Centro de Referencia Penal Juvenil”.

Adelantó que se trabajará con ellos con una tutoría para que puedan ingresar en la autonomía joven. “Con esto comenzaremos a trabajar en 2017. Ya está pautado que Provincia y Municipio firmarán un convenio”, confirmó.
Además la coordinadora del Servicio Zonal anunció que traerán a Tandil también a través de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia del Municipio el Programa de Apoyo en la Crianza y Juego.

Indicó que “es un proyecto que lo trae el organismo provincial a la ciudad y con la dirección comunal estamos pensando en qué barrio lo aplicaremos primero. Por lo que hemos venido hablando sería La Movediza o Maggiori”.
Explicó que el programa tiene dos niveles de trabajo, por un lado, con los padres y, por el otro, con los niños a través del juego. “Proyecciones hay muchas”, finalizó.

“Trabajar para la
infancia no es algo visible”

Por otro lado, la coordinadora del Servicio Zonal planteó que hay desconocimiento de pensar que a los chicos “se los saca de la ciudad”. Explicó que cuando uno toma una medida de abrigo y piensa que el niño tiene que ser alojado en otro ámbito que no sea Tandil, tiene que ver con “situaciones particulares”.

“Por ejemplo, situaciones de adicciones. Hoy en Tandil tenemos dos chicos dentro de comunidades terapéuticas. Entonces, nosotros utilizamos los recursos que están conveniados con la Provincia, que están afuera y cerca, como por ejemplo, Mar del Plata u Olavarría. Y además para trabajar ese tipo de problemática incluso es mejor que el chico no esté en la ciudad”, fundamentó.

Remarcó que desde el Servicio Zonal se trabaja articuladamente con “todos, ya sea el Centro Provincial de Adicciones (CPA), con la Dirección de Salud Mental, con el Hospital de Niños y el Ramón Santamarina, la Comisaría de la Mujer, ONGs, áreas de Violencia, el Consejo Local de Niñez y Adolescencia, todos los ámbitos locales y municipales, el Juzgado de Familia, el Fuero Penal Juvenil. Sería imposible en todo el trabajo que hacemos, hacerlo aisladamente, porque humanamente no se puede”.
“Lo que ocurre –sostuvo Marino- es que trabajar para la infancia no es algo visible, es un trabajo muy lento, en el que se avanza y se retrocede permanentemente, pero no por falta de políticas, sino porque es una problemática muy sensible, donde uno no solamente trabaja con un niño, sino con muchos efectores y con una familia que, muchas veces, no está de acuerdo con los lineamientos de trabajo que se plantean”.

Porque explicó que hay familias que están inmersas en situaciones de violencia que “no pueden ver el mal que le están haciendo a sus hijos y el que se están haciendo a ellos mismos”.

Por lo tanto, Marino insistió en que no es un trabajo visible y aclaró que además no es algo que se mediatice por respeto a todos los chicos con los que se trabaja. “En el Servicio Zonal no vamos a salir a hablar de ninguna situación por respeto a ellos, si salen a los medios las situaciones es porque los propios padres los exponen”, dijo.

“Los equipos tienen
gran vocación de trabajo”

Por su parte, contó que hace 19 años que trabaja en niñez y “hay programas de más de 17 años de funcionamiento”. Garantizó que los equipos, tanto del servicio Zonal como el del Local, tienen mucha vocación de trabajo. “No es fácil el lugar”, afirmó.

Reconoció que “es un espacio de trabajo muy sensible, en el que todos los días uno tiene que trabajar con lo más doloroso, con situaciones en las que están expuestos los niños. Es muy doloroso para nosotros también”.

Por lo tanto, advirtió que es “muy delicado hablar sin conocimiento porque se está hablando de niños y los niños son los que más tenemos que cuidar. Y nosotros creo que tratamos de cuidarlos lo que más podemos. Seguramente falten cosas, muchas, pero estamos haciendo mucho. Nos capacitamos permanentemente y estamos todo el tiempo trabajando en equipo para cometer los menores errores posibles”.

“Siempre nuestros objetivos son
los máximos y vamos por más”

Al cierre, compartió los desafíos en materia de niñez y adolescencia para los meses próximos desde el organismo que coordina.

“Siempre nuestros objetivos como Servicio Zonal son los máximos. Siempre vamos por más. La verdad es que el Zonal tiene un equipo de excelencia, de gente que día a día está comprometida con la tarea”, rescató.

“Todos los días nosotros vamos a trabajar pensando en que es un trabajo duro, que nos duelen muchísimas cosas, pero que otras nos dan muchas satisfacciones, que el día de hoy pude darle a un pibe un lugar distinto o a una familia un espacio mejor para que esté”, manifestó Marino.

Por otro lado, insistió en que el abordaje que se realiza en la ciudad de una manera articulada con distintas instituciones de Tandil es integral, multisectorial, como así también interdisciplinario y poco cuantificable.

Admitió que “uno lo ve en los hechos y por el otro lado alguien puede decir: `pero tenés 7 mil intervenciones´. Y sí, en esas 7 mil intervenciones hay de todo. Medidas de abrigo, consultas, derivaciones”.

Los desafíos

Sobre los desafíos a futuro, destacó los proyectos con los que se trabajará en 2017 y que apuntan a mirar a la niñez desde el lado de la prevención, algo que aclaró que desde el Servicio Zonal lo vienen haciendo desde hace muchos años.

“Hace muchos años que creemos en la prevención, nos hemos formado así y es por eso que siempre hemos creado proyectos relacionados a prevenir y trabajar en los barrios. Y el desafío siempre será ése, el de apuntar a tener un nexo con el barrio, a trabajar con las instituciones barriales y llegar lo antes posible a las problemáticas”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario