El paro de los bancarios obtuvo en Tandil un nivel de acatamiento del 90 por ciento

El secretario general de la Asociación Bancaria en Tandil, Juan Manuel Carri, realizó un positivo balance de la medida de fuerza que llevó adelante el sector.

El Eco

Con un altísimo nivel de acatamiento en todo el país, ayer finalizó el paro de 48 horas de los trabajadores bancarios en rechazo a la oferta salarial realizada por las cámaras del sector que establece un incremento del 15 por ciento en tres cuotas. En Tandil, el secretario general de la Asociación Bancaria, Juan Manuel Carri, afirmó que la adhesión fue del 90 por ciento y realizó un positivo balance de la medida de fuerza.

Además, manifestó su esperanza de que en la próxima audiencia paritaria, convocada por la cartera laboral para hoy a las 13, las patronales adopten una posición racional para poder destrabar el conflicto.

En diálogo con El Eco de Tandil, el dirigente gremial detalló que “fue un paro que a nivel nacional tuvo un nivel de acatamiento del 90 por ciento y en nuestra seccional fue del 92 por ciento. Con lo cual, estuvo en sintonía con lo que ocurrió en todo el país”.

Sobre las razones de la medida de fuerza, confirmó que “es por el conflicto paritario que estamos teniendo, que se está dilatando en el tiempo y que lamentablemente lo estamos sufriendo los trabajadores. Estamos viviendo la incertidumbre y el dolor generado no solo por las patronales, sino también por el Ministerio de Trabajo, que se está burlando sistemáticamente de nosotros”.

Desde la Bancaria, aseguró que quieren llegar a un acuerdo, incluso manteniendo conversaciones por afuera de la cartera laboral con las cinco cámaras empresariales que nuclean a las patronales bancarias, ya que “lamentablemente al Ministerio de Trabajo no le interesa lo que está pasando hoy con los trabajadores”, criticó Carri.

La rentabilidad del sector

Si bien pidió disculpas a los clientes por los inconvenientes ocasionados con estas medidas de fuerza, aclaró que “nosotros no somos los generadores”.

Aseguró por su parte que no están dispuestos a ceder en la lucha por una mejora salarial, sobre todo, “teniendo en cuenta que quien tenemos enfrente como patronal, perdón por lo burdo, `la está levantando en pala´ porque el sector de mayor rentabilidad en la Argentina es el financiero”.

En efecto, consideró: “si nuestros patrones y el Ministerio de Trabajo realmente están preocupados para que haya una paz social entre los jubilados, los clientes y los trabajadores bancarios, tendrían que pagar lo que corresponde, pero hay intereses que lamentablemente nos escapan a nosotros”.

La próxima reunión

Seguidamente, el secretario general de la Bancaria en Tandil confirmó que este martes el gremio fue citado a una próxima reunión en el Ministerio de Trabajo, a concretarse hoy a las 13. “Por fin, después de casi 10 días, el ministerio emite un llamado. La verdad es que lo felicito. Podría haber evitado este malestar que estamos viviendo, tanto los trabajadores como los clientes, si lo hubiese hecho con anticipación”, manifestó.

De cara a la negociación de hoy, entonces, Carri deseó que “la reunión sea favorable para los trabajadores porque están en condición de pagar lo que corresponde”.

“Una falta de respeto”

Por último, recordó que hasta el momento desde la Bancaria acercaron tres propuestas que fueron rechazadas. “La primera fue replicar el mismo aumento salarial del año pasado; la segunda que el aumento salarial fuese en base a la canasta familiar, que en 2017 tuvo un incremento del 27 por ciento; y la tercera fue de un 18 por ciento con cláusula gatillo. A todas nos dijeron que no”, precisó.

Ante ello, marcó que la oferta de las cámaras empresariales fue “sistemáticamente del 9 por ciento. En muchos casos no se presentaron al Ministerio de Trabajo; en otros llegaron tarde a las negociaciones. Bueno, ahora esperemos llegar a un acuerdo. Y hay algo que es fundamental, no podemos pretender que el salario este año quede por debajo de la pauta de inflación, que este Gobierno habló de un 15 por ciento en un principio y el viernes pasado recalculó un 23”.

El dirigente gremial consideró entonces que “si ya el Gobierno se sincera, y lo lamento por los sindicatos que arreglaron por debajo de un 15, y siguen ofreciéndonos a los bancarios que somos un sector megarrentable un 15 por ciento en cuotas, que significa anualmente un 9,50 por ciento, es una falta de respeto total”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario